Geopolítica excluyente

Compartí esta noticia !

Solo los muy desinformados pueden alegar desconocimiento acerca de las muy fuertes connotaciones y sesgos geopolíticos –en nuestro caso francamente retrógrados-, que enmarcan el vuelco hacia el neoliberalismo rampante, que pretendiendo arrasar con toda oposición, se posicionó y expandió cuan corrosiva mancha ácida, extendiéndose en Sudamérica.
Y sin duda pretende corroer hasta los cimientos, borrando todo vestigio del Estado del Bienestar, e incluso toda noción de soberanía nacional, apelando para ello a la violencia explícita, la violencia judicial como dócil instrumento, al “disciplinamiento” económico, al accionar mercenario de cientos de trols agresivos en las redes sociales, a la violencia de comunicadores mercenarios y a las agresiones y exclusiones contra los comunicadores que osan atreverse a denunciar algunos de los muchos escandalosos hechos que día a día se suceden, así como la violencia organizada e incluso desenfrenada contra manifestaciones callejeras, a las que se “adosan” violentos bien entrenados y encapuchados, que evidenciarían ser muy afines a alguna que otra fuerza de seguridad, o al menos contar con su benevolencia con tiempo suficiente para perpetrar destrozos y agresiones.
De una política exterior independiente por parte de Argentina y Brasil, líderes indiscutidos de Sudamérica y puntales de la UNASUR, con positivos y muy fructíferos acuerdos estratégicos con Rusia y China, en los que se respetaba nuestra soberanía, y países con los cuales no tenemos conflictos geopolíticos; se practicó un giro abrupto, de 180 grados, de sumisión total, explícita y vergonzosa a las potencias atlantistas (EEUU-Canadá-Unión Europea) y sus aliados menores, como Israel; países agresores, que votaron en contra de Argentina por Malvinas, y que apoyan la base de la OTAN en Malvinas, además de pretender quitarnos la Antártida…o también parte del territorio continental, en el caso británico y sus operadores. El alineamiento con Israel es de particular gravedad, pues echa por tierra la equidistancia argentina en el ancestral conflicto del Medio Oriente y nos mete de bruces en un entorno de odios y agresiones con el cual nada tenemos que ver, pudiendo además enrarecer la muy buena convivencia entre argentinos de diversos orígenes y credos religiosos.
La actual sumisión servil a los atlantistas, “bajó el tenor” de los importantes acuerdos estratégicos con Rusia y China, a un nivel de mero formalismo hueco e inconducente, buscando excusas burdas o incluso impresentables, para congelar o incluso impedir cuatro obras energéticas de enorme importancia estratégica, y dilatar indefinidamente (para diluirlas en la nada) a otras tres importantísimas obras ya preacordadas, con financiaciones y condiciones muy ventajosas para nuestro país.
Esas obras, todas energéticas y en competencia directa con las termoeléctricas y sus “primas hermanas” las eólicas y solares “promocionadas” por la Shell hoy gobernante en Argentina (por eso las desactivaron o demoraron), son:
Con financiación china:
 Atucha 3, cuarta central nuclear ya empezada y amañadamente paralizada.
 Las dos grandes hidroeléctricas en el Río Santa Cruz, empezadas y paralizadas, buscándose su achicamiento, ante lo impresentable de su cancelación, habida cuenta de las fuertes objeciones de China.
Con financiación rusa:
 Chihuido I, importante hidroeléctrica compensadora aguas arriba de Cerros Colorados, con financiación rusa acordada. Macri por dos veces pidió “baja de intereses” que ya eran reducidos, hartando a Putin. Obra por empezar, paralizada.
Además:
 Dos centrales nucleares más acordadas con China, y otra con Rusia, hoy en el limbo de lo pospuesto indefinidamente, paso previo a sus cancelaciones. Con eso se aborta el ambicioso crecimiento del Sector Nuclear y el avance a la tecnología de usinas con uranio enriquecido sin agua pesada. Todo eso acorde a los fuertes retrocesos tecnológicos perpetrados contra nuestro país, por nuestro propio gobierno CEOcrático neoliberal, apátrida por definición.
 También se frenó por achicamiento presupuestario, el proyecto totalmente argentino, de la Central Nuclear Modular CAREM, otro golpe al Sector Nuclear, orgullo de la ciencia argentina, pero ese es otro tema.
Todo lo precedente, es funcional a la acentuación de la patológica dependencia de los combustibles fósiles, a la medida de los intereses oligopólicos de Shell (hoy aberrantemente manejando el Ministerio de Energía mediante un personero pro británico) y de otras petroleras transnacionales, acentuando la debilidad estratégica de Argentina.
Como es habitual, las ONGs ultraecologistas británicas, como Greenpeace y WWF Fundación Vida Silvestre, y otras extranjeras y “locales” vinculadas, aplauden a rabiar esas negativas acciones, habida cuenta que su accionar en realidad opera para empantanarnos en el subdesarrollo crónico.
Esas y otras ONGs ultraecologistas vinculadas, hicieron persistentes y feroces campañas de desprestigio de hidroeléctricas y nucleares, para justificar y promover mediante falsedades y gruesas inexactitudes, las más llamadas “energías renovables”, básicamente eólicas y solares; las cuales no solo son muy caras por KWh, sino que producen energía de muy baja calidad (son intermitentes, no aptas como centrales de base), y necesitan los respaldos de energías convencionales, las que usualmente son usinas termoeléctricas, las cuales deben operar como reservas calientes (o sea funcionando en vacío, quemando combustibles, funcional a las petroleras y gasíferas), todo eso con tarifas caras e indexadas, dolarizadas, muchas ventajas prebendarias, todo armado como gigantesco negocio financiero contra el país y como traba brutal contra nuestro desarrollo industrial.
Pero otros hechos sutilmente vinculados, pasaron casi desapercibidos. La persecución contra Cristóbal López y su socio, más allá de la elusión o demora en depositar impuestos en la que su empresa incurrió, se encuadraría dentro del “disciplinamiento” mediante prisiones preventivas, que desde Milagro Sala en adelante, practica esta CEOcracia que cada vez más se asemeja el siniestro “proceso”.
Si es por prisiones preventivas para impedir acciones de entorpecimiento judicial, sobran causas judiciales, algunas prescriptas por el mero paso del tiempo y la inacción judicial, y otras con “absoluciones express”, contra el propio Macri y su entorno de colaboradores directos (Arribas, Sturzenegger, Aguad, Aranguren, etc.). ¿Por qué la evidente doble vara del Poder Judicial?
Por otra parte, trascendió que la gigantesca empresa petrolera – gasífera rusa Lukoil, hizo firmes tratativas para adquirir el grupo empresario de Cristóbal López, operación con la cual se hubieran pagado todos los saldos pendientes con la AFIP; pero esa operación fue dificultada en grado extremo por impedimentos formales esgrimidos por el Poder Judicial y posiblemente por la propia AFIP.
Con eso, se lleva a la quiebra al grupo empresario, se silenciará al canal C5N, básicamente denunciante serial de las muchas irregularidades del macrismo, y se condenará al despido a miles de trabajadores, acentuando la creciente desocupación, que evidencia ser un objetivo claro de este gobierno neoliberal, que busca bajar salarios en base a las presiones del desempleo y la miseria instalados como triste realidad.
Pero a la vez, se estaría impidiendo el acceso del gigante petrolero ruso al jugoso mercado argentino de los combustibles, con el premio mayor de Vaca Muerta y otros grandes reservorios, hoy oligopólicamente manejado por Shell y con YPF en lento pero firme proceso de nuevo desguace, como en los años ’90.
Y este hecho marca el enfrentamiento entre las potencias atlantistas neoliberales, y sus claros rivales continentalistas y opuestos al neoliberalismo y la globalización salvaje; continentalismo del cual Rusia y China son los principales exponentes y casi los únicos poderes que impiden el avance arrollador neoliberal y las consecuentes destrucciones de los Estados Naciones, en todo el mundo.
Como dijo Thierry Meyssan, hoy las potencias agresoras no buscan el triunfo militar o la sumisión política de los Estados agredidos, buscan su destrucción total.
¡Y todo eso, es Geopolítica pura!
Mientras tanto, con lamentable ceguera conceptual, muchos políticos parecen no saber nada del tema; y muchos militares retirados argentinos, y tal vez varios en actividad influidos por aquellos, siguen mentalmente encerrados en los años ’70, no teniendo ni idea de la actual realidad geopolítica mundial. Y por presionar por indultos, no parece importarles la destrucción nacional, a la que los neoliberales argentinos, con sus complicidades, nos llevan a paso redoblado.

Te puede Interesar  La CEM le pidió revisar el cobro del anticipo de Ingresos Brutos a la yerba mate que sale de Misiones

About The Author

Compartí esta noticia !

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin