Energía: temas clave a resolver para el desarrollo nacional

Se sintetizan diversos temas de prioritaria resolución favorable a los Intereses Nacionales, cuyas dilaciones o no concreciones, o decisiones negativas, perjudicarán el desarrollo y en varios casos deteriorarán los principios de Soberanía Nacional. Muchas de estas iniciativas, fueron paralizadas por el gobierno neoliberal precedente, el cual claramente buscó de mínima retrotraernos al país – estancia del siglo XIX, y de máxima empujarnos a la disolución nacional. 

• Deben enfatizarse los fuertes apoyos al Plan Nuclear, terminándose las dilaciones para comenzar Atucha 3, con financiación china, no sometiéndonos a las presiones de EEUU, que pretenden condicionarnos cuan colonia dócil y amorfa. También se debe apoyar fuertemente el Proyecto Carem, central nuclear modular de tecnología nacional; y se debe poner nuevamente en funcionamiento la Planta Industrial de Agua Pesada, -la mayor del mundo-, paralizada amañadamente por el macrismo buscando su desguace, en otra operación para primarizar y destruir nuestra economía. Es un insumo estratégico muy importante, que abastecía todas las necesidades nacionales y se exportaba, y que ahora debemos importar. 

• Tenemos capacidades técnicas para construir más centrales nucleares, debiéndose enfatizar que en 2015 se había comenzado Atucha 3, y estaban en proceso de análisis avanzado dos centrales más, con financiaciones china y rusa, según los Acuerdos Estratégicos firmados con ambas potencias, todo desactivado por el neoliberalismo, subordinado a los designios de las potencias anglosajonas. 

• Además de frenar el Plan Nuclear, en varias notas publicadas en Página 12 y en Agencia Paco Urondo, claramente se acusó a Gustavo Béliz (funcionario de alto rango del actual gobierno), de paralizar diversos proyectos muy importantes para el desarrollo argentino, mostrando al exministro del menemato como muy permeable a las “indicaciones” dictadas por personeros de EEUU. Además de frenar Atucha 3, lo mismo sucede con las hidroeléctricas en el río Santa Cruz; Chihuido 1 (hidroeléctrica necesaria no solo para generar energía, sino también para evitar daños por crecientes en el Complejo Hidroeléctrico Cerros Colorados), una gran central termoeléctrica a gas y otros proyectos importantes. Esa parsimonia en poner en marcha esas obras, es similar a la extrema lentitud demostrada por el Ejecutivo Nacional para remover -a casi dos años de gobierno o más- , a funcionarios vinculados al neoliberalismo, en la Comisión Nacional de Energía Atómica y en la Entidad Binacional Yacyretá, según diversos trascendidos de públicas, pero acotadas divulgaciones; y no serían los únicos casos de funcionarios designados, de clara orientación neoliberal (léase antinacional), como por caso el principal asesor energético del nefasto Domingo Cavallo, el ultra privatizador Ing. Carlos Manuel Bastos, quien fuera el personero local de la quebrada empresa norteamericana Enron (que planificaba quedarse con todos los sistemas eléctricos de Íbero América), quien con semejantes antecedentes, fue puesto en un cargo relevante del manejo de gas en el actual gobierno nacional. Designación que no tiene justificación alguna. Mempo Giardinelli, analista chaqueño, fue muy explícito respecto a la nocividad antinacional del sujeto citado. 

• Cuesta entender la marginación total a la que se sumió a casi todos los grandes proyectos hidroeléctricos, obras capaces de generar energía limpia, abundante, de calidad (aptas como bases del sistema eléctrico) y económica, pese a que se declara prestar atención al cuidado medioambiental. Son obras que una vez concretadas tienen múltiples efectos positivos (mitigación o control de crecientes; facilidades a la navegación, reservorios de agua para consumos humano, agrícola ganadero e industrial; pasar a ser nuevos atractivos turísticos; facilitar las integraciones regionales, etc.); además fortalecer el Sistema Eléctrico Nacional. Caben mencionar al respecto, los grandes proyectos de Corpus, Panambí, Garabí, Paraná Medio (todos ellos en la Cuenca Del Plata), como otros en diversos puntos de nuestra dilatada geografía. 

• Tampoco se entiende la total sumisión que parece imperar, respecto a “mandatos” del Acuerdo de París, que impulsa en forma imperativa energías de muy baja calidad (son intermitentes), costosas, e inútiles como energías de base, además de falsamente “limpias”, y de muy cortas vidas útiles, como lo son las “renovables sesgadas” eólicas y solares. Nunca se informa cuáles son sus costos reales por kWh, cuanto nos cuestan en forma de muy onerosos subsidios de todo tipo, además de otras ventajas prebendarias (como la prioridad para la venta de energía, sin importar que sean más costosas que otras fuentes disponibles). Los intereses creados en torno a eólicas y solares, presionan para dictar leyes con potencialidades lesivas a los Intereses Nacionales, y tienen diversos medios de presiones mediáticas, contando a su favor con los pocos o nulos conocimientos que del complejo tema energético demuestran poseer muchos periodistas, otros influyentes en la opinión pública, y personas con poder de decisión. 

• Enhorabuena que el mega yacimiento no convencional de Vaca Muerta esté produciendo crecientes volúmenes de petróleo y gas (cabe recordar que como en muchas otras iniciativas positivas, las ONGs ultra ecologistas intentaron frenarlo y demonizarlo). A eso se le suma el nuevo Gasoducto Néstor Kirchner, en construcción con financiación china, el que permitirá ampliar el abastecimiento al territorio nacional y exportar, tanto a países vecinos, como a otros mercados mediante buques metaneros. Pero es una burla al federalismo, que se dilaten (algunos tecnócratas portuarios incluso pretenden anular) las extensiones del GasNEA, para que llegue el vital insumo a todo Corrientes y a la postergada Misiones. 

• Respecto a las planificadas crecientes exportaciones de gas, no se entiende que no se impulsen fuertemente las exportaciones de gas con mayor valor agregado, como por caso fertilizantes, para lo cual se necesitan concretar nuevos polos petroquímicos, los cuales tienen gran efecto multiplicador. Lo ideal sería que se levanten fuera del núcleo industrial de la Pampa Húmeda, fomentando el desarrollo de otras regiones de Argentina. 

• No se entiende porque no se vuelve a impulsar la producción de biocombustibles, si en los doce años de heterodoxia económica 2003 – 2015, se pasó de bajos volúmenes de producción, a posicionarnos como uno de los grandes elaboradores mundiales. Menos se entiende eso, en el contexto actual de encarecimiento mundial del petróleo y derivados, en el que internamente escasean combustibles, por lo que será necesario importar gas oil, a muy altos precios. La cadena de elaboración de biocombustibles está casi toda fuera de las provincias petroleras, ampliando geográficamente las áreas productivas de combustibles, y su efecto multiplicador es importante. 

• En Energía, el nodo central de las acciones parece puesto en el sur, y cabe decir enfáticamente, que el norte también existe… 

• Antes que los neoliberales fueran forzando las aplicaciones de sus lesivas medidas económicas, hasta comienzos de los ’70, los combustibles para automotores tenían precio uniforme en todo el país. 

Es sin duda una iniciativa de profundo federalismo, volver a los precios uniformes, con lo que se eliminará el “impuesto a la distancia” que implican los precios crecientes cuanto más alejados nos encontremos del centralismo portuario egoísta y unitario, y del núcleo del desarrollo de la Pampa Húmeda, el único sector geográfico que parece importar a la retrógrada oligarquía, excluyente y carente de patriotismo real. 

El tema no se agota, y se sabe que “los profetas del odio” (al decir de Jauretche), repetirán sus consabidas muletillas en contra de medidas de desarrollo e inclusión geográfica y social, como las acá expuestas. ¡Pero para personas de bien, con convicciones y patriotismo, se conciben las grandes iniciativas, que los mediocres siempre atacan, y desde sus excluyentes visiones, detestan! 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password