La Justicia ordenó la detención de Aníbal Lotocki en la causa por la muerte de un paciente en 2021

Compartí esta noticia !

Es tras el fallo conocido ayer donde se lo acusa por Homicidio Simple con dolo eventual por la muerte de Cristian Zárate

Amenos de 24 horas de que la Sala IV de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional confirmara el procesamiento de Aníbal Lotocki por la muerte del paciente Rodolfo Zárate, se ordenó la detención del cirujano.

Según el fallo conocido ayer, los estudios prequirúrgicos para llevar a cabo la cirugía estética, realizados de manera particular, ya que el paciente carecía de obra social o prepaga, revelaron que había padecido coronavirus y sufría de Diabetes Mellitus II.

“Concluimos en que es posible atribuirle responsabilidad penal al imputado por la muerte de Zárate por cuanto su conducta resultó indiscutiblemente la causa determinante del resultado, que no se hubiera producido si no hubiera intervenido quirúrgicamente” a Zárate, “o adoptado mayores cuidados durante el control posterior a su práctica”, remarcaron los integrantes de la sala IV, Ignacio Rodríguez Varela, Julio Lucini y Hernán Martín López. Son estos magistrados los que dispusieron la detención.

En el texto, de 10 páginas, los camaristas resolvieron: “Revocar la excarcelación concedida a Aníbal Rubén Lotocki en el marco del incidente número 16744/21/1 y disponer su prisión preventiva (artículos 312 y 333 del CPPN y 210, inciso k del CPPF) con el alcance accesorio, en tanto medida cautelar, a los reproches que en el marco de los legajos acollarados han merecido hasta el momento el dictado de auto de procesamiento”.

En un segundo punto, agregaron: “Ordenar la inmediata detención de Aníbal Rubén Lotocki, debiendo el a quo dar intervención a la fuerza policial que estime pertinente para hacerla efectiva, con la colaboración que deberá requerir a esos fines a la Unidad Fiscal Especializada en Investigación Criminal Compleja del Ministerio Público Fiscal de la Nación en arreglo a las facultades establecidas en las Resoluciones PGN 32/18, 88/20 y 31/23 que rigen su actuación. Hágase saber a la mencionada unidad desde Secretaría”.

Te puede Interesar  Frizata, destacada en un ranking mundial por su talento empresarial y aportes a la sostenibilidad 

La muerte de Zárate en plena pandemia

La intervención quirúrgica a Zárate para realizarse una dermolipectomía programada que consiste en la remoción de tejidos en distintas partes del cuerpo, como “cuello, hombros, pectorales, brazos, axilas, cara anterior del abdomen, pelvis, región lumbar y sacar y glúteos”, se concretó el 15 de abril de 2021 en la Clínica Cemeco de la Ciudad de Buenos Aires (CABA)

Luego de la operación, tras ser trasladado a una habitación, según explicó Lotocki, “el drenaje despedía una gran cantidad de ‘líquido’ (sic) del cuerpo, y ordenó nuevamente su ingreso al quirófano”.

Ante ese cuadro, los médicos decidieron transfundirle sangre y llamar a una ambulancia para su traslado a un centro de mayor complejidad, pero en ese intervalo “iniciaron las maniobras de reanimación a Zárate (50)” porque había entrado en paro cardíaco, y antes de su traslado falleció.

En el caso, intervienen la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional N°1, a cargo de Pablo Recchini, y la Fiscalía General N°3 ante la Cámara, cuyo titular es Mauricio Viera.

Los magistrados hicieron hincapié en la decisión que tomó Lotocki con respecto al post-operatorio al ordenar que pasara la noche en esa clínica, aun cuando no estuviera en condiciones para hacerlo.

“En toda la noche, además, no procuró estar al tanto de manera cierta y constante de la evolución del cuadro, que ya sabía a ciencia cierta que se había complicado y podía requerir respuestas urgentes”, explicaron en el documento.

Añadieron que “cuando volvió a la clínica a continuar operando en tan precarias condiciones, Zárate ya llevaba más de 20 horas en el lugar, había cuadruplicado la permanencia autorizada tras una simple cirugía ambulatoria. Incluso lo vio y se enteró -si es que no lo supo antes- de otros síntomas de mayor alarma aún, como la reiteración de los cuadros de baja saturación y requerimiento de oxígeno”.

Te puede Interesar  A una hora del cierre ya votó el 66 por ciento del padrón electoral

De acuerdo con el texto, pudo verificarse “que la clínica en que se desarrolló la cirugía carecía de director médico responsable y que estaba habilitada únicamente para las catalogadas (operaciones) ambulatorias y no contaba con un contrato vigente con otro centro médico con unidad de terapia intensiva”.

En ese entonces también existían las restricciones derivadas de la pandemia mundial por Covid-19, “cuya consecuencia en el territorio de CABA y sus alrededores, entre otras, era la de una ocupación de entre un 95 al 100% de las camas destinadas para personas que requerían de ese tipo de alojamiento hospitalario”.

Por su parte, el representante del Ministerio Público Fiscal (MPF) requirió ayer la confirmación, pues a su juicio el médico provocó la muerte de Zárate porque no existía urgencia para la operación, “la cual, además, por las múltiples incisiones para extraer tejido -descriptos en el informe de la autopsia- excedía el carácter de ambulatoria y debía enmarcarse en aquellas que requieren internación y mayores recaudos”.

“No puede aceptarse que no supiera o no hubiera percibido Lotocki que la situación de Zárate empeoraba y que debía ser trasladado de inmediato o, cuanto menos, gestionar de manera certera mayores recaudos ante una emergencia en ciernes”, sostiene la resolución judicial.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin