Empresarios se resignan ante el pago del bono y aseguran que podrán afrontarlo en cuotas

Compartí esta noticia !

Desde la Cámara de Comercio de Posadas y la Confederación Económica de Misiones, admiten que será muy difícil el pago de una sola vez del bono de cinco mil pesos acordado por el gobierno nacional, empresas y gremios. “El gobierno nos obliga a tener que pagarlo”, se quejan.

Sigue generando opiniones encontradas el acuerdo al que se llegó por el pago del bono de cinco mil pesos para el sector privado entre el gobierno nacional, las cámaras empresarias y los gremios.

Carlos María Beigbeder, presidente de la Cámara de Comercio de Posadas, aseguró: “el gobierno nos obliga a tener que pagarlo, creo yo que no están dadas las condición económicas, hay un montón de comercios que han cerrado y esto no tiene indicadores de bonanza económica, al contrario, estamos pasando por un momento complicado, van a haber muchas empresas y comercios que lo van a pagar en cuotas porque no les queda otra alternativa. Sobre todo las empresas grandes que tienen muchos empleados”.

Por su parte, Alejandro Haene, presidente de la Confederación Económica de Misiones, también fue crítico al asegurar que la provincia es una de las pocas que sostuvo el empleo pero a costa de deudas con el Estado.

“Yo veo la situación como muy difícil. Hace 60 días salió el pago del bono obligatorio de cuatro mil pesos para el sector privado. Se están terminando de pagar esos cuatro mil y ahora vienen con este bono extra de cinco mil. Para que las Pymes puedan pagarlo debería ser en cinco cuotas de mil pesos. Misiones es una de las provincias en donde menos bajó el nivel de empleo privado, eso en base a qué, a priorizar el empleo por encima de el no pago de impuestos nacionales, pero esa es una mochila que se acumula y que en algún momento hay que pagarla, es decir acá no es paga Dios”.

Te puede Interesar  Llevan a cabo otro golpe al narcotráfico vinculado al operativo "Brujas Verdes"

El decreto para el pago del bono establece una “asignación no remunerativa para todos los trabajadores en relación de dependencia del sector privado que ascenderá a la suma de $5.000, la cual se abonará en octubre de 2019, o en los plazos, cuotas o condiciones que establezcan las partes signatarias de los convenios colectivos”. Es decir que las empresas deberán pagar este bono para todos los empleados, no sólo los que se encuentran bajo convenio colectivo, pero da la posibilidad de que en los sectores más complicados puedan negociar con sus respectivos sindicatos la forma de pago. Según dijeron fuentes de la Cámara Argentina de Comercio (CAC), si bien el pago de la compensación será obligatoria, “fue un logro incorporar la posibilidad de poder discutirlo en el marco de la paritaria”.

El artículo 2º del decreto establece que si la jornada laboral es reducida, la compensación salarial será proporcional a esa cantidad de horas trabajadas.

El 3º, en tanto, plantea que la suma de $5.000 se compensará en las próximas revisiones salariales y que los empleadores que hubieran otorgado unilateralmente un bono luego del 12 de agosto (es decir, a raíz del impacto devaluatorio) podrán ser compensados.

Por último, el artículo 4º afirma que están excluidos de esta compensación los trabajadores del sector público nacional, provincial y municipal, así como también los del sector agrario y los de casas particulares, es decir, el personal doméstico.

About The Author

Compartí esta noticia !

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin