En mayo, el Sector Público Nacional registró un déficit primario de $162.412 millones

El Sector Público Nacional registró en mayo un déficit primario de $162.411,7 millones. El pago de intereses de la deuda pública, neto de pagos intra-sector público, fue de $80.020,8 millones, resultando en un déficit financiero de $242.432,5 millones.

En el período de referencia, los ingresos totales del SPN ascendieron a $1.128.630,3 millones (+58,7% i.a.). Este guarismo se ve afectado por la alta base de comparación del mes de mayo 2021, periodo en el que se recaudaron $80.032,2 millones en concepto del Aporte Solidario y Extraordinario para ayudar a morigerar los efectos de la pandemia. Sin considerar el mencionado recurso, dicha variación asciende a +78,7% i.a. Los ingresos tributarios alcanzaron los $1.003.508,5 millones (+76,1% i.a.), motorizados principalmente por la dinámica de los tributos referidos a la actividad económica y a la Seguridad Social.

Por un lado, contribuyeron tributos como Ganancias (+$82.510,6 millones; +110,0% i.a.), Débitos y Créditos (+$42.583,5 millones; +88,6% i.a.) y Bienes Personales (+$2.041,8 millones; +96,5% i.a.). En particular, el Impuesto a las Ganancias se vio impulsado producto del vencimiento de Declaraciones Juradas de Sociedades con cierre en diciembre 2021, reflejando la recuperación económica durante ese ejercicio. Por su parte, los tributos de comercio exterior muestran un incremento de +$42.416,8 millones. Dentro de este grupo, los Derechos de Importación crecieron en un +72,0% i.a., producto del crecimiento de la actividad económica, mientras que los Derechos de Exportación se incrementaron en +31,1% i.a.

Además, los Aportes y Contribuciones a la Seguridad Social evidenciaron una suba de +$133.853,6 millones (+75,9% i.a.) como consecuencia del incremento del salario medio tras los distintos acuerdos paritarios y del crecimiento del empleo registrado. Cabe mencionar que estos ingresos se encuentran disminuidos por las exenciones para aliviar la carga tributaria al sector de la Salud, los sectores críticos del programa REPRO II y las provincias del Norte Grande.

Por otro lado, las rentas de la propiedad se incrementaron en +$44.898,0 millones, valor que contempla el crecimiento de las relacionadas con emisiones primarias del Tesoro (+$17.840,6 millones). A los fines de los objetivos de política contenidos en el programa económico consistentes con una meta de déficit primario de 2,5% del PIB, se estableció un límite anual para el cómputo de los ingresos provenientes de las rentas de la propiedad vinculadas a las emisiones primarias de títulos públicos equivalente al 0,3% del PBI. De esta forma, el déficit primario que contempla dicho límite ascendió en mayo a $191.528,0 millones.

El impacto del conflicto bélico en Ucrania incrementó estacionalmente los precios de los alimentos y de la energía a nivel internacional. Dichos aumentos requirieron medidas de carácter transitorio que impulsaron la expansión del gasto primario en lo que va del año. Así, para el periodo enero – mayo el gasto primario del Sector Público Nacional presentó una suba de +78,2% i.a. respecto al mismo periodo del año anterior. Si se excluyeran las medidas extraordinarias asociadas al Refuerzo de Ingresos registrado en el mes de mayo, la variación antes mencionada para el periodo enero – mayo descendería a +74,2% i.a, señal que muestra una moderación del crecimiento del gasto primario respecto a lo evidenciado el mes anterior.

Las transferencias corrientes alcanzaron los $515.569,7 millones (+94,8% i.a.). Aquellas correspondientes al sector privado presentaron un crecimiento de +$215.134,9 millones (+102,0% i.a.). Se destaca el pago transitorio del refuerzo de ingresos a personas jubiladas y/o pensionadas y a sectores vulnerables para morigerar los efectos adversos del contexto internacional sobre las familias, el cual ascendió a un total aproximado de $125.000 millones. Asimismo, se registró un crecimiento en los pagos correspondientes a las Asignaciones Familiares (+$22.078,4 millones), impulsados por el otorgamiento del complemento mensual dispuesto por el decreto N°719/21, y a la Asignación Universal para Protección Social (+$11.484,9 millones). Por su parte, contribuyeron los incrementos de Políticas Alimentarias (+$9.681,9 millones) por el aumento de la prestación Alimentar en un 50% dispuesto en abril, y del programa Potenciar Trabajo (+$19.347,4 millones), producto de la del incremento del Salario Mínimo Vital y Móvil (alcanza los $38.940 en el mes de mayo). Al mismo tiempo, se observaron aumentos en las transferencias destinadas a los programas ACOMPAÑAR (+$2.883,6 millones), becas PROGRESAR (+$4.875,1 millones), Asistencia a Agentes del Seguro de Salud (+$3.823,8 millones) y Atención Medica a beneficiarios de Pensiones no Contributivas de ANDIS (+$2.872,2 millones). Por su parte, los subsidios energéticos se incrementaron en +$50.017,7 millones.

Las transferencias corrientes al sector público arrojaron una variación de +$36.138,4 millones (+69,3% i.a.), destacándose las transferencias con destino a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires por el cumplimiento de lo estipulado en la Ley Nº 27.606 y a la provincia de Buenos Aires en concepto del Fondo del Fortalecimiento Fiscal dispuesto en la Resolución 524/2020. Asimismo, se registraron aumentos en las transferencias a Gobiernos Provinciales por parte del Ministerio de Educación en el marco del FONID (+$4.510,8 millones). Además, las transferencias a Universidades se incrementaron en +$13.969,7 millones en virtud de los acuerdos salariales vigentes.

Las prestaciones de la seguridad social ascendieron a $425.298,5 millones (+65,5% i.a). Esta dinámica se explica por el impacto de la fórmula de movilidad vigente (Ley N° 27.609), que arroja incrementos conforme crece la economía y se recupera la recaudación y los salarios. En el mismo sentido, las remuneraciones registraron una variación de +79,3% i.a. producto de los incrementos otorgados en el marco de los acuerdos salariales alcanzados. En cuanto al gasto en bienes y servicios, este registró una suba de +$16.814,7 millones (+67,6% i.a.), en parte, asociada al Censo Nacional de Población y Vivienda, al mejoramiento de la calidad educativa y formación tecnológica, y a la compra de vacunas.

Finalmente, el gasto de capital registró una suba de +$37.928,7 millones (+84,7% i.a.) respecto al año anterior. Por un lado, se evidenció un incremento de la Inversión Real Directa en +85,4% i.a., de los cuales +$13.318,1 millones corresponden a erogaciones realizadas por AySA y empresas públicas del sector transporte, +$1.387,6 millones a inversiones realizadas por el Fondo Fiduciario Pro.Cre.Ar, +$1.861,9 millones por el Ministerio de Educación enmarcadas en el Plan Federal Juana Manso y +$1.239,2 millones por la Comisión Nacional de Energía Atómica destinadas a desarrollo y suministros para la energía nuclear. A su vez, las Transferencias de Capital se incrementaron en +$16.405,6 millones (+90,2% i.a.), destacándose las transferencias a provincias por parte del Fondo Fiduciario para la Vivienda Social (+$13.602,0 millones) y las ejecutadas por el Ministerio de Obras Públicas (+$2.135,1 millones) para el desarrollo de infraestructura hídrica.

A la luz de dispuesto por el Decreto de Necesidad y Urgencia N° 331/2022 que actualizó el Presupuesto Vigente de la Administración Pública Nacional, el Poder Ejecutivo Nacional instrumentará a partir del mes de junio, las acciones y gestiones necesarias para alcanzar el déficit fiscal primario anual de 2,5% del PBI para el Sector Público Nacional previsto en su Programa Económico. Ello así a efectos de contribuir decididamente a un mejoramiento de la consistencia macroeconómica, necesario para mejorar el perfil de acumulación de reservas internacionales y así dotar al Estado de mayor fortaleza para cumplir su rol en pos del desarrollo económico y social.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password