Las nuevas tecnologías surgieron derechos del consumidor denominados de tercera generación

Ello se sustenta en una ley específica donde se establece el derecho a la libertad de elección, a la información clara y veraz, y a la devolución de un producto que no satisface a quien lo adquiere. Así lo subrayó Matías Durán, director de Oficina Municipal de Información al Consumidor de Posadas (OMIC) en el marco del Día Internacional de los Derechos del Consumidor.
El funcionario, en una entrevista con LT 17 Radio Provincia, comentó que con las nuevas tecnologías también surgieron nuevos derechos del consumidor. “Cuando comenzamos, hace ya 5 años, los servicios habituales eran el tema de internet, telefonía, eran los casos que más teníamos, pero después fue cambiando el rumbo de la oficina y empezamos abarcar cada vez más con todas las formas de relaciones de consumo que hay, por ejemplo las compras que se hacen por internet, con tarjetas de créditos, préstamos personales, telefonía internet, los servicios de agua luz, todos estos reclamos se llevan a delante en la oficina”, comentó. “Es bastante amplio el campo, son muchos los consumidores que nos visitan, pero intentamos a partir de la creación de este organismo, de darles una solución al consumidor”, agregó.
Durán explicó “se empezaron a dar prorrogativas al consumidor que antes no las tenía. Estos son los derechos de tercera generación, son bastantes modernos, y posibilitaron que el consumidor no quede desprotegido ante las empresas”, destacó y recordó que “antes por ahí un consumidor tenía un problema con algún servicio o la compra de un producto y no tenía a quién reclamar. Y con la creación de la ley derechos al consumidor se posibilitó que el consumidor tenga dónde proteger sus derechos”.
El titular de la OMIC destacó que “las empresas notan que deben tomarse el tiempo y trabajo de la atención al consumidor, a través de las redes de atención al cliente”. Acotó que “la atención al cliente fue cambiando, aunque a fuerza de reclamos y sanciones, y además por la propia competencia existente”.
Por último, Durán dio precisiones sobre el tiempo que lleva la resolución de algún reclamo. Dijo que en principio varía de las empresas, pero algunos reclamos se resuelven en el término de un mes y medios o dos, dependiendo de cuál sea el problema en sí, dependiendo de dónde esté la empresa también. “Una cosa son las empresas locales porque el trámite es más rápido para la notificación y otra es quienes tienen por ejemplo sus sedes en Buenos Aires o en alguna otra provincia, donde hay que hacer la notificación y el trámite es mucho más prolongado”, explicó y subrayó que “en realidad por este canal es mucho más rápido que un trámite judicial, destacó el funcionario.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password