El equipo técnico del INYM brinda asesoramiento para recuperar yerbales afectados por eventos del clima 

Compartí esta noticia !

El equipo de 13 profesionales del Servicio de Extensión Yerbatero (SEY) del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) se encuentra abocado a brindar recomendaciones de prácticas para recuperar yerbales afectados por eventos extremos del clima, como la caída de granizo en distintos lugares de la zona productora.  

“Luego de un evento como una granizada, por ejemplo, lo primero que tenemos que hacer es observar el nivel de daño, qué estructura de las plantas, si solo las hojas o también los tallos superiores o basal, fueron dañados, y en función de eso determinar qué hacer para que esas plantas se recuperen”, expresó Pablo Herrera, del SEY, en contacto con productores de la zona centro. 

“A veces la intervención con las herramientas (serrucho o motosierra) tiene que ser inmediata, total o parcial, y a veces puede esperar, todo depende de la severidad del daño”, prosiguió. “Cuando el daño es severo, hay que evaluar la altura donde cortar con motosierra, eliminando toda la parte afectada”, agregó.  

Herrera explicó que “cuando la planta sufre este fenómeno, la caída de granizo, o cualquier otro daño, automáticamente recibe esa información y genera una reacción para sobrellevar la situación… Lo primero que va a hacer es brotar, pero si no quitamos lo dañado, va a brotar sobre lo dañado y no va a prosperar en el tiempo porque volverá a caer o posiblemente se enferme”. 

En la misma línea, las prácticas que el INYM recomienda realizar en los yerbales a lo largo de todo el año están focalizadas tanto a generar un buen rendimiento (aumento de hoja verde paulatino y sostenido en el tiempo) como a mitigar los efectos adversos del clima, entre los que cabe recordar la sequía presente en los años 2021 – 2022 y las actuales, intensas. lluvias, tormentas y granizos.  

Te puede Interesar  La Yerba Mate Argentina presente en ANUGA, la mayor feria de alimentos del mundo

Se trata prácticas para evitar la erosión y devolver la fertilidad al suelo (cubiertas verdes espontáneas e implantadas), optimizar el corte de la planta de yerba mate generando mejores rindes, retener el agua de lluvia en las chacras (construcción de camellones, pozos de decantación, curvas a nivel; y el empastado de caminos y cunetas), ir hacia un control biológico de plagas y la presencia de árboles nativos en la plantación de yerba mate para restablecer el ambiente natural,  con lo que disminuye el uso de productos químicos, se incrementa la presencia de aves e insectos que controlan plagas y se mitigan las lluvias, vientos intensos, heladas, y las altas temperaturas en verano. 

Los técnicos del INYM, junto a sus pares de instituciones como el INTA y el Ministerio del Agro, brindan jornadas de capacitación en las chacras.  

Quienes deseen información o contactarse para abordar estos temas, pueden hacerlo (de 7 a 14 horas) a través del siguiente teléfono: 3764 425273, interno 115 (Área Técnica del INYM). 

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin