Elon Musk ya decidió: Donald Trump puede volver a Twitter

El peor de los males para el Partido Demócrata está por suceder: Donald Trump podrá regresar a Twitter porque Elon Musk, el nuevo propietario, lo facilitará.

Elon Musk anunció que facilitará el regreso de Donald Trump de Twitter, acusando a la compañía de redes sociales de sesgo de izquierda que había agravado las divisiones políticas en EE. UU. Elon Musk es el nuevo propietario de Twitter, empresa a la que retirará de la cotización en Bolsa para reformarla antes de regresarla a la cotización.

“Creo que fue una decisión moralmente mala y una tontería en extremo”, dijo Musk sobre la prohibición de por vida de Trump, decisión por la que presionó el Partido Demócrata poco después de que una multitud republicana invadiera el edificio del Capitolio de EE. UU. el 06/01/2021.

Musk acordó comprar la plataforma de redes sociales por US$ 44.000 millones. Él dijo que la novedad no sucederá hoy ni mañana.

Obviamente, todavía no soy dueño de Twitter, así que esto no es algo que vaya a suceder definitivamente.

Los comentarios, realizados en una entrevista en la cumbre ‘Future of the Car’, de Financial Times, marcan una fuerte escalada de los ataques del director ejecutivo de Tesla a los intentos de Twitter de eliminar el discurso de odio y la información errónea.

“Prohibir a Trump de Twitter no acabó con la voz de Trump”, dijo Musk. “Lo amplificó entre la derecha. Es por eso que es moralmente incorrecto y completamente estúpido”.

En su primera entrevista desde que llegó a un acuerdo para comprar Twitter hace 2 semanas, el emprendedor más adinerado del mundo repitió afirmaciones de que estaba organizando la adquisición personal más grande jamás realizada de una empresa para ayudar a mejorar lo que llamó “la plaza pública menos mala” en línea.

Hasta ahora, Musk ha evitado tomar partido político en la lucha por las políticas de moderación de Twitter, a pesar de hacerse eco de muchas de las quejas de los políticos y comentaristas de derecha.

Pero ahora él se pronunció agresivamente contra lo que, según él, era un “fuerte sesgo de izquierda” en la empresa de redes sociales.

En lugar de cualquier sesgo intencional por parte de los trabajadores, la inclinación política de la plataforma probablemente fue consecuencia de la ubicación de su sede en San Francisco (California), agregó.

La inclinación política de Twitter “no genera confianza en otras partes de los Estados Unidos, y quizás también en otras partes del mundo”, dijo Musk. “Twitter debe ser mucho más imparcial”.

Musk ya criticó públicamente a los ejecutivos de la plataforma involucrados en algunas de las controvertidas decisiones de moderación de la compañía, lo que generó críticas de muchos expertos en redes sociales que afirman que no comprende las complejidades de evitar que el odio y la información errónea se apoderen de los sitios de redes sociales.

El jefe de Tesla dijo que aunque se oponía a las prohibiciones de por vida, todavía creía que era correcto suspender las cuentas de los usuarios a veces, o hacer que algunos de sus tweets fueran menos visibles para otros usuarios de Twitter.

Cuando se le preguntó si pensaba que esas tácticas deberían usarse para controlar los mensajes de Trump, señaló que el exPresidente había dicho que no volvería a Twitter sino que permanecería en su nuevo sitio, Truth Social, lo que significa que Twitter no había logrado silenciar la voz de Trump, quien entonces, de todos modos, sigue en las redes sociales, ¿cuál es el negocio de Twitter?

Musk reclamó el apoyo del cofundador de Twitter, Jack Dorsey, por su oposición a las prohibiciones de por vida.

Dorsey era CEO en el momento de la prohibición de Trump, pero a diferencia de Facebook, donde Mark Zuc kerberg tiene la última palabra sobre las sanciones contra usuarios destacados, las decisiones en Twitter están en gran medida en manos del grupo de confianza y seguridad de la empresa.

Musk descartó las preocupaciones sobre si su compra de Twitter lo distraería de Tesla, o si su asociación más cercana con la plataforma de redes sociales, donde sus controvertidos tuits a menudo han provocado fuertes respuestas, corría el riesgo de fracasar en su compañía de autos eléctricos.

“Podemos vender todos los autos que podemos fabricar”, dijo, y agregó que la compañía “probablemente” comenzaría a limitar la cantidad de pedidos que toma, o dejaría de aceptar pedidos que no se pueden cumplir dentro de un cierto período de tiempo. . Tesla ha dicho que algunos pedidos se extenderán hasta el próximo año.

“Incluso antes de que hubiera problemas en la cadena de suministro, la demanda de Tesla superaba la producción”, dijo Musk. “Así que ahora la demanda supera la producción en un grado ridículo”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password