Inédito: En Nueva York se realizó con éxito el primer trasplante de ojo del mundo

Compartí esta noticia !

En Nueva York, un equipo quirúrgico del NYU Langone Health realizó con éxito el primer trasplante de ojo entero del mundo en una persona viva.

Después de sufrir un accidente laboral que le hizo perder el ojo izquierdo y parte de la cara, Aaron James tuvo una nueva oportunidad, al recibir el primer trasplante con éxito de ojo en el mundo y parcial de cara.

Al poder ver a su esposo, recuperándose después de la cirugía su esposa, Megan expresó: “Fue una sensación loca, genial, rara, extraña, eufórica, feliz. Estaba feliz de que lo hubiera superado, y todo era bueno en ese momento”.

La cirugía se realizó en mayo, donde un equipo de más de 140 cirujanos de NYU Langone Health realizó el trasplante de Aaron, que duró unas 21 horas. En este proceso, se trasplantó todo el ojo izquierdo y partes de la cara de un único donante. Fue una primicia médica.

Si bien, aún no logra obtener visibilidad, el equipo médico sostiene que el ojo de Aaron muestra ahora signos “notables” de salud, manteniendo la esperanza que, con el tiempo, logre obtenerlo. Además de sostener que esta cirugía, la primera que se realiza con éxito, pueda contribuir al avance de la medicina de los trasplantes.

Aaron James, por su parte sostuvo que: “Si puedo ver, estupendo. Pero si sirve para iniciar el siguiente camino en el campo de la medicina, entonces estoy totalmente a favor”.

El accidente que cambió su vida

Aaron, era un estadounidense veterano militar de 46 años, quien trabajaba como instalador eléctrico, en líneas de alta tensión. En junio de 2021, trabajaba en la ciudad de Mississippi, cuando su rostro tocó accidentalmente un cable con corriente.

Tras recibir una descarga eléctrica de 7.200 voltios tuvo graves lesiones en la cara, ojo izquierdo, nariz y labios, la zona de la mejilla izquierda y la barbilla, así como en el brazo izquierdo.

Cuando lo trasladaron a una unidad de quemados de Dallas, su hija Allie, que en ese momento estaba con su abuela, pudo visitarlo: “Cuando lo vi, el hueso de su barbilla era visible”.

Su hija señala que: “Podía verle la cuenca del ojo y todo lo demás, estaba viendo su cráneo, y creo que esa fue la parte que más me asustó. Me dije: ‘Dios mío, se quedó sin cara’. Lo que más me preocupaba era cómo iba a estar cuando estuviera despierto y consciente”.

El equipo médico de Aaron había mencionado a la esposa, si está accedía a un trasplante de cara. Y cuando ella, comentó a su esposo que había una posibilidad, él se mostró entusiasmado. “En cuanto se habló del trasplante de cara, fue cuando pensé: ‘Oh, esto es algo grande’, porque no se hacen todos los días”, sostuvo Aaron.

Te puede Interesar  Guerra de Chips: China respondería a la "hegemonía" de chips de EE.UU.

la posibilidad de realizar el procedimiento médico

En Nueva York, el Dr. Eduardo Rodríguez, quien es director del Programa de Trasplantes Faciales de NYU Langone Health, y ya había realizado cuatro trasplantes faciales, junto a sus colegas conocieron el caso de Aaron a través de especialistas de Texas.

Tras saber más del accidente de Aaron y de sus lesiones, Rodríguez afirmó que era “extraordinario” que hubiera sobrevivido. “Verlo andar cuando en el hospital estaba totalmente desahuciado: fallo multiorgánico, tubo de respiración, si iba a sobrevivir, si iba a tener lesiones neurológicas… Verlo sin ninguna de esas secuelas es impresionante”, expresó Rodríguez.

“Es un testimonio de la medicina moderna para este paciente y su familia. Y también es un testamento de que, en estos casos, hay alguna participación celestial, donde no era su hora de irse”, sigue el especialista.

El trasplante de cara más extenso de la historia

Mientras Rodríguez hablaba con Aaron sobre la posibilidad de hacer no solo un trasplante parcial de cara, sino también un trasplante de ojo entero, le advirtió que el ojo del donante podría no devolverle la visión. Para que haya visión, tendría que haber cierta comunicación entre el ojo trasplantado y el cerebro. A lo que Aaron, afirmó que no importaba, al menos tendría un ojo.

Aaron fue incluido en la lista de posibles receptores en febrero de 2023. La oportunidad de realizar el trasplante de todo el ojo y parte de la cara llegó unos meses después, en mayo.

Fue una operación “arriesgada” para Rodríguez y sus colegas. Ningún equipo médico del mundo había realizado antes con éxito un trasplante de ojo humano en un paciente vivo.

En la operación se utilizaron dos quirófanos. Aaron estaba en una sala, donde los cirujanos le extrajeron las partes de la cara que se sustituirían por tejido donado. Rodríguez estaba en la otra sala, diseccionando la cara y el globo ocular del donante. “Esa parte de la operación duró unas 12 horas”, explica Rodríguez.

Rodríguez y sus colegas empezaron entonces a conectar la cara y el globo ocular del donante a Aaron. Para el trasplante ocular, el equipo combinó el ojo del donante con células madre adultas derivadas de la médula ósea del donante, inyectando las células madre adultas en el nervio óptico durante el trasplante. Esas células madre pueden ayudar a potenciar la regeneración del nervio.

“Pudimos definir una célula específica, una CD34, que es una célula madre adulta que tiene algunos beneficios potenciales, no solo en la modulación inmunológica, porque es un trasplante, sino también en la regeneración neuronal. En la conexión del nervio óptico del donante con el receptor; justo en ese lugar, inyectamos esas células madre CD34”, afirmó Rodríguez.

Te puede Interesar  Proponen programa para concientizar sobre los efectos del consumo de alcohol durante el embarazo

Un paso clave en la cirugía de trasplante de ojo fue reconectar el nervio óptico de Aaron al ojo del donante, dijo el Dr. José-Alain Sahel, portavoz clínico de la Academia Estadounidense de Oftalmología. No participó en la intervención, pero es jefe del Departamento de Oftalmología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Pittsburgh y ha formado parte de investigaciones experimentales relacionadas.

“Fue muy inteligente que no cortaran el nervio óptico demasiado lejos del globo ocular cuando se extrajo el ojo en el receptor”, dijo Sahel, que ha estado siguiendo el trabajo del equipo de NYU Langone Health.

“Creo que lo que queda por hacer, lo cual es una empresa muy, muy importante, será cómo hacer crecer de nuevo el nervio óptico, guiar sus fibras o axones a los objetivos adecuados, así como asegurarnos de que los nervios corneales están bien conservados. Lo que aprendemos de esto es que potencialmente la cirugía puede funcionar, y entonces deberíamos promover más investigación, más inversión en investigación sobre la regeneración de la córnea y el nervio óptico”, afirmó.

Cuando se completó la cirugía y Aaron miró su nueva cara en un espejo por primera vez, estaba encantado, dijo Rodríguez. Aaron sigue bajo estrecha vigilancia y debe seguir tomando medicamentos para reducir el riesgo de que su organismo rechace el trasplante. Su equipo médico señala que el ojo ha mostrado signos de salud, como el flujo sanguíneo directo a la retina, la capa de tejido de la parte posterior del globo ocular asociada al procesamiento visual.

“En cuanto a si verá o no, ésa es la pregunta que sigue sin respuesta”, afirma Rodríguez. “Nunca se ha hecho un trasplante de este tipo, y los trasplantes suelen funcionar en formas únicas, e incluso en los trasplantes de cara han ocurrido cosas que no habríamos imaginado. Así que tengo esperanzas”, continuó.

El procedimiento marca un paso importante para el campo de la medicina de trasplantes, dijo en un correo electrónico el Dr. Oren Tepper, cirujano plástico y reconstructivo y director del Programa de Cirugía Craneofacial del Sistema de Salud Montefiore.

“Esta cirugía altamente técnica y compleja representa un avance significativo en el campo del trasplante de cara. En última instancia, si el trasplante de un ojo demuestra ser exitoso en la restauración de cualquier forma de función nerviosa o señales visuales, esto sería un tremendo avance en la medicina para los pacientes que han sufrido la pérdida del ojo debido a un trauma o cáncer”, señaló Tepper.

Fuente: CNN  

Crédito fotografías: NYU Langone Health

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin