Industriales madereros de Misiones y Corrientes analizaron la realidad sectorial

Con la presencia de alrededor de 20 empresarios de diversos rubros de la cadena foresto industrial, y el acompañamiento vía zoom de otros 15 representantes, se desarrolló un encuentro en el salón de la Cooperativa Agrícola de Colonia Liebig, Corrientes. El abastecimiento de materia prima, la exportación de rollos sin procesamiento, la situación de los incendios forestales y la radicación de mega industrias de base forestal; ocuparon gran parte de la agenda.

También se debatieron otras necesidades puntuales como fortalecer la presencia del sector ante organismos nacionales y provinciales, mejorar la logística y el mantenimiento de los caminos, y obtener financiamiento razonable para que las empresas puedan adquirir nuevas tecnologías y mejorar su competitividad.

Al inicio de la reunión, el presidente de APICOFOM -Guillermo Fachinello- explicó que el objetivo de este primer encuentro es “pensar en el futuro del sector, abordando los temas principales para consensuar posiciones y llevar adelante políticas favorables”, y adelantó que la idea “es hacer nuevas reuniones en diferentes puntos de ambas provincias, para generar propuestas y llevarlas a los ámbitos de decisión de cada caso”.

Mercedes Omeñuka -titular de la Asociación Maderera y Afines de Corrientes (AMAC)- afirmó luego que “esto recién comienza, y creo que es bueno que como sector nos unamos para llevar adelante este proceso de reinvención, de transformación, para pensar si seguimos invirtiendo en nuestras industrias y en forestaciones, como proponen desde Nación, o cuales son las mejores ideas que surjan del aporte de todos nosotros”.

Ricardo García (de APICOFOM) indicó que “hay representación de muchas localidades y varias asociaciones con el objetivo de leer la realidad general del sector, viendo el desarrollo de las actuales condiciones, que podemos considerar desfavorables, y la instalación de mega empresas que puede complicar el abastecimiento de materia prima”.

“Como sector no somos consultados sobre los proyectos y las políticas sectoriales, y somos dependientes de las pocas forestaciones disponibles. La idea es volcar nuestras miradas y ver qué podemos hacer en conjunto, teniendo en cuenta que tenemos cierta llegada a los organismos nacionales y provinciales. Si bien desde la política hay un panorama optimista, nosotros debemos ver qué nos pasa en realidad, saber por qué nos faltan camiones para logística y porqué mientras algunos dicen ‘forestaciones sobran y faltan inversiones en industrias’ otros afirman que ‘faltan máquinas para forestar’ o directamente nos mandan a forestar. Falta información para tomar decisiones, eso es seguro”.

En el tramo final de su intervención, García contó que “cuando tuvimos una reunión con el Director Nacional de Desarrollo Foresto Industrial del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de Nación, Daniel Maradei, nos presentó un estudio satelital que daba información acerca de que hay mucha madera, pero esa no es información realista porque hay tierras forestadas a las que no se puede acceder, por ejemplo, así que esos estudios no son tan claros para mostrar la realidad”.

A su turno, el vicepresidente de la Cooperativa Agrícola de Colonia Liebig, Orlando Stvass, manifestó que “nosotros también vivimos lo que se cuenta aquí y creo que en todos los rubros pasa algo similar. Poner límites a las megaindustrias (para garantizar la provisión de materia prima de calidad para las industrias de menor escala) es políticamente muy difícil porque el país necesita inversiones y producción, así que el tema es hacernos fuertes y promover una legislación que permita que el sol salga para todos”.

Añadió también que “tenemos que acceder a tecnologías que nos permitan ser competitivos en el mundo, teniendo en cuenta la ventaja comparativa que representa el rápido crecimiento de nuestras plantaciones, y para eso necesitamos créditos. Pero para lograrlo -señaló- hace falta una alianza estratégica entre Misiones y Corrientes, porque todos queremos producir y no podemos tomar como ejemplo lo que pasa con el tema de la yerba mate y el conflicto entre ambas provincias”.

Finalmente, Raúl Falero -de la Asociación Industriales de Madera y Afines de Santo Tomé (AIMAST)- precisó que “creo que hay llegada a los gobiernos, con el provincial podrías decirles que de manera casi personal tanto con el gobernador de Corrientes como con sus ministros, y es una gran fortaleza tener ese diálogo y de esa manera podemos hacer llegar nuestra preocupación. Considero además que si bien la mega empresa se va a instalar seguro, deberíamos trabajar para que si se radica otra sea bajo ciertos parámetros”.

Acerca del tema de las forestaciones, Falero sostuvo que “deberíamos contar con la información puntual sobre las forestaciones disponibles, ese es un tema muy importante porque ya hemos sufrido la falta de materia prima, y si bien es cierto que a nivel global ninguna industria se desarrolla sin cierto porcentaje de materia prima propia, lo cierto es que acá algunos forestadores chicos dicen que no van a plantar porque no tienen a quien venderle. El problema pasa porque tenemos problemas de servicios forestales y no tenemos crédito para adquirir maquinarias”.

Concluyó su perspectiva asegurando que “ningún país del mundo desprotege sus industrias, mucho menos las incipientes, y ante ese panorama debemos mostrar nuestro potencial”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password