Miserables

Concepto muy duro y muy explícito, referido a la miserabilidad moral de determinados execrables sujetos. Las ideas surgen solas, con fuerza y en tropel, en estas fechas con tanta significación histórica para los argentinos de bien, el 24 de marzo del siniestro “proceso” y el 2 de abril, de la recuperación temporaria de Malvinas; vinculadas ambas por coincidencias históricas y por el constante accionar del sector apátrida que sigue influyendo tan negativamente en el devenir de Argentina.

Miserabilidades de los violentos de “derechas e izquierdas” (concepto en sí mismos divorciados de todo sentido de lo nacional, pues responden a la Revolución Francesa del siglo XVIII, cargada de europeísmo y huérfana de íbero americanismo), que prefabricaron las condiciones para justificar el golpe de Estado, cuyo objetivo central era instalar el neoliberalismo para destruir a Argentina…y en buena medida lo lograron, pues sus sucesores siguieron las tareas de destrucción socio económica generalizada, exclusión social y desindustrialización forzosa. 

Miserabilidades de los oligarcas de siempre, los portuarios unitarios, con los mega terratenientes con enormes extensiones de las mejores tierras de las que se apoderaron a partir de los nefastos gobiernos de Mitre y Sarmiento, cuyos descendientes en muchos casos son simples rentistas del campo, a los que solo les interesan sus intereses personales, y su distorsionada visión de “la patria” solo llega a sus campos y sus intereses de clases privilegiadas. 

Miserabilidades de los especuladores e intermediarios varios, que medran lucrando con las importaciones, las rentas financieras y operaciones similares, casi siempre en contra de toda industrialización y de las grandes obras de infraestructura que son necesarias para el engrandecimiento nacional real y concreto.

Miserabilidades de los patrioteros de bandera, milicos bombardeadores del pueblo y fusiladores del ’55, devenidos después en milicos proceseros totalmente subordinados a los dictados de los anglosajones; de los cuales muchos lo son de puro poco o nulamente instruidos; pero unos cuantos que sí saben el daño que hicieron y hacen, lo perpetran como personeros al servicio o como parte uniformada de las oligarquías apátridas. 

Miserabilidades de los sempiternos “economistas del achique”, con remanidas “recetas” de ajustes, siempre opuestas al desarrollo nacional. 

Miserabilidades de los mercenarios varios de los medios masivos de comunicación, que se venden por los treinta denarios por los que crucifican al pueblo y a la Patria Argentina toda. 

Miserabilidades de los que se abroquelan en las Universidades Nacionales, hostigando y persiguiendo a todos los que “osamos” ser y manifestarnos a favor del Pensamiento Nacional; nada inocentes acciones que buscan instaurar el pensamiento único cargado de neoliberalismo político y económico, o de sus “socios funcionales” los “viudos del marxismo” y similares. 

Miserabilidades de los milicos proceseros muy brutos y colonizados mentales, que se supusieron “aliados” de EEUU y no previeron la agresión del viejo imperio británico, llevándonos a una derrota militar y a un brutal retroceso desde lo geopolítico, además de la situación de indefensión total en la que estamos desde hace cuatro décadas. 

Miserabilidades de los “grandes intelectuales” docentes de institutos militares y otros asesores varios, que no alertaron acerca de la muy previsible fuerte reacción británica y de los apoyos de EEUU y de toda la OTAN. 

Miserabilidades de los acomodaticios varios, y de los muy volubles “panqueques” de la clase media, esos tilingos (definición sociológica de Jauretche), que se creen afines o casi pertenecientes a la gran oligarquía; pero de la única tierra de la que son propietarios es de las cuatro macetas que tienen en el patio, o de los que alardean “pertenecer” a los sectores altos, desde su vivienda construida por el Estado, sin la cual nunca habrían accedido a la casa propia.

Miserabilidades de los docentes que lo son por ser simples ganapanes que no asumen la enorme responsabilidad de la docencia, y no enseñan a sus alumnos a razonar con criterios propios y visión real de Patria. 

Miserabilidades de los que vendieron la sangre vertida en Malvinas, subordinándonos explícitamente a Gran Bretaña en los infames Acuerdos de Madrid y en los muchos actos de entrega de soberanía perpetrados en el macrismo, uno de los cuales fue volver a atarnos a los condicionamientos anti desarrollo del FMI. 

Miserabilidades de las “progresías” tan llenas de dogmatismos inculcados por ONGs extranjeras y/o de doctrinas antinacionales varias, así como de sucesivas “urgentes prioridades” que nunca contemplan los Intereses Nacionales, pero cumplen las agendas dictadas desde el “Poder Profundo” emanado del Atlantismo y de los que buscan la globalización salvaje…de lo cual por lo general ni se dan cuenta. 

El listado no se agota. 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password