Lluvias mejoran condición de cultivos, pero se mantiene caída de rindes por ola de calor de enero

Compartí esta noticia !

Las recientes precipitaciones contribuyeron a mejorar la condición de los cultivos de la cosecha gruesa pero no permitieron reponer el rinde perdido por la ola de calor de fines de enero, coincidieron hoy la Bolsa de Cereales y la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

El 82% de los lotes sembrados con soja a escala nacional presenta una condición de cultivo Normal/Excelente, consignó hoy la Bolsa de Cereales en su Panorama Agrícola Semanal.

Según el trabajo, las recientes precipitaciones permitieron además que 72,6% de los mismos alcancen la condición hídrica Adecuada/Óptima, 5,4 puntos porcentuales más que en el informe anterior.

Por su parte, 87% del total de maíz se encuentra en condición entre Normal y Excelente, mientras que la cosecha de grano comercial avanzó sobre las provincias de Santa Fe y Entre Ríos con rendimientos de 105 qq/Ha promedio; así, la entidad mantuvo su proyección de producción en 56,5 millones de toneladas.

Por otro lado, lluvias registradas en el centro-norte y oeste del área agrícola mejoran la condición hídrica de los planteos tardíos, aunque el efecto de la ola de calor sobre fechas de siembra de mediados y fines de noviembre ha impactado en su rendimiento potencial.

En lo que respecta a siembras de mediados y fines de diciembre, en gran parte de los casos han superado el período de estrés hídrico y altas temperaturas sin mermas importantes de potencial.

Durante los últimos quince días, la cosecha de sorgo comenzó en parte del centro y norte del área agrícola, con la aplicación de desecantes para facilitar las labores, las cuales se espera se generalicen en las próximas semanas sobre el centro del área agrícola.

Te puede Interesar  Argentina y China buscan construir un escenario de previsibilidad comercial compatible con nuestras capacidades productivas

Lluvias tanto en el NEA como en el Centro-Norte de Santa Fe mejoraron sustancialmente la condición del cultivo; y, hasta el momento, los planteos tardíos mantienen su rendimiento potencial intacto.

Esto permite a la entidad mantener su proyección de producción de 3,5 millones de toneladas, un millón más que lo alcanzado la campaña pasada.

Por último, el progreso intersemanal de cosecha de girasol fue de 3,4 puntos porcentuales, hasta 18,5% del área apta, con un avance lento sobre el centro-norte del área agrícola debido a las lluvias de la última semana, pero con mejor ritmo en las regiones clave del sur del área agrícola.

El rinde promedio asciende a 18,5 qq/Ha, permite sostener la proyección de producción en 3,8 millones de toneladas, indicó el trabajo.

Sin embargo, los rindes esperados para el área en pie van de 10 a 28 qq/Ha en el centro y norte, y de 8 a 30 qq/Ha en el sur por el impacto de la ola de calor de principios de febrero, por lo que las siembras tardías pueden presentar considerables mermas de rendimiento.

La BCR aseguró hoy que “a pesar de que la región recibió 147 mm -la media de los últimos 30 años-, no se pudo recobrar el rinde perdido por la intensa ola de calor que azotó a la región hacia fines de enero”, dinámica que marca un “escenario desafiante” para los productores.

La esperanza depositada en estas lluvias se vio parcialmente cumplida, proporcionando un alivio crítico pero insuficiente para revertir los daños porque la variabilidad en la distribución de las precipitaciones generó una recuperación heterogénea, beneficiando de manera desigual a los cultivos de la región.

Te puede Interesar  Renatre busca conformar la mesa contra la trata en la provincia

Algunas zonas se beneficiaron ampliamente y otras quedaron aún en espera de más precipitaciones para alcanzar condiciones óptimas de humedad en el suelo.

La soja de primera mostró una recuperación notable en la última semana de febrero, con un 75% de los lotes en condiciones excelentes a muy buenas, un avance de 15 puntos porcentuales; y la soja de segunda también exhibió mejoras, con 40% de los lotes en condiciones excelentes a muy buenas y el rinde promedio estimado en la región en 36 qq/ha.

En el caso del maíz, los cultivos tardíos que recibieron lluvias justo antes de la floración presentaron mejores condiciones, aunque no de manera uniforme en toda la región.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin