Laura Richardson: “Es sólo cuestión de tiempo para que el fentanilo se convierta en epidemia en América Latina”

Compartí esta noticia !

La general en jefe del Comando Sur de los Estados Unidos dio una entrevista al portal Infobae durante su visita a la Argentina. Tierra del Fuego, 5G, inmigración, narcotráfico y pesca ilegal, entre las principales preocupaciones. La influencia de China, Rusia e Irán en la región.

La general Laura J. Richardson, jefa del Comando Sur de los Estados Unidos, mostró preocupación por la creciente presencia de fentanilo en América Latina y estimó que podría convertirse en epidemia, tal como sucede en territorio norteamericano, si no se toman las medidas indicadas y en conjunto entre todos los países. “Tenemos que trabajar mejor juntos para ayudar a aplastar esta actividad criminal que sólo permite a estas redes y a sus carteras haberse ampliado”, señaló la militar en una entrevista con un medio porteño.

Richardson también se refirió a lo estratégico que significa Tierra del Fuego para el transporte internacional y la “puerta de entrada a la Antártida”, y subrayó la importancia de que las armadas, tanto argentina como norteamericana, trabajen en conjunto en esa zona crucial, donde el régimen chino pretendía instalar una base naval. “Hay que comprender los retos a los que se enfrenta la Marina en este momento”, dijo la general.

En otro tramo de la entrevista, la comandante dijo que ve “mucha actividad delictiva, maligna, que se aprovecha de los países cuyas economías se han visto gravemente afectadas por el Covid”. “Las organizaciones criminales transnacionales crean inestabilidad e inseguridad en los países. Y las redes criminales toman el control. No sólo trafican con drogas, sino también personas. También la minería ilegal, la pesca ilegal que también es un problema en esta zona del mundo. Así que tenemos que trabajar juntos en todas estas actividades ilegales para expulsar eso y no permitir que esa actividad criminal pueda tener lugar”, enfatizó.

Para combatir estas bandas transnacionales, Richardson dijo que era fundamental apuntar sobre el factor económico, sobre el blanqueo de ese inmenso volumen de dinero que calculó en 300 mil millones de dólares al año. “Entonces, ¿cómo se blanquea ese dinero? Tenemos que seguir el dinero. Tenemos que trabajar mejor juntos como socios, como vecinos, para aplastar esa actividad criminal”.

Veo a casi todos los países de la región lidiando con el mismo tipo de desafíos… tal vez un poco más aquí en un tipo de cosa y un poco menos allí con otro tipo de cosas. Pero es lo mismo. Y por eso creo que tenemos que mejorar la coordinación entre vecinos y socios o no seremos capaces de contrarrestar esta actividad delictiva. Creo que podemos contrarrestar la inseguridad y la inestabilidad y que podemos tener éxito, pero tenemos que trabajar mejor juntos como socios y como vecinos”, concluyó Richardson.

La entrevista completa

—¿Qué balance hace de su visita a Argentina y de sus reuniones con las autoridades nacionales y con el presidente Javier Milei?

—Bueno, es mi tercera visita a Argentina. Sin embargo, es mi primera visita con la nueva administración. Así que realmente venir aquí y aprender, escuchar y conocer de primera mano cómo podemos trabajar juntos…. Nuestra asociación es de más de 200 años, 201 años de relaciones bilaterales entre Estados Unidos y Argentina. Así que… es venir aquí y ver la Argentina, con el ejército que quiere una asociación con nosotros.

—Usted tuvo una intensa agenda aquí y visitó ayer Tierra del Fuego con el presidente Milei, ¿qué nos puede decir al respecto?

—Nunca había estado en Ushuaia, fue la primera vez allí y tuvimos la oportunidad de visitar con la Marina y el comandante del comando naval y entender que la puerta de entrada a la Antártida está allí. Que es una línea estratégica de comunicación y la línea marítima de comunicación en esa región. Y tener libre paso marítimo es muy importante para el comercio global. Y hay muchos temas estratégicos, muchísimas capacidades estratégicas que son posibles allí. Entonces, ¿cómo quiere Argentina aprovechar esto y cómo quiere promover su misión de búsqueda y rescate en la Antártida? Y ese tipo de cosas.

—¿Le preocupa a EEUU que China establezca un puerto allí?

—Fue muy bueno ir allí y estar en el terreno y entender y ver los desafíos y los vientos dominantes. Creo que los vientos eran de unos 45 nudos ayer. Y por eso se quiere tener un puerto donde se puede entrar y salir de forma segura con sus barcos y sus buques. Por lo tanto, hay que comprender los retos a los que se enfrenta la Marina en este momento y, posiblemente, la colaboración con la que podemos ayudar a la Marina.

Te puede Interesar  Inversión en seguridad: se entregó un centenar de móviles policiales

—En una entrevista de hace unos días, el embajador Mark Stanley dijo que el régimen chino opera la base de observación en la Patagonia de forma secreta y que le sorprende que la Argentina lo permita. ¿Cuál es su punto de vista sobre este tema?

—Bueno, también he hablado de ello. Es una de las tres estaciones de espacio profundo que tiene la República Popular China. Dos están en China continental y una está en Neuquén. Sé que el embajador ha hecho declaraciones al respecto y es preocupante. En cuanto a Neuquén, me gustaría hablar del centro de operaciones de emergencia que pudimos construir allí para ayudar con la asistencia humanitaria y la respuesta a los desastres, y de lo que eso proporciona a la provincia de Neuquén. Ya casi hemos terminado. Tenemos algunos equipos informáticos que equiparán ese centro de operaciones de emergencia y que también ayudarán en la lucha contra los incendios forestales, ya que sabemos que eso también ha sido un problema en Argentina. Así que hay muchas cosas en las que podemos colaborar y colaboramos con Argentina desde Estados Unidos.

—En su opinión, ¿cuáles son los principales retos de la región?

—Hay muchos desafíos en la región en términos de organizaciones criminales transnacionales. Veo mucha actividad delictiva, actividad maligna, que se aprovecha de los países cuyas economías se han visto gravemente afectadas por el Covid. Las organizaciones criminales transnacionales crean inestabilidad e inseguridad en los países. Y las redes criminales toman el control. No sólo trafican con drogas, sino también personas. También la minería ilegal, como sabemos, la pesca ilegal que se practica en la región y que también es un problema en esta zona del mundo. Así que tenemos que trabajar juntos en todas estas actividades ilegales, juntos y mejor para expulsar eso y no permitir que esa actividad criminal pueda tener lugar.

—No mencionó a China, Rusia o Irán y sus actividades que van desde la minería hasta el terrorismo en la región, con muchos socios como Venezuela, Cuba, Nicaragua y Bolivia. También Brasil a través de los BRICS. ¿Cuál es su opinión al respecto?

—Bueno, creo que estos países comunistas están trabajando juntos. Y creo que como vemos en todo el mundo, no sólo aquí en el hemisferio occidental, sino que vemos que, cuando pueden, tratan de asociarse y desmantelar y socavar la democracia y las instituciones democráticas. Así que lo que he intentado hacer en mi calidad de Comandante del Mando Sur de Estados Unidos es reunir todos los instrumentos de poder nacional de Estados Unidos al mismo tiempo, porque Estados Unidos invierte mucho en la región. Pero cuando pienso en los instrumentos de poder nacional, utilizo el acrónimo DIME: DiplomaciaInformaciónMilitar Economía. Y la parte de eso con lo militar y la cooperación en seguridad que hacemos. Con nuestra diplomacia y el trabajo con nuestros embajadores de Estados Unidos, el entorno de la información, me dirijo a usted para exponer lo que hacemos en el Comando Sur de Estados Unidos. Y luego también la economía, la “E”, porque eso es realmente importante. Y realmente creo que la seguridad económica es seguridad nacional.

—Usted también mencionó el asunto de la inmigración. ¿Cómo aborda las cuestiones de inmigración en la región, sabiendo que el área de responsabilidad del Comando Sur termina en la frontera sur de México?

—Es una muy buena pregunta. Vemos que las cifras de migración son muy, muy altas y siguen aumentando cada año. Y las familias se desplazan. No se sienten seguras, no consiguen comida, no consiguen atención sanitaria. ¿Cómo podemos ayudarles? ¿Cómo ayudamos a las familias a sentirse mejor y más seguras y a poder conseguir las cosas básicas que necesitan para vivir, para que no se estén desplazando para intentar encontrar una vida mejor? Hay tantos recursos en esta región. En 2014 y 2015 se habló mucho de que esta región podría alimentar y abastecer de combustible al mundo. ¿Por qué no se aprovecha ese potencial? ¿Cómo podemos ayudar a esta región a realizar ese potencial?

—El fentanilo es una gran preocupación en Estados Unidos. Pero ¿cree que podría extenderse también a América Latina como una epidemia?

—Por supuesto que sí. Y lo que vemos es con la cocaína, que es la droga predominante en esta región… cocaína mezclada con fentanilo y ese tipo de cosas. Pero creo que es sólo cuestión de tiempo. Y es por eso que tenemos que trabajar mejor juntos para ayudar a aplastar esta actividad criminal que sólo permite a estas redes criminales y a sus carteras haberse ampliado. Como he dicho antes, no sólo las drogas, pero el tráfico ilegal de personas, la minería ilegal, la tala ilegal, todas esas cosas han dado lugar a un negocio de más de 300 mil millones de dólares de ingresos anuales. Entonces, ¿cómo se blanquea ese dinero? Tenemos que seguir el dinero. Tenemos que trabajar mejor juntos como socios, como vecinos, para aplastar esa actividad criminal.

Te puede Interesar  Giuliano dijo que se está trabajando en congelar tarifas del transporte en el AMBA

—Ecuador ha experimentado un aumento significativo del tráfico de drogas con vínculos entre políticos y funcionarios de justicia. ¿Qué tipo de asistencia brinda el Comando Sur a Ecuador? ¿Y considera que el gobierno de Daniel Noboa está haciendo lo necesario para abordar este problema?

—En el Comando Sur trabajamos con los ejércitos de la región, Sudamérica, Centroamérica y el Caribe. Y así, en nuestra cooperación en materia de seguridad, profesionalización de las fuerzas militares, educación militar profesional, mujeres, paz y seguridad, desarrollo de líderes superiores. Nos centramos en la defensa. Nos centramos en la profesionalización de las fuerzas. Trabajamos con los países y les ayudamos con programas que duran décadas en términos de capacitación institucional y ese tipo de cosas. Así que nos centramos en los militares y en ayudarles a que sean más fuertes y profesionales, lo que conduce a la defensa de sus países.

—En Argentina se debate el despliegue del ejército para combatir el narcotráfico. ¿Cree que es una buena idea? ¿Los ejércitos latinoamericanos están preparados para combatir al narco?

—Creo que en términos del trabajo que hacemos juntos como países, estas organizaciones criminales son cada vez más poderosas, como he dicho. El negocio de los ingresos anuales, el lavado de dinero para blanquear ese dinero y seguir alimentando ese negocio no es bueno. Vemos que las cifras de migración se salen de los gráficos. Las familias no se sienten seguras. Entonces, ¿cómo detenemos esto y lo superamos? Y por eso creo que se necesitan todos los instrumentos del poder nacional para que todos los países de la región se unan, para poder contrarrestar esa actividad maligna y tener instituciones democráticas fuertes y ofrecer democracia a la gente.

—Varias empresas latinoamericanas están operando o probando la red 5G de Huawei. ¿Supone esto una amenaza para la región y los países de América Latina?

—Creo que el 5G es una tecnología que afecta a todo el mundo. Y tenemos que ser muy, muy cuidadosos con el robo de datos que puede ocurrir y entender que cuando tienes empresas estatales de la República Popular China, de un país comunista que no respeta los derechos de su propia gente, ¿por qué pensamos que van a respetar los derechos de nuestra gente? Así que con los ojos bien abiertos, seamos conscientes de los hechos. Hay puertas traseras. Estas empresas estatales dependen del gobierno. Los países soberanos toman sus propias decisiones, pero debemos ser conscientes de los hechos.

—Otro problema muy difícil que ha mencionado es la pesca ilegal. ¿Cómo cree que deberían abordar los países el saqueo de los recursos marinos?

—Bueno, como sabemos, en esta región he visto entre 250 y 642 buques pesqueros de aguas profundas de la República Popular China. Eso es enorme. Y les quita a los países costeros los ingresos nacionales. Y es necesario que esa actividad maligna y criminal salga a la luz. Y creo que trabajando juntos, hemos tenido bastante éxito exponiendo eso y trabajando juntos como naciones, porque los barcos llevan una bandera diferente bajo la que navegan. Y de lo que se trata es de ser capaces de mostrar esas pruebas y luego ser capaces de tomar medidas.

—¿Cuáles son los principales retos de Perú y Colombia?

—Creo que con Perú y Colombia yo diría que veo a casi todos los países de la región lidiando con el mismo tipo de desafíos, tal vez sólo un poco más aquí en un tipo de cosa y un poco menos aquí en otro tipo de cosa. Pero es lo mismo. Y por eso creo que tenemos que mejorar la coordinación entre vecinos y socios, o no seremos capaces de contrarrestar esta actividad delictiva. Creo que podemos contrarrestar la inseguridad y la inestabilidad y que podemos tener éxito, pero tenemos que trabajar mejor juntos como socios y como vecinos.

Fuente Infobae

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin