En energía las imprecisiones solo aportan confusión

A propósito de las expresiones de la abogada ambiental, presidenta de CAMCA

El tema energético posee complejidades técnicas propias, que es imprescindible conocer con propiedad y fundamentos, sin lo cual es imposible analizar y menos aun emitir opiniones coherentes y que no terminen abonando a las confusiones, cuando no a inducir gruesos errores de apreciación y diagnóstico. 

Hace al tema analizar las opiniones difundidas por una abogada, definida como especialista en derecho ambiental, difundidas en el programa conducido por la periodista Sonia Weisheim en la señal de cable Canal 6, de Misiones. 

Dicho con todo respeto, conocer acerca del derecho ambiental no implica ser especialista en Energía, temática con muchas complejidades y características técnicas propias, y si se las desconoce, las opiniones que se viertan pueden ser muy erróneas.

Por supuesto no se duda de la buena fe de la entrevistada, pero sus expresiones están en las antípodas de una experta en Energía. Se analizan seguidamente los múltiples tópicos que abordó la abogada ambiental (en adelante: a.a.). 

• Cita como ente referencial al Consejo Mundial de la Energía -CMC- (World Energy Council), mencionando ser del Comité Argentino del CMC. Parece no tener en cuenta que esos entes supranacionales casi nunca son neutros ni totalmente apegados a lo técnico, siguiendo por lo general “hojas de ruta” dictadas por los grandes centros del poder mundial (como el Bloque Atlantista). Y los intereses reales de esos bloques por lo general son diferentes a los Intereses Nacionales, como los de Argentina, y más aun, suelen ser contrapuestos. 

• Tampoco mencionó y parece desconocer que el tema ambiental, usualmente exacerbado, es herramienta geopolítica de esos mega bloques de poder, para impedir el desarrollo de naciones excluidas del grupo “selecto” de los detentadores del poder; todo eso funcional a mantener la hegemonía del Poder Mundial y seguir disponiendo de fácil y muy barato acceso a materias primas y otros insumos estratégicos. 

• La a.a. citó reiteradamente el concepto de “energía sustentable”, muy en boga y habitualmente utilizado para promover energías falsamente presentadas como “limpias”, principalmente las muy poco eficientes y nada económicas energías solar y eólica. Omitió señalar los serios problemas técnicos que causan las intermitencias que adolecen esas energías. Tampoco citó los costos reales de esas energías, las que en los hechos son mantenidas en base a diferentes subsidios y otras ventajas prebendarias (como el despacho preferencial de sus energías, sin importar el costo de las mismas). Todo eso forma parte de un combo, cuidadosamente ocultado por los promotores. 

• Exalta el rol de la energía fotovoltaica, claramente desconociendo las insalvables limitaciones técnicas por sus intermitencias (por lluvia o nubosidad, ambos fenómenos muy frecuentes en Misiones), por solo poder entregar su potencia nominal en el entorno del mediodía, y por no generar nada desde el oscurecer, precisamente el horario del pico de consumo. Tampoco menciona la corta vida útil de los paneles, ni el costo real de esa energía por kWh (dato este último cuidadosamente ocultado por los promotores de esa energía). 

• Parece desconocer que los paneles solares utilizan tierras raras, cuyas extracciones tienen un considerable costo ambiental, además que algunas de ellas serían de elevada toxicidad, transmitida al entorno en casos de roturas o al fin de sus cortas vidas útiles.

• Menciona el supuesto “gran ejemplo” de Alemania en lo referente a las fotovoltaicas, desconociendo que la actual severísima crisis energética que asola a la Unión Europea, es la más cabal prueba del fracaso rotundo de las “renovables” eólicas y solares, energías que por sus intermitencias y otras limitaciones, son absolutamente inútiles para reemplazar al gas natural y a la energía nuclear, esta última desechada como política energética en base a las presiones y falsedades conceptuales groseras de los verdes y otros extremistas del ambientalismo. 

• También la a.a. evidencia desconocer la realidad geopolítica mundial, pues insólitamente afirmó que “la guerra de Ucrania es consecuencia de la crisis energética”, siendo en realidad exactamente al revés. 

• Deslizó la habitual opinión ultra ambientalista opuesta al fracking, tecnología en base a la cual vamos en claro rumbo de pasar del rol de importadores de hidrocarburos, a autoabastecernos y a ser exportadores. O sea que los extremistas del ambientalismo operaron y operan para impedir nuestro autoabastecimiento energético. 

• En la misma línea de pensamiento, omitió el accionar del ecologismo cavernario (“primo hermano” del ambientalismo), que en realidad actúa como factor de presión para impedir obras y acciones estratégicas que concretadas nos conducen al desarrollo. Ese “ambientalismo” operó contra las construcciones de las dos hidroeléctricas en Santa Cruz y de la central carbonífera de Río Turbio (esenciales para el extremo sur continental, proveyendo energía de base y creando polos de desarrollo); contra el puente Rosario – Victoria (con infantiles argumentos de terrorismo ambiental); contra la exploración y explotación petrolífera en el Mar Argentino, con mentirosos argumentos, funcionales a los designios británicos (que nos quieren pobres y subdesarrollados); ferozmente contra ese gran factor de desarrollo tecnológico, que es el Sector Nuclear Argentino; contra la Hidroeléctrica Urugua-Í, omitiendo que esa gran obra fue la que nos sacó del cáncer económico y ambiental de la termogeneración, y es la que provee la energía más económica y limpia que dispone Misiones, y que fue la que nos salvó del corte masivo de electricidad ocasionado por la desidia para invertir en reparaciones durante el macrismo. 

• En idéntica postura desliza sutiles (o no tanto) habituales críticas del ultra ecologismo contra la mega central hidroeléctrica de Yacyretá, omitiendo los múltiples beneficios que son consecuencia de la misma: lazo de unión con Paraguay; principal generadora eléctrica de Argentina; enorme ahorro de combustibles y de la vinculada polución de la generación termoeléctrica que hubiésemos tenido que montar para reemplazarla; facilidades para la navegación; y -saliendo del corset neoliberal impedidor de obras-, los notables avances urbanísticos financiados por la EBY en Posadas, Encarnación y otras localidades en ambas márgenes, además de haber terminado con el recurrente flagelo de las inundaciones. ¿Viviendo acá, donde esos notables avances son palpables, como los puede omitir? 

• En referencia a las grandes hidroeléctricas, mencionó -conceptualmente- que Brasil cuenta con “Itaipú y otra gran hidroeléctrica, aguas arriba”. ¡La experta ambiental debería informarse mejor y de buenas fuentes; en la Cuenca Del Plata Brasil tiene construidas más de medio centenar de grandes hidroeléctricas, la mayor de ellas en sociedad con Paraguay! 

• Exalta el rol de las usinas de biomasa y afirma que es “energía limpia”. Bienvenidas esas usinas, de las que solo tenemos una, de modestos 30 MW, valiosos en su entorno, pero poco relevantes ante el previsible fuerte incremento de la demanda eléctrica provincial, la cual tiende a duplicarse en cada década. Si se pensara en montar 20 usinas más de biomasa y de ese rango de potencia, sería al menos complicado abastecerlas de residuos maderables en calidad y cantidad necesarios. Y ese tipo de usinas provoca contaminaciones en el proceso de combustión, a lo cual se deben adicionar los muchos costos ambientales de la logística, con camiones y máquinas operando para abastecerlas con sus combustibles maderables. La a.a. omite o no sabe todo eso. 

• Desconociendo claramente el rotundo fracaso que fue el plan de microcentrales hidroeléctricas, por una elemental cuestión de escala (de tan pequeñas no podían autosolventar sus costos operativos), la experta ambiental alaba y las promueve, en base a saber que en el entorno de Oberá funcionan dos. De tan pequeñas que son, pueden ser una solución para una familia rural, o poco más, pero eso “no mueve la aguja” en el contexto de la mega demanda de Potencia y Energía Eléctrica provincial. 

• Menciona las supuestas ventajas personales de tener paneles fotovoltaicos en las casas, para vender el excedente de energía de día (omitió decir que “siempre que no llueva o esté nublado”), y comprar de noche a la red. Pero omitió analizar que si la red eléctrica se basara en generación solar (o hipotéticamente en eólica), se deberá volver a caer en la dependencia de usinas termoeléctricas en base a petróleo, para estabilizar el voltaje y para cubrir los baches de generación, lo cual además de muy costoso por kWh, es muy contaminante. Eso pasa a ser ambientalismo de pacotilla.

• Pese a demostrar su desconocimiento en el tema energético (el cual requiere conocimientos técnicos y clara visión estratégica), la a.a. deslizó que ella y su grupo quisieran ser referentes para asesorar a personas interesadas en el tema. Eso es un contrasentido insalvable, pues demostró no saber del tema. 

Siguiendo las prédicas de las Potencias Atlantistas, que como ya no tienen ríos donde seguir construyendo nuevas hidroeléctricas, ahora las denostan, los “predicadores” locales de ese ultra ambientalismo semi encubierto, excluyen de todo análisis a las hidroeléctricas, apelando a las demonizaciones del terrorismo ultraecologista. Con esa negativa postura energética, se siguen postergando las grandes hidroeléctricas binacionales ya estudiadas para nuestra región, y aparentemente no se desarrollan acciones para recuperar los ocho proyectos hidroeléctricos de mediana potencia, que en su momento fueron desarrollados por nuestra provincia, siendo hoy aparentemente inhallables esos valiosos estudios, que bien podrían hacer sus factibles aportes para generar energía limpia y tener reservorios de agua, muy importantes en épocas de nuestras recurrentes sequías. 

Y a nivel nacional, las presiones del Sector Atlantista, demoran la necesaria construcción de la Cuarta Gran Central Nuclear, la cual tiene financiación y apoyo tecnológico de China; y algo similar ocurre con otros importantes proyectos en carpeta, que en su momento contaban con concretos ofrecimientos de financiación y respaldos de China y Rusia. 

En ese contexto, los ambientalistas y ultra ecologistas, con libretos dictados desde Gran Bretaña y sus socios estratégicos, festejan la paralización de nuestro Plan Nuclear. 

Cito el acceso al reportaje a la citada ambientalista: https://youtu.be/EkriZVCBwvg 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password