COLUMNISTAS, ECONOMIA, Ultimas Noticias

Marzo a va a determinar cómo seguimos la discusión

Compartí este articulo en:

Ya empezando a transitar marzo, podemos comenzar a evaluar lo que fue el principio del año y de esa manera intentar proyectar escenarios probables de cara al futuro.

Misiones ha mostrado resultados positivos en materia fiscal que le permiten arrancar el año con fuerza: los incrementos reales que tuvo la provincia tanto en la coparticipación federal, como en las transferencias no automáticas de la nación le generaron ingresos por encima de la inflación de aproximadamente $1.100 millones en el bimestre.

A eso se le agrega la cuestión de la recaudación propia, dato del que hablamos la semana pasada en relación a enero, y si proyectamos la de febrero en función de determinadas variables coyunturales y del comportamiento histórico del mes en cuestión, podemos pensar en un febrero también de rendimientos notables. En función de eso, los ingresos netos luego de descontar inflación, solo en este punto, serían de alrededor de $2.400 millones en el bimestre.

En conclusión, solo en los dos primeros meses del año Misiones tendría, según proyecciones propias, ingresos por $3.500 millones por encima de la inflación.

Este dato le permite a la provincia contar con un fuerte respaldo a los programas de fomento al consumo que viene llevando adelante, así también como para sostener el gasto tributario de ciertas medidas, como ser por ejemplo la eximición del impuesto a los ingresos brutos al turismo, entre otras cosas.

Tema fiscal: muy buen inicio de año. Vayamos a la actividad económica.

Los patentamientos de automóviles crecieron 21% en enero y 47% en febrero, siendo en este último el mayor incremento de todo el país. El total de primer bimestre del año culminó con un alza del 30%, la mayor del NEA y la segunda mayor del país, solo detrás de Tierra del Fuego. Esto marca una consolidación de un proceso que se había iniciado ya en 2020 y que tuvo a Misiones como protagonista a nivel nacional, y de este modo, ratifica el camino.

En motos, Misiones creció en enero un 38,7% y en febrero un 27,7%, cerrando el bimestre con un incremento acumulado del 33,5%, que es nuevamente el mayor del NEA, y a nivel nacional es el cuarto más alto.

Por ende, en la adquisición de Okm, Misiones marca el camino a nivel nacional y regional.

Pese a vender más autos, se contrajo la venta de combustible: en enero (último dato disponible), cayó 15,6% interanual (segunda menor del NEA y por encima del promedio nacional que fue -11,3%) y un 6,6% mensual. Este dato no debe sorprender: no solo el sector venía con caídas, sino que además las subas de precios pusieron un freno a la demanda, y por ello, solo dos provincias lograron cierta recuperación, que fue muy leve.

La demanda de energía eléctrica en Misiones cayó 4% en enero según el informe de ADEERA. Por usuario, la residencial cayó 1%, la no residencial cayó 8%, pero la de Grandes Usuarios del MEM creció 12%. Según FUNDELEC, el consumo misionero cayó 1% en enero, en línea con lo informado para la demanda residencial.

El cemento creció 18% anual en enero, pero cayó por encima de los 20 puntos contra diciembre: hay factores estacionales, pero también parece ser que Misiones llegó a un techo de consumo, luego de haberlo tocado en septiembre con excelentes resultados.

En esa línea, la construcción no viene muy fina: si bien los últimos datos corresponden a diciembre, se dio una fuerte caída en los puestos de trabajo: -7,4% (482 empleos menos que en noviembre). Aquí también hay factores estacionales, pero el descenso misionero es de una dimensión mayor al del resto de las provincias de la región, y de ahí la preocupación.

Otro dato de gran preocupación, en esa línea, tiene que ver con el empleo registrado en el sector privado: diciembre registró la tercera caída consecutiva, siendo de hecho más fuerte que en octubre y noviembre (-0,5% vs -0,4% y -0,1%), y con esa caída, Misiones volvió a estar con niveles por debajo de la prepandemia, algo que no ocurría en los meses previos.

La esperanza de recuperación en este punto está sin duda en el repunte que tuvo el turismo en enero y febrero, que aun operando por debajo de los niveles “normales”, volvió a tener un considerable ritmo tras meses de inactividad.

Marzo será un mes clave no solo por ser un mes de inicio de actividad más fuerte, sino también por lo que vamos a enterarnos en este mes: a mediados de marzo conoceremos los niveles de desocupación, y a fines de mes, de pobreza. Ambas para diciembre 2020. Ello pondrá en agenda el papel de los gobernadores en el manejo de la pandemia, y podrá dejar heridos, como también podría ocurrir que agrande figuras.

Desde hace ya varios meses destacamos el gran papel que cumplió Misiones en un escenario donde otras provincias tambaleaban en materia económica y sanitaria. Esos datos pueden darle un importante empujón al gobierno provincial, o podría ser lo contrario.

A priori, todo indica que, dentro de la región, mostrará los mejores resultados. Esperaremos los datos para continuar la discusión.


Compartí este articulo en: