Milei: “Mi aliado estratégico es EE.UU., estén los demócratas o los republicanos”

Compartí esta noticia !

Javier Milei, presidente de Argentina, explicó su relación con el Gobierno de Joe Biden, mientras mantiene una confesa simpatía por Donald Trump y el Partido Republicano.

En una entrevista con Andrés Oppenheimer, en CNN en Español, el mandatario aclaró: “Lo más importante es mi alineación con Estados Unidos, independientemente de quién esté en el Gobierno”, y añadió que sus “preferencias son públicas”.

Milei describe a Estados Unidos como uno de sus aliados internacionales, y lo ha demostrado con viajes tanto en sus primeros meses de gestión, como antes de asumir el cargo.

Sin embargo, su vínculo con Washington tiene una peculiaridad: si bien aseguró que su relación con la administración Biden es “excelente”, en más de una ocasión expresó su cercanía a los republicanos.

“Soy más afín a las ideas del Partido Republicano. Ese es el punto. Eso es cierto y eso es conocido. Pero mi prioridad es ser aliado de Estados Unidos”, dijo el presidente de Argentina a Andrés Oppenheimer.

Esta dicotomía se expresó con más claridad en febrero, cuando un día después de recibir en Buenos Aires al secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, abrazó efusivamente a Donald Trump durante la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC, por sus siglas en inglés) en Washington. Allí intercambió palabras muy elogiosas con el expresidente.

Esto podría entenderse como un error diplomático, pero el propio Milei sostuvo con convicción que no lo fue. Argumentó que “en términos protocolarios, no cuenta, es algo fuera del protocolo”, es decir, un encuentro “no oficial”.

Incluso consideró que ante los comentarios de que esa reunión con Trump habría disgustado al gobierno de Biden “también podría haber gente de los republicanos que esté molesta” por su diálogo con Blinken, y recordó que “he participado en muchas actividades con el embajador (de EE.UU. en Argentina, Marc) Stanley, he sido recibido en la Casa Blanca sin haber asumido”.

De todas maneras, y pese a que su postura pueda parecer ambigua, el mandatario dejó muy en claro su pensamiento: “como presidente de Argentina, habiendo definido el lugar en el mundo donde quiero estar, mi aliado estratégico es Estados Unidos. Estén los demócratas o estén los republicanos”.

Su dogmatismo al servicio de las relaciones internacionales

Israel es el otro gran aliado de Argentina, según las definiciones de Milei. En ese sentido, fue contundente al defender su postura sobre la guerra con Hamas: “Israel, todo lo que está haciendo, lo está haciendo dentro de las reglas de juego… no está cometiendo ni un solo exceso”.

Esta es la tónica que lo llevó a, una vez más, criticar a los líderes latinoamericanos que han condenado la respuesta israelí al ataque terrorista del 7 de octubre. Particularmente, se refirió a los presidentes de Chile y Brasil, Gabriel Boric y Luiz Inácio Lula da Silva, respectivamente.

“Me parece condenable que hagan ese tipo de condenas”, dijo a CNN.

También retomó sus habituales críticas al socialismo, acusando a sus líderes de tener una “doble vara” para criticar a las dictaduras y dejó una tajante definición: “La izquierda en sus distintas versiones es el cáncer de la humanidad”.

Te puede Interesar  DNU: Mandan planteo de inquilinos a la justicia civil

“Sin dudas los peores presidentes de América Latina por escándalo es lo que tiene que ver con la dictadura de Venezuela, con el comunismo que quiere impulsar en Colombia Petro, lo que tiene Nicaragua o lo que tiene Cuba”, añadió.

En contraposición, destacó sus encuentros bilaterales con David Cameron, secretario de relaciones exteriores de Gran Bretaña, y con Kristalina Georgieva, directora del Fondo Monetario Internacional, a quien para Milei, conocer fue “formidable”.

Los cruces con Petro y López Obrador

Fiel a su estilo vehemente, dedicó duras palabras a los presidentes de Colombia y México.

A Gustavo Petro lo calificó de “asesino terrorista”, lo que desencadenó un conflicto diplomático, mientras que llamó “ignorante” a López Obrador.

El gobierno colombiano expulsó del país a todo el cuerpo diplomático argentino, señalando las palabras que dijo Milei a CNN como el motivo de la decisión. El comunicado publicado por la cancillería expresa que “no es la primera vez que el señor Milei ofende al mandatario colombiano”. La relación entre ambos presidentes siempre ha sido cuanto menos tirante.

López Obrador, por su parte, optó por un irónico mensaje en X para replicar a las descalificaciones en su contra: “Milei afirmó que soy un ‘ignorante’ porque le llamé ‘facho conservador’. Está en lo cierto: todavía no comprendo cómo los argentinos, siendo tan inteligentes, votaron por alguien que no está exacto, que desprecia al pueblo”.

Una vez más, este intercambio surge como la escalada de una relación que lejos estuvo de ser amistosa. Sin embargo, para el último viernes de marzo las escaramuzas parecían superadas, luego de que México negó que considerara expulsar al cuerpo diplomático argentino y la propia canciller, Alicia Bárcena, dijera que había hablado con su par de Argentina, Diana Mondino, y afirmado una relación bilateral de cooperación y mutuo respeto.

El “bastón humano” del papa Francisco

Si de relaciones conflictivas se trata, el sumo pontífice fue otra de las personas que supo recibir duras críticas de Milei.

Sin embargo, ese encono parece haber quedado atrás luego de la audiencia que ambos compartieron el 12 de febrero. Aquella mañana en el Vaticano pasaron reunidos más de una hora y tocaron temas como la posible visita de Francisco a Argentina.

“Lo que le señalé es que él iba a ser recibido con todos los honores de jefe de Estado, que iba a recibir los honores propios de ser el jefe espiritual de la Iglesia Católica, en especial siendo Argentina un país católico. Pero esa decisión depende de él”, dijo Milei en relación con su encuentro con el pontífice.

Pese a su entusiasmo, puso un manto de suspenso sobre el viaje dada la “carga física” que implicaría para el papa.

“Estaría buenísimo que se sienta bien y venga. Yo lo que tengo que hacer es darle todas las posibilidades para que él se sienta de manera maravillosa. Hasta estoy dispuesto a ser su bastón humano, por decirlo de alguna manera, para que tenga idea de cómo estoy dispuesto a acompañarlo. Pero no hay que presionarlo ni empujarlo”.

Te puede Interesar  El arte como motor de superación y crecimiento

Economía, dolarización y derechos humanos

En el plano local no faltaron referencias a la crisis económica que sufre su país, ante la cual Milei enumeró los principales logros de su Gobierno.

“El mayor logro es haber evitado la hiperinflación”, se jactó, al tiempo que criticó la gestión anterior.

“Nosotros pensábamos alcanzar el déficit cero para el año completo 2024 y lo hicimos con tanta fuerza que lo alcanzamos en el primer mes del año. Eso implicó cortar con la emisión monetaria”, explicó y vaticinó: “marzo es un mes difícil, muy difícil por la cuestión de la estacionalidad, pero en algún momento la tasa inflación se va a derrumbar del mismo modo que se derrumbó el dólar”.

También se refirió a su promesa de dolarización realizada durante la campaña electoral, y reafirmó su idea de “terminar con el Banco Central”.

“Nosotros hemos hablado siempre de competencia de monedas. Y en esa competencia, si se llega a imponer una moneda, la moneda que se va a imponer, por las preferencias de los argentinos, es muy probable que sea el dólar. Por eso se habló de dolarización. Pero en realidad nosotros siempre hablamos de competencia de monedas”, afirmó Milei.

En torno a los derechos humanos, un tema que cobró relevancia en días recientes al cumplirse un nuevo aniversario del golpe de estado del 24 de marzo de 1976, Milei rechazó la posibilidad de dar un indulto a militares condenados del último régimen militar.

Además, le contestó a Estela de Carlotto, presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, por sus declaraciones contra él durante los actos del 24 de marzo, cuando llamó a “cansarlo hasta que se vaya”.

Milei criticó a Carlotto porque “pidió que se me volteé con un golpe de estado” y acusó a los participantes en ese acto de “totalitarios”.

La personalidad de sus “hijos de cuatro patas”

Al ser consultado por sus métodos para lidiar con el estrés que implica ser presidente, Milei hizo referencia al ritual de todas sus mañanas: visitar a sus perros, cuatro de ellos llamados como economistas.

“Me levanto y me voy a ver a mis hijitos de cuatro patas, Conan, Murray, Milton, Robert y Lucas, que están en una parte de la quinta (la residencia presidencial de Olivos). Estoy con ellos aproximadamente una hora y ya después vuelvo, me baño y me pongo a trabajar”.

Según comentó, todos ellos tienen personalidades muy diferentes entre sí: “Murray es muy cariñoso, pero es muy, muy territorial. Conan luce muy tranquilo, pero no lo provoque. Y después, por ejemplo, Milton, que además es el más grandote físicamente, en dos patas mide dos metros, a él le gusta solo estar con mujeres. O sea, no es ningún tonto”, bromeó.

Además, explicó que se siente particularmente identificado con dos de ellos: “Robert es muy, muy, muy revoltoso. Está todo el tiempo haciendo lío. Es decir, quizás es el que más se parece a mí en la personalidad, y Conan. Después Lucas es muy cab***. O sea, es como que enseguida se fastidia y se satura rápido”.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin