El impulso final de Powell contra la inflación en Estados Unidos

Por Catarina Saraiva de Bloomberg – Jackson Hole será el impulso final de Powell contra la inflación en EE.UU. Su discurso llega en un momento en el que los formuladores de políticas entran en lo que ha descrito como la fase más difícil de la lucha contra la inflación

Compartí esta noticia !

Por Catarina Saraiva de Bloomberg – Jackson Hole será el impulso final de Powell contra la inflación en EE.UU. Su discurso llega en un momento en el que los formuladores de políticas entran en lo que ha descrito como la fase más difícil de la lucha contra la inflación.

Se espera que el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, presente los pasos finales de la campaña del banco central para aplacar la inflación cuando hable el domingo en Jackson Hole, en el estado de Wyoming.

Si bien no es probable que el mensaje tenga el mismo nivel de drama que en años anteriores, el discurso en el simposio anual con banqueros centrales del mundo llega en un momento en el que los formuladores de políticas entran en lo que ha descrito como la fase más difícil de la lucha contra la inflación: calibrar cuánto más endurecimiento se necesita con poca certeza sobre el impacto de las medidas en la economía.

Hasta hace poco, el camino estaba claro: seguir aumentando las tasas para aplacar la inflación más alta de las últimas cuatro décadas. Ahora, a medida que los precios se enfrían, emergen desacuerdos sobre qué hacer en el futuro inmediato.

Es probable que Powell utilice su plataforma esta semana para esbozar cómo evaluará la Fed si las tasas deben subir y determinar cuándo es el momento de empezar a recortarlas.

PUBLICIDAD

La tasa de referencia de la Fed está ahora por encima de la inflacióndfd
Están cayendo las presiones inflacionariasLa tasa de referencia de la Fed está ahora por encima de la inflación

“Va a advertir contra la relajación demasiado pronto. Creo que ese va a ser un tema aquí”, dijo el ex vicepresidente de la Fed Donald Kohn. “Sería realmente útil para él explicar en detalle lo que entiende por dependencia de los datos, amortiguando la reacción muy fuerte de los mercados a cada dato”.

Powell tiene previsto pronunciar un discurso sobre las perspectivas el viernes a las 10:05 de la mañana, hora de Washington, en el marco del simposio anual de política económica de la Fed de Kansas City, que se celebra a la sombra de la cordillera Teton. La Presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, también intervendrá más tarde.

La reunión se produce en un momento en que los responsables de la política monetaria de todo el mundo siguen enfrentándose a tasas de inflación por encima de los objetivos y a elevadas probabilidades de recesión económica. El reto para el próximo año consistirá en equilibrar unos riesgos cada vez más ambivalentes, en su intento de controlar las presiones sobre los precios y evitar al mismo tiempo las recesiones.

Te puede Interesar  Muniagurria, el último empresario del río: "No hay que inventar nada, tenemos que copiar a los paraguayos"

Desde el famoso y contundente discurso de Powell en la conferencia del pasado agosto -breve y directo, hizo hincapié en la determinación del banco central de aplastar la inflación-, los funcionarios de la Fed han aumentado su tasa de referencia hasta un máximo de 22 años del 5,25% al 5,5%.

Hasta ahora, los indicadores de inflación han bajado sustancialmente con respecto a hace un año, y la economía ha dado pocas muestras de sufrir las consecuencias del endurecimiento de las condiciones monetarias. Pero los funcionarios de la Reserva Federal están cada vez más divididos en dos bandos a medida que el riesgo de inflación retrocede y aumentan otros riesgos económicos.

La política se retrasa

Una facción sostiene que la subida aún no ha calado plenamente en la economía, y teme que el endurecimiento de las condiciones crediticias tenga un impacto mayor del previsto. La reducción de los ahorros de la época de la pandemia y la reanudación de los pagos de los préstamos estudiantiles este otoño boreal podrían aumentar los vientos en contra.

Otros afirman que los retardos con los que la política monetaria se transmite a la actividad económica ya no son tan largos, y sostienen que gran parte del efecto de la subida de tasas ya se ha dejado sentir. También quieren ver pruebas más concretas de que la inflación está en camino de volver a su objetivo del 2%.

Lo que dice Bloomberg Economics…

“Dada la amplia gama de puntos de vista sobre el tema dentro de la Fed, esperamos que Powell promueva su estrategia favorita de gestión de riesgos – moviéndose lentamente. Con el fin de evaluar mejor cualquier estimación de la tasa neutral, el FOMC tendrá que esperar y observar – probablemente durante varias reuniones. “– Anna Wong, economista jefe de EE.UU.

A medida que los inversores han ido perdiendo certeza sobre lo que cabe esperar de la Reserva Federal, la volatilidad ha aumentado en las últimas semanas, y la suerte del mercado parece depender de cada nuevo dato económico.

Actualmente los mercados no esperan otra subida de tasas este año, según los contratos de futuros, aunque ven una mayor probabilidad de subida en la reunión de la Fed del 31 de octubre al 1 de noviembre que en su próxima reunión del 19 y 20 de septiembre.

Jackson Hole dará a Powell más espacio para centrarse en los componentes clave de su estrategia, incluyendo el enfoque de la Fed en algo más que los informes de inflación.

Te puede Interesar  Losada impulsa junto a empresarios la creación del comercio a Cielo Abierto

Esperamos que siga insistiendo en que la Fed dependerá de los datos y considerará la “totalidad” de los datos, manteniendo septiembre como una reunión viva”, dijeron economistas de Morgan Stanley dirigidos por Ellen Zentner en una reciente nota a clientes.

Tasa neutral

La resistencia de la economía frente a las rápidas subidas de tasas también ha avivado la especulación de que la llamada tasa neutral -en el que la política no estimula la economía ni la frena- podría ser más alta que antes de la pandemia. El rendimiento de los valores del Tesoro a 10 años subió esta semana hasta el 4,35% por primera vez desde 2007, lo que refleja las expectativas de que los tipos sigan subiendo.

Los inversores esperan que Powell se pronuncie el viernes. Pero los funcionarios de la Fed han adoptado en gran medida una visión agnóstica de la cuestión -sus últimas estimaciones publicadas en junio sugerían que pensaban que se mantenía sin cambios desde antes de la pandemia en el 2,5%- y es poco probable que Powell se desvíe de ese enfoque. “Honestamente, no sabemos” dónde está el tipo neutral, dijo a los legisladores en marzo.

En su primer discurso en Jackson Hole como presidente de la Fed, en 2018, hizo hincapié en la incertidumbre inherente en torno a las estimaciones de estas variables a largo plazo. Pero también subrayó que, en caso de acontecimientos tan nefastos como una crisis financiera o unas expectativas de inflación desancladas, la Fed tendría que “hacer lo que fuera necesario” para resolver el problema.

El año pasado, con la inflación en máximos de 40 años, el discurso de Powell adoptó este último enfoque. Este año, puede que haya llegado el momento de volver al escenario anterior.

“No hay forma de que el discurso de Powell sea tan estricto y claro esta vez, porque las perspectivas económicas son realmente más inciertas”, dijo Adam Posen, presidente del Instituto Peterson de Economía Internacional.

“La toma de decisiones de los bancos centrales en cierto sentido es más fácil cuando tienes una política equivocada, y tienes un largo camino para llegar a donde deberías estar”, dijo Posen. “Es más difícil cuando tienes que sortear estar cerca de la política correcta pero no seguro de estar ahí, y ahí es donde está la Fed ahora”.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin