La nafta súper ya vale más de 23 pesos en Posadas y 26,27 en Iguazú

El nuevo aumento decidido por las petroleras tras la liberación de precios que decretó el Gobierno nacional elevó el valor de la nafta súper a 22,79 pesos en las YPF de Posadas e incluso más caro en las estaciones de servicio de otras marcas. La suba es del 4,4 por ciento en el caso de las naftas súper y de 4,64 por ciento en el caso de la Premium (Infinia de YPF), menos que el 6 por ciento promedio registrado en el resto del país, ya que en Posadas rige el Impuesto a la Transferencia de los Combustibles diferenciado. En tanto, en Puerto Iguazú, se cotiza a 26,27 la súper y 29,29 la Infinia.

Con estos valores y pese al ITC diferenciado, la nafta súper vale seis pesos más que en Encarnación, lo que profundiza las asimetrías con la vecina orilla, donde la nafta súper vale 1 dólar, mientras que en Brasil se consigue a 4,43 Reales. 

La Infinia en Iguazú está casi a 30 pesos.
La Infinia en Iguazú está casi a 30 pesos.

Las empresas petroleras anunciaron incrementos de hasta el 6 por ciento en naftas y gasoil, que comenzaron a regir desde el pasado sábado en la mayoría de las Estaciones de Servicio del país.

El primer paso lo dio YPF mientras que el resto de las empresas fue imitando la decisión con el correr de las horas. Todas explicaron que el aumento fue consecuencia del ajuste del precio internacional del crudo y del reacomodamiento de valores de los biocombustibles.

El reacomodamiento de las pizarras supone una noticia alentadora para la economía de los expendedores ya que de este modo puede afrontar de mejor manera los altos costos que demanda la operatoria de sus negocios. No obstante advierten su impacto sobre el consumo.

Oscar Díaz, secretario de la Confederación de Entidades del Comercio de los Hidrocarburos, (CECHA) consideró que “en tanto no disminuya la demanda, implica un aumento equivalente de lo que percibe el operador en concepto de comisiones”.

En este contexto consideró que los niveles de expendio se mantendrán estables, “más aún en este momento del año”. En ese sentido, evaluó que “con este aumento la rentabilidad, si bien sigue sin ser óptima, pasa a ser razonable”.

Díaz previno sin embargo que este escenario se mantendrá en tanto no haya una escalada de los costos, como por ejemplo los salarios. Al respecto, explicó que “si tomamos el sueldo de un playero a marzo de 2016  era de $12.270 y ahora $20.907 el aumento fue del 70,39 por ciento en tanto que el combustible en el mismo período incluido este aumento trepó un 66 por ciento”.

Vale recordar que los estacioneros mantienen vivo el reclamo a las compañías de bandera por un incremento de los márgenes que perciben por la venta de naftas y gasoil, que al momento oscilan entre un 8 y un 11 por ciento, cifra que consideran insuficiente para llegar a fin de mes sin dificultades.

El campo en alerta

Coninagro advirtió que la suba de combustibles impacta negativamente sobre los costos de los productores agropecuarios argentinos.

Según la entidad cooperativista que preside Carlos Iannizzotto“el costo de combustible tiene doble impacto, por un lado, afecta a los costos productivos y por el otro al costo de fletes de insumos y productos. En definitiva, los aumentos anunciados afectan a toda la cadena productiva”. 

Según datos del Departamento de Economía de Coninagro, “los productores argentinos necesitarán 3.018 millones de pesos más para cubrir los costos que generan las subas”.

La agricultura utiliza tranqueras adentro 1.034 millones de litros de gasoil, dato que incluye laboreos, siembra, fertilización, pulverización, cosecha, transporte de insumos y movimientos dentro del campo.

El precio del gasoil de junio a diciembre 2017, que es cuando se planifican las labores, aumentó 21%, pasando de $16,1 a $19,94 el litro, aseguró Coninagro en un comunicado.

Como las labores se deben realizar de igual manera, consignó la entidad, “el esfuerzo de la producción en inversión para gasoil en las actividades agrícolas se estima en 20.617 millones de pesos, significando un incremento en los costos dentro del campo por la medida de 1.448 millones de pesos”.

“Si sumamos el transporte de los granos, el esfuerzo se duplica, ya que el impacto se estima en 1.571 millones de pesos extra”, concluyó el comunicado.

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password