Los estacioneros descartan la posibilidad de acumular productos en los tanques

Compartí esta noticia !

La nueva costumbre tanto en consumidores como empresarios, de “stockearse” para adelantarse con posesión de mercadería al aumento desmedido de los precios, se transformó en la noticia económica del momento.

Expendedores minoristas y mayoristas de combustibles líquidos enfrentan al igual que los demás comerciantes, la carrera contra la inflación que produce en los negocios el aumento constante de los costos fijos y que obliga a buscar alternativas de reducción de impacto.

El empresario del rubro, Mauro Lapacó, quien desarrolla el negocio en ambos segmentos, explicó que “la capacidad de acumular producto en esta actividad en muy reducida”.

En ese sentido agregó que “sin importar el contexto general, el dueño de una Estación de Servicio busca tener en todo momento los tanques de combustibles llenos al máximo, exceptuando a los colegas que trabajan a consignación como el caso de YPF”.

Expresó que “tener los depósitos totalmente llenos siempre que se pueda, ayuda a evitar pérdidas mayores”, pero aclaró que no se trata de una práctica excepcional por causa de la inflación, sino que es una operatoria normal para mantener cierta estabilidad para el caso que suba el precio en el surtidor entre el momento de expender al público y recibir el camión repositor.

A diferencia de lo que se puede hacer en otro tipo de empresas, más volumen de lo que se tiene en la cabecera de tanques no se puede guardar como un sistema de ahorro, porque lo que se compra a la petrolera no son litros sino dinero y en este caso el peso cada vez vale menos con respecto a la moneda estadounidense”, lamentó.

Te puede Interesar  Transporte público: suspenden servicios nocturnos en provincias y condicionan pago de salarios y aguinaldos

De la misma manera, Lapacó sostuvo que los operadores tampoco pueden hacer compras “a futuro”. “Hay casos muy puntuales en los que se abre la posibilidad de realizar compras valuadas en paridad de importación, pero a valor dólar y a corto plazo”, puntualizó.

“El negocio es la rotación del producto”

En ese mismo marco de experiencia, el secretario de CECHA, Pedro Llorvandi opinó que “nuestro negocio es comprar y vender nafta”, y en ese sentido fue tajante al aseverar que “no nos sirve hacer stock”.

Precisó que “nuestra razón comercial se basa en la rotación de producto, similar a lo que ocurre con el kiosquero y los cigarrillos”. Además, coincidió con la idea de que “en la Estación de Servicio el remanente es muy limitado”.

¿Cuál es la situación en el segmento minimercados?

De acuerdo al testimonio del operador de la red YPF ubicado en Chubut, Osvaldo Lewistampoco resulta rentable acumular mercadería en las tiendas de conveniencia.

Propietario de la primera tienda FULL de la región, Lewis acotó que “a la capacidad de frío que necesitan algunos productos, se suma el problema de los vencimientos para su consumo”.

Finalmente consideró que la defensa del capital operativo en el rubro minimercado es muy acotada, casi nula. “Sólo un apalancamiento financiero, como la toma de créditos pero con un costo de intereses inferior a la inflación esperada puede ayudar, aunque en parte”, sentenció el empresario patagónico.

Fuente: Redacción Surtidores

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin