Gauto, subsecretario forestal: “Misiones no le cierra la puerta a otra industria pastera, pero pone condiciones”

Después de 10 años de congelamiento por el conflicto con Botnia, los grandes capitales forestales –especialmente vinculados a la producción de pasta celulósica-  están volviendo a mirar a la Argentina y en especial al millón de hectáreas de bosques cultivados que suman Misiones y Corrientes, listos para cosechar.

Toda esa masa forestal hoy no cuentan con demanda suficiente en el mercado como para asegurar la colocación y apuntalar los precios.

Hace 10 días los ejecutivos top de las multinacionales se reunieron en un seminario forestal en Buenos Aires para anunciar que querían invertir y que hay lugar “para 2 o 3 plantas de pasta celulósica” en el país. Fue el relanzamiento de un sector después de más de una década. Mientras en la Argentina las inversiones se mantuvieron al mínimo, Uruguay, Brasil y Chile no pararon de crecer en este rubro con modernas plantas.

Cabe aclarar que, entre la media docena de jugadores que dominan este negocio en el mundo están dos grupos chilenos (CMPC dueña en Misiones de Bosques del Plata y Arauco, controlante de la ex Alto Paraná) y los brasileños Suzano, Fibria y Eldorado.

¿Cuál es la posición oficial de Misiones sobre las mega-inversiones forestales? ¿Misiones quiere otra planta de pasta celulósica del estilo de Arauco Argentina (ex Alto Paraná)? ¿Cuáles son los pros y cuáles son los contras de este tipo de inversiones?

Hace años que Juan Gauto es el funcionario clave del gobierno misionero para el sector forestal. Una de las dos actividades productivas más importantes de Misiones junto a la yerba mate. En una entrevista con Economis, Gauto desgranó los pros y contras de una nueva pastera y dejó bien en claro que la provincia necesita inversiones para desarrollar al sector, pero también, que cuidará a su gente “con un enfoque misionerista”.

“Misiones no le cierre la puerta a una nueva industria de pasta celulósica, pero pone sus condiciones”, afirma Gauto, en una extensa charla en la redacción de Economis.

¿Cuáles son esas condiciones? “No nos interesa que venga una empresa de grandes capitales a comprar grandes extensiones de tierras (como sucedió con Arauco que hoy suma 255.000 hectáreas), porque desplazaría a nuestros pequeños productores, los obligaría a vender sus chacras para irse a las ciudades y no queremos eso”, señaló el subsecretario de Desarrollo Forestal.

En cambio, Gauto propone que los grandes capitales de la celulosa vengan a asociarse con “los productores forestales locales”.

“La Argentina cuenta con varias normas que protegen la propiedad de los inversores y les permiten asociarse con un grupo de forestales medianos y chicos”, señala Gauto.

El funcionario explicó que “Corrientes ya casi tiene cerrado la instalación de una fábrica de pasta celulósica, cerca de Ituzaingó, aunque todavía no entiendo la disposición porque el puerto queda río abajo, en Itaí Baté”.

“Nosotros tenemos el puerto de Posadas que está próximo a comenzar a funcionar”, señaló.

“De todas formas, Misiones no sólo quiere inversiones en una fábrica de pasta celulósica sino que apuesta aún con más énfasis en la transformación física, es decir, aserraderos, aserraderos, fábricas de tableros, de muebles y casas”, explicó Gauto.

Cuáles son los pros y los contras de una nueva planta de celulosa

Según Gauto, las grandes ventajas son el empleo, no tanto el directo sino el indirecto. “Además del empleo directo que no es tanto, porque en relación a la inversión un puesto de trabajo sale mucho dinero. Pero mueve mucho la economía, la provisión del bosque, servicios a la planta de metalurgia, sistemas eléctricos y otros servicios, como transporte”, señaló.

La otra gran ventaja, por lo que a la provincia le serviría una inversión de este tipo es porque absorbería el excedente forestal que hoy tiene la provincia.

“Nosotros tenemos un excedente forestal de 5 millones de toneladas al año”, explicó Gauto.

El excedente forestal es lo que cada año está listo para cosechar pero no puede ser absorbido por el mercado (plantas de pasta celulósica, aserraderos, biomasa, etc.). De la producción forestal de Misiones, el mercado está absorbiendo unos 5 millones de toneladas pero otro tanto queda sin colocar, con lo cual, los precios se ven afectados a la baja por esta sobreoferta.

“Por su parte, Corrientes debe tener hoy un excedente forestal de entre 7 y 8 millones de toneladas”, explicó este ingeniero forestal. Todo este sobrante de madera tira abajo los precios.

¿Cuáles son los contras de una nueva planta de paste celulósica?

Para Gauto no es bueno que una firma compra grandes extensiones de tierra, como sucedió con Arauco Argentina y que se potenció cuando esta empresa se quedó en 2002 con los activos de Pecom Forestal (Pérez Companc). “Eso no puede volver a suceder, por eso tenemos normas y leyes para proteger las inversiones y que los capitales se puedan asociar con productores locales”, señaló.

“En su momento no supimos ver que los productores locales podían absorber los activos de Pecom Forestal, asociándose entre varios. Algunos dicen que los inversores no tienen pertenencia a un lugar, nosotros pensamos que un inversor local tiene otro arraigo, si es de Misiones no es lo mismo que una multinacional”, señaló.

“Por eso nosotros lo que vemos es que si viene una pastera tiene que pensar en trabajar con los productores forestales que ya están, puede asociarse y confiar en el abastecimiento de materia prima por estos productores”, dijo.

Gauto estuvo hace 10 días en el seminario que organizaron las grandes multinacionales de la pasta celulósica en el coqueto hotel Brick de la Recoleta. Fue como oyente. En cambio el ministro de la producción de Corrientes, Francisco Vara, fue uno de los expositores e invitó a los inversores a ir a su provincia. Una delegación de inversores estuvo unos días después en Posadas para recorrer establecimientos en Corrientes y Misiones.

“Sin duda, los inversores estaban esperando a este momento político, donde se consolida un Gobierno como el del Presidente Macri después de las elecciones, porque son enormes capitales los que hay en juego y necesitaban confirmar la consolidación de un rumbo”, señaló.

En tanto, el gran tema que generó el conflicto con Botnia y del cual hoy casi no se habla, el de la contaminación, es también un punto en contra pero que puede ser controlado sin problemas. “Nosotros tenemos que trabajar con Presupuestos Mínimos, hoy las modernas plantas de pasta tienen mucha tecnología para controlar esto no tienen el impacto de las industrias instaladas hace décadas, hoy con tecnología casi obsoleta”, señaló.

“Las fábricas que tenemos en Misiones son viejas, las modernas cuentan con otra tecnología que no genera el mismo impacto ambiental”, afirmó.

 

Juan Gauto- subsecretario de Desarrollo Forestal

 

Son inversiones fuertes (las pasteras) que generan mucho trabajo dentro de la actividad forestal, no tanto empleo directo como indirecto

El misionero no se quiere ir de su tierra, está arraigado a su tierra. No queremos que vengan grandes inversores a desplazarlos. Es un modelo misionerista de distribución de la riqueza.

Pastera sí o no dependerá mucho del tipo de proyecto, podrían tener cabida en Misiones

Lo más deseable para nosotros es la transformación física, más que la química (pastera). Un aserradero, fábrica de tableros o muebles. Esas inversiones además pueden estar funcionando en un año

La experiencia de Arauco Argentina no ha sido buena. Misiones tuvo una política muy activa y ellos han cambiado, se han diversificado, buscando valor agregado y diversificar su producción en el aserrío.

Eso generó problemas, la libre intervención (de Arauco Argentina) en el mercado interno, cuando no le funciona el externo, deja afuera a muchos pequeños jugadores.

Por eso pensamos en la transformación física asociado a una zona franca foresto industrial, que apunte a abastecer mercados extra Mercosur.

La absorción de Pecom Forestal por parte de Arauco Argentina hoy quizás no se daría. En aquel  momento no se animaron nuestros inversores locales. No teníamos tan claro que esto era una posibilidad. Hoy no sucedería, se podría promover la asociación de pequeños y medianos productores de Misiones y el Norte de Corrientes.

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password