El Gobierno denunció que “casi el 50%” de los comedores que recibían asistencia estatal no existen

Compartí esta noticia !

El Ministerio de Capital Humano, que conduce Sandra Pettovello, realizó una presentación en la Justicia. En una de las direcciones, hay un barrio privado.

El Gobierno nacional, a través del Ministerio de Capital Humano que lidera Sandra Pettovello, presentó una nueva denuncia penal ya que detectó que “casi el 50% de los comedores” a los que asistía la gestión anterior no existen.

La denuncia es por “incumplimiento a los deberes de funcionario público” y “fraude a la Administración Pública”. Durante la gestión de Alberto Fernández, el Ministerio de Desarrollo Social estuvo a cargo de Daniel Arroyo, Juan Zabaleta y Victoria Tolosa Paz.

De la totalidad de los comedores sólo se pudieron relevar la mitad 52,3%. El restante 47,7% no pudieron relevarse debido a que el 32% no funciona más como tal, el 25% de los datos de la preinscripción no coinciden con los reales (direcciones inexistentes, direcciones en las que no hay comedores/merenderos) y casi el 16%, en la dirección declarada nunca funcionó un comedor/merendero”, precisaron de acuerdo a las auditorías realizadas por el Ministerio.

En la denuncia, la Subsecretaría Legal de Capital Humano, a cargo de Leila Daniela Gianni, dio algunos nombres de comedores “inexistentes”: “Conquistando Sonrisas”, “Pequeños Gigantes de Quilmes”, “Cielos Abiertos”, “Luz de Luna de Pereyra”, “Esperanza”, “Los Peques de San Alberto” y “Luz y Esperanza”. Estos lugares, precisa el escrito, “no funcionan como tal”.

Mientras que el caso emblemático de la denuncia es el del supuesto comedor “Gauchito Gil” ya que al intentar constatar su existencia, se comprobó que “en su lugar en realidad hay un barrio privado”.

Te puede Interesar  Misiones Diseña lanza curso de colorimetría DaVinci Resolve

En tanto, en “Sol de Barrio” no fue posible localizar la dirección y los vecinos aseguran que allí nunca funcionó ningún comedor. 

Falta de controles

La denuncia plantea que “la falta de control sobre los miles de millones de pesos que el Estado Nacional invierte en que la población más vulnerable pueda comer no puede ser ‘rifada’ sin control so pena de permitir que se cometa uno de los peores de los pecados: que la comida no llegue a los que más las necesitan y que el Estado Nacional se convierta en un proveedor de alimentos para terceros espurios e inescrupulosos”.

De las auditorías ya realizadas por este Ministerio de Capital Humano surge que el Gobierno anterior no controló a los comedores matriculados durante los años de gestión de los programas sociales ‘Argentina contra el hambre’”, advirtieron desde la cartera de Pettovello.

Recalcaron que “sin perjuicio que el RENACOM (Registro Nacional de Comedores Comunitarios) es un ‘registro’, lo cierto es que el Estado Nacional debería haber controlado sistemáticamente a los comedores y merenderos durante los años en que estuvieron ‘matriculados’ pero nunca lo hizo, ya que no se verificaron actas labradas por los organismos estatales correspondientes a tal efecto”.

Nótese que los comedores y merenderos del RENACOM gestionan alimentos (por miles de millones de pesos) que provienen de diversos programas sociales, por lo que, sin lugar a duda, el Estado Nacional debería haber controlado en forma eficiente, lo que no ocurrió”, criticaron en la presentación judicial.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin