Massa lanza canje de bonos para descomprimir vencimientos del primer trimestre de 2023

Muchos afirmaban que Sergio Massa no salía indemne del cuarto. trimestre 2022 pero el ministro de Economía ya prepara el primer bimestre 2023, difícil por cierto.

Compartí esta noticia !

El Ministerio de Economía anunció que la próxima semana llevará adelante un canje voluntario de ocho títulos del Tesoro que vencen en el primer trimestre de 2023, con el objetivo de descomprimir vencimientos y facilitar futuras licitaciones.

Muchos afirmaban que Sergio Massa no salía indemne del cuarto. trimestre 2022 pero el ministro de Economía ya prepara el primer bimestre 2023, difícil por cierto.

Las empresas, bancos, aseguradoras, tenedores minoristas y organismos públicos que participen del canje podrán escoger entre dos canastas de títulos diseñadas por la Secretaría de Finanzas: una con vencimientos a más corto plazo -segundo trimestre de 2023- con títulos a tasa fija (Ledes); y otra con títulos duales -libre elección de cobro entre tasa de inflación o de devaluación- pero con vencimiento en la segunda mitad de 2023 e, incluso, en 2024.

La operación de conversión de activos se hará el próximo martes 3 de enero de 2023, entre las 10 y las 15 horas, y su liquidación se concretará el viernes 6.

Según datos de la consultora Aurum Valores, los vencimientos en pesos que enfrenta el Tesoro con el sector privado durante el primer trimestre de 2023 ascienden a casi $ 2,7 billones: en enero vencen unos $924.000 millones, en febrero otros $ 834.000 millones, y en marzo unos $ 933.000 millones.

Si se suman los vencimientos de títulos que el propio sector público tiene en su poder, los compromisos ascienden hasta los $ 4,2 billones, que son los que efectivamente se intentarán canjear, de acuerdo a cálculos de oficiales.

En detalle, los títulos elegibles para ser canjeados con los siguientes: la letra ajustada por inflación (Lecer) X20E3 con vencimiento para el 20 de enero; la letra a tasa de descuento (LEDE) S31E3, que vence el 31 de enero; el bono del Tesoro a tasa Badlar Privada más 5,25% (BOTE) que utilizan los bancos integrar encajes y que vence el 6 de febrero; la letra que para acorde a la evolución de la inflación (Lecer) X17F3 del 17 de febrero; otra letra a tasa de desceunto (LEDE) S28F3 con vencimiento para el 28 de febrero; un bono ajustable por inflación (Boncer), el TC23 que amortiza el 6 de marzo; otro bono Boncer TX23 del 25 de marzo; y la Ledes S31M3 del 31 de marzo.

A cambio, Economía ofrecerá dos canastas de títulos.

La primera canasta está compuesta en un 25% de la reapertura de la LEDE con vencimiento el 28 de abril de 2023 (S28A3), en un 35% de la reapertura LEDE con vencimiento el 31 de mayo de 2023 (S31Y3), y en un 40% de la emisión de una nueva LEDE con vencimeinto al 30 de junio de 2023.

La segunda canasta estará integrada en un 35% de la reapertura del Bono Dual con vencimiento en julio de 2023 (TDL23), en 35% de la reapertura del Bono Dual con vencimiento en septiembre de 2023 (TDS23) y en un 30% de la reapertura del Bono Dual con vencimiento en febrero de 2024 (TDF24).

Te puede Interesar  Lexlay llega a la argentina, y hace escala en Misiones

Massa ya prepara el difícil primer bimestre 2023

Probablemente la diferencia mayor entre Sergio Massa y sus detractores que apostaron por la megadevaluación para el último trimestre 2022, y perdieron, es que el ministro de Economía reconoce las dificultades que enfrenta pero está en desarrollo de iniciativas en forma permanente. No es para menos por la situación que heredó de Martín Guzmán pero también porque el 1er. bimestre 2023 es difícil.

La consultora Equilibra describió el escenario: El desafío fiscal/monetario del 1er. bimestre de 2023 es significativo: el Tesoro afronta vencimientos de títulos en moneda extranjera por US$ 1.115 millones y en pesos por AR$ 2,5 billones, mientras que la reversión de la estacionalidad de la demanda de dinero hará que el BCRA tenga que esterilizar más de AR$ 1 billón para que el excedente de pesos no presione a los mercados financieros.

El Ministerio de Economía anunció este jueves 29/12 que la próxima semana ofrecerá un canje voluntario de 8 títulos del Tesoro que vencen en el 1er. trimestre de 2023, con el objetivo de descomprimir vencimientos y facilitar futuras licitaciones.

Las empresas, bancos, aseguradoras, tenedores minoristas y organismos públicos que participen del canje podrán escoger entre 2 canastas de títulos diseñadas por la Secretaría de Finanzas:

  • una con vencimientos en el 2do. trimestre de 2023- con títulos a tasa fija (Ledes); y
  • otra con títulos duales -libre elección de cobro entre tasa de inflación o de devaluación- pero con vencimiento en la 2da. mitad de 2023 e, incluso, en 2024.

La operación de conversión de activos se hará el martes 03/01/2023, entre las 10:00 y las 15:00, y su liquidación se concretará el viernes 06/01/2023.

Pero, ahora volviendo a Equilibra, también hay un reconocimiento de logros:

  • “El Banco Central desaceleró el ritmo del crawling-peg del tipo de cambio oficial desde 7,0% a principios de diciembre hasta 5,5% en las últimas ruedas, mientras que las cotizaciones alternativas pegaron un salto de entre 2,5% y 7,5% esta semana y la brecha rozó 100%.”
  • “El menor ritmo de depreciación del tipo de cambio responde a 3 factores: 1) la desaceleración de la inflación, 2) tasas de interés reales positivas (la Leliq paga una tasa mensual de 6,3%); y, 3) el fuerte ingreso de divisas producto de la segunda ronda del “Dólar Soja” (se liquidaron US$ 3.035 millones y el BCRA pudo comprar US$ 2.188 millones).”
  • “A pesar de que en diciembre la suba del dólar oficial se ubicaría por encima de la inflación por 2do mes al hilo, no es una tendencia que se mantendría: según el promedio de los últimos 20 años, el tipo de cambio real multilateral suele apreciarse un 3,7% en años electorales y 6,1% en años de elecciones presidenciales.”
  • “La incertidumbre electoral y el anticipo de un verano “caliente” en el mercado financiero/cambiario por la escasez de divisas estuvieron detrás del salto en las cotizaciones alternativas. El anuncio de que el fenómeno la ‘Niña’ finalizaría a fines de enero y la muy buena licitación de Finanzas de ayer (obtuvo financiamiento neto por más de AR$ 230.000 millones) trajeron alivio a los mercados financieros.”
Te puede Interesar  Más control para importaciones del Mercosur: deberán tramitar Licencias Automáticas

El Lado B

El diario El Cronista Comercial afirma que “con los mayores controles para las compras del exterior, los datos de actividad empiezan a resentirse.”

¿Por qué un ordenamiento de importaciones debería provocar una menor actividad? El razonamiento es cuestionable. En verdad, hay tantas advertencias de que 2023 será un año complicado que es razonable que las autoridades económicas tom en sus precauciones.

¿Hay que recordar que, además, es año electoral?

El miércoles 28/12 la Aduana denunció a empresas por $ 1.400 millones en multas y aranceles por importaciones temporarias que no se cumplieron como tales y analiza operaciones en el SIRA por US$ 1.400 millones, y hay otras irregularidades en la mira. El comercio exterior fue un ‘colador’ en días de Martín Guzmán, hay empresas que abusaron, y es hora de poner al día la situación, en especial por lo que viene.

  • 2022 concluye, para el ministro José Ignacio de Mendiguren con un crecimiento 1,9% interanual en noviembre y 1,2% contra octubre.
  • La proyección de 2% de PBI se mantiene en el Gobierno y en el FMI.
  • No puede ignorarse que en 2022 se llegó a hablar de Asamblea Legislativa para remoción del Presidente de la Nación…. Demasiado bien un +2%.

2023 es otro tema.

En el sector privado hay pronósticos cercanos a 0% para la actividad en 2023.

En el caso de Massa la hipótesis consiste en que si la administración de divisas permitiera cierta regularización de importaciones, esa acción basta para activar algunos rubros en desaceleración.

Por ese motivo el intenso trabajo con los permisos del SIRA, en los sectores que acordaron Precios Justos, donde el compromiso de subas no mayores al 4% para los próximos meses se acompaña del acceso a las escasas divisas.

Las SIRA se presentan con fecha de pago y el Gobierno busca repetir el esquema que negoció hasta marzo 2022 el 1er. trimestre.

Interesante lo de El Cronista:

  • “Pese a la sequía, los datos que informaron los productores de trigo a Agricultura marcaron 14 millones de toneladas para este año, por arriba de las proyecciones más negativas que ponían a las reservas contra las cuerdas.”
  • “El pronóstico del clima es uno de los indicadores que más miran en el Gobierno. Sergio Massa ya dio muestras de su afición meteorológica en la UIA, cuando pronosticó lluvias que luego se corroboraron.”
  • Ahora la proyección abarca un fin de año con precipitaciones en la zona núcleo, hasta el 8 de enero, que aliviarán a las arcas y los productores. En la segunda quincena de enero, el foco estará en el Congreso, que tiene la llave para destrabar la llegada de dólares del blanqueo de capitales que trae el acuerdo de intercambio fiscal con Estados Unidos.”

About The Author

Compartí esta noticia !

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin