La memoria es del pueblo, por el pueblo y para el pueblo

La Memoria es un derecho del pueblo. Que no nos quiten la memoria

La construcción de la memoria histórica es infinita, es eterna.-

No solamente el 24 de marzo debería ser un día de reflexión profunda y consciente sino transformarse en un ejercicio de todos los días. Porque la práctica soslayada y aviesa del Terrorismo de Estado puede aparece disfrazada con distintos trajes todos los días.-

Hay un pasado que duele y por ese mismo dolor no se puede olvidar, algunos filósofos como Sztajnszrajber  afirman que “el acceso a la historia es siempre una interpretación, entonces la posibilidad de una historia objetiva se vuelve como mínimo un campo de conflicto” agregando que “la memoria tiene un propósito  redencional”.

Aquel 24 de marzo de 1976 se produjo un golpe de Estado, no era uno más de los que interrumpieron periódicamente la historia democrática argentina. Se trataba además, de una toma del gobierno por la fuerza de las armas, un plan elaborado, premeditado y concebido en un contexto latinoamericano que respondía a una clara estrategia política y económica que favorecería al capitalismo extranjero, a los grupos económicos concentrados nacionales, creando las bases de un neoliberalismo excluyente en lo social, concentrador en lo económico amparado por el Terrorismo de Estado, similar escenario sucedía en países vecinos tanto en lo político, económico y social, países que se transformaron en socios en el plan de exterminio de quienes militaban con pensamientos distintos; esto justificó el llamado Plan Cóndor en cuya estrategia contemplaba intercambio de información, de secuestrados ya sea para torturarlos, matarlos o desaparecerlos.-

Para que todo esto fuera posible era necesario eliminar todo obstáculo que se opusiera a los designios definidos por los tiranos de adentro como sus mandantes de afuera en aras de lograr instalar un modelo de país que sirvieran a ese interés. Fue imprescindible la participación y el protagonismo de civiles, algunos integrando el primer gabinete como el Ministro de Economía José Alfredo Martínez de Hoz representante de la más rancia oligarquía terrateniente argentina y servil sin ocultar nada a las escuelas económicas liberales, otro fue Ricardo Bruera quien debía ordenar las universidades. También participaron empresarios que hicieron buenos negocios con los dictadores acrecentando privilegios y aumentando su patrimonio, otros no activos pero si complacientes con lo que ocurría, algo similar sucedía con la Iglesia mientras caían mártires como Monseñor Angelelli, u otros prelados se jugaban por los detenidos clandestinamente y contenían a familiares de presos políticos, había quienes  acompañaban sesiones de tortura o se codeaban con los dictadores en los más altos niveles políticos del tan oscuro momento de nuestra historia.-

Por eso quizás no le llamaron Revolución como los golpes de Estado anteriores, porque el término tiene implícito el hecho de subvertir el orden, y lo titularon Proceso de Reorganización Nacional, que se caracterizó por aplicar un plan sistemático de persecución, privación ilegítima de la libertad, secuestros, robo de bienes de los secuestrados, instalaron Centros Clandestinos de Detención, donde se violó a mujeres, se torturó, se mató, se apropiaron de niños nacidos de madres en cautiverio a quienes luego mataban. Desaparecían a las personas por distintos métodos siendo el más perverso y significativo el llamado vuelos de la muerte consistente en tirar desde un avión en el Rio de la Plata a seres vivos o adormecidos con sedantes. Fusilamientos clandestinos provocando la muerte a mansalva de manera infrahumana como fue lo de Margarita Belén en Chaco, llevándose la vida de varios misioneros.-

Tanta saña y dolor entre argentinos.-

Los perseguidos en su mayoría eran jóvenes que militaban por ideas progresistas, obreros sobre todo los sindicalizados considerados peligrosos por la defensa de sus derechos y condiciones de trabajo, de esto se desprende que haya muchos empresarios implicados en persecuciones y desapariciones, incluso aportando logística para que se cometan estos crímenes de Lesa Humanidad, estudiantes secundarios y universitarios que se distinguían por pensar distinto al régimen que impusieron por la fuerza y que favoreció a los complacientes que apoyaban o se hacían los distraídos ante las atrocidades que se cometían, los profesionales universitarios por el solo hecho de promover justicia social o transformarse en militantes sociales embarcados en luchar a favor de los pobres y peticionar justicia era suficiente para ser rotulado comunista y subversivo , éste estigma era sinónimo de peligro de muerte de la persona o de su familia.-

En nuestra provincia merecen un párrafo distinguido los colonos y obreros rurales, tareferos y otros que integraban el MAM-(Movimiento Agrario Misionero) quienes defendían los justos intereses de los más débiles de la cadena productiva, los colonos y pequeños agricultores. Además varios de sus dirigentes tuvieron participación política en el marco democrático y legalmente permitido, los genocidas arrasaron con todo a partir de desconocer y pisotear nuestra Constitución.-

En lo económico, con su ministro civil José Alfredo Martínez de Hoz se aplicaba los designios de la ortodoxia neoliberal constituida básicamente por  flexibilización laboral sinónimo de explotación en la mayoría de los casos, apertura indiscriminada a la importación que impactaba en nuestra industria nacional sobre todo en las pymes manufactureras con elevadas pérdidas de puestos de trabajo, cierre de fábricas, comenzó la etapa de las privatizaciones con fuerte extranjerización de sectores estratégicos de nuestra economía,

Todo era posible en la dimensión mental de los genocidas, y todo dirigido a consolidar una economía de privilegio. El escenario era con un gobierno con dos caras, una que convocaba a todos los argentinos a participar en el proceso de reorganización nacional, que hacía uso propagandístico el mundial de futbol en 1978, e intentaba imponer como slogan aquí y en el exterior que” los argentinos somos derechos y humanos” y un marketing acompañado por muchos medios periodísticos que usufructuaban su relación con los dictadores. La otra cara era un gobierno paralelo que imponía el terror cometiendo cualquier tipo de tropelías que consolidara la ideología neoliberal en lo económico, injusta en lo social y autoritaria en lo político de la mano de mesiánicos que hacían gala de extraordinaria impunidad, configurando claramente el Terrorismo de Estado.-

Como olvidar el terror que se llevó tantas vidas, que hirió medularmente el tejido social de la sociedad, que laceró mortalmente una generación, que enajenó bienes públicos, que sumergió en la pobreza a millones de personas iniciando el endeudamiento externo con criterio prebendario, que aplicó el terrorismo de estado cometiendo crímenes de lesa humanidad que históricamente se siguen juzgando con juicios en tribunales ordinarios con jueces naturales cumpliendo el debido proceso y legítima defensa, ejemplo mundial, sin revancha ni venganza pero con Verdad para llegar a la Justicia.-

Por eso es muy importante cada año cuando llega el 24 de marzo reflexionar profundamente para que aquella terrible experiencia no se repita Nunca Más, y continuemos el camino azaroso de construir una democracia cada vez más sólida que se afirme en la república basada en la Libertad y la Igualdad en el justo equilibrio, que valore los Derechos Humanos y la dignidad de todas las personas.-

El NUNCA MÁS, no debe ser una frase vacía sino una actitud permanente de lucha para no repetir aquella barbarie y vivir en Democracia y Libertad.-

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password