Devolviendo resultados: fila1on fila2 fila3on fila4on

Misiones carbono negativo

“Misiones es una provincia muy importante para todos los argentinos porque es parte del territorio argentino que más oxígeno brinda al ambiente argentino, por su selvas, por su bosques, por sus plantaciones forestales son, definitivamente, para la Argentina acreedores ambientales porque hacen mucho por el ambiente argentino; para que tengamos mejor aire para respirar, simplemente; nada más ni nada menos”. Nada más ni nada menos. 

Las palabras del presidente Alberto Fernández reafirman un reclamo que desde hace algún tiempo viene haciendo Misiones ante la Nación: la necesidad de una compensación por los costos que demanda la protección de la biodiversidad y la renta que se deja de percibir, para el Estado y el sector privado, por frenar la expansión de la frontera agrícola. El último cálculo que hizo la Provincia, fue de 114 mil millones de pesos. Pero hasta ahora, más allá de algunos reconocimientos retóricos, la Nación no había admitido la deuda. No hay que esperar con esto que Fernández decida abrir la billetera, pero la posición queda fortalecida y ahora la Provincia cuenta con elementos que no estaban en la ecuación al momento del reclamo: Misiones tiene su inventario de gases de efecto invernadero y es formalmente carbono negativo. Retiene más de lo que emite, las emisiones alcanzan a 3.286 toneladas de CO2 y la selva y las forestaciones, retienen 5.336 toneladas. El saldo positivo es de 2.049 toneladas año. 

El sector que más emite es el energético -que incluye al transporte-, mientras que los que más retienen es el sector de bosques tanto nativos como implantados. En la Agricultura, Ganadería, Forestación y otros Usos del Suelo, lo que genera mayor emisión es la conversión del uso del suelo a la agricultura. En paralelo, en el sector energético, lo que más emite es el transporte, seguido por emisiones indirectas de energía importada. La industria y la construcción, llamativamente tienen bajas emisiones. 

Pero ¿Qué significa que Misiones sea carbono negativo? ¿Para qué sirve? 

“Sirve para salir al mundo con datos ciertos que surgen de una metodología aceptada internacionalmente”, sintetiza Silvia Kloster, Subsecretaria de Cambio Climático. “Este inventario, lo que nos permite es saber cómo estamos posicionados ante la problemática del cambio climático. Y obviamente valorizar en estos sectores, que son los sectores que tienen mayor impacto en las emisiones de geis (gases de efecto invernadero). Este inventario tiene una metodología internacional definida por el panel de expertos denominados IPCC que definieron a 4 sectores como los responsables de las mayores emisiones de estos gases a nivel internacional. A partir de los acuerdos firmados, todos los países hicieron su inventario nacional y a su vez, a partir de la ley de presupuestos mínimos de la adaptación y mitigación al  cambio climático global, las provincias tenemos que hacer nuestros propios inventarios. Están todas las provincias en esa etapa, algunos avanzando un poco más, otros un poco menos, pero tenemos la obligación de hacerlo por ley. Ahora el inventario ¿Qué ha hecho? Ha medido las emisiones de cada unos de esos 5 sectores en la provincia (energia y transporte, bosques y agricultura, industria, y residuos), los gases que se miden son principalmente el dióxido de carbono y el metano, en este caso, hay otros que son más complicados. Pero la unidad de medida es el carbono o sea se calcula en función de las emisiones de carbono en el sector energía y transporte, en el sector de bosques y el agro, (AFOLU en inglés por Agricultura, Ganadería, Forestación y otros Usos del Suelo), que es estructura del forestación y otras áreas relacionadas a la tierra, también las emisiones vinculados al sector industrial y a los residuos. En el sector Afolu, dentro del cual se encuentran los bosques,  existen emisiones que se dan por la ganadería y la agricultura. Ahora en Misiones, el sector de bosques donde se encuentran el bosque nativo y el implantado capturan mucho más dióxido de carbono de lo que se emite teniendo en cuenta todos los sectores. Esto significa que Misiones capta más dióxido de carbono y en consecuencia emite más oxígeno. Entonces estamos a un nivel en el que hablamos de carbono negativo, en el sentido que la actividad de la provincia representada en emisiones de  estos 4 sectores que mencioné antes es compensada por la captura que hace el bosque nativo de estos gases de efecto invernadero”, explica. 

Y ¿Se puede identificar qué sectores son los que más emiten en este caso?

Sí, el sector que más emite es el sector energético, donde también está el sector transporte. Pero cuando hablamos de energía, sobre todo a nivel nacional, nos referimos a la generación de energía, dado que todavía la seguimos generando en su mayor proporción con la quema de combustibles fósiles. A nivel provincial tenemos una generación de energía renovable, hablando de lo local, que es Urugua-í, y ahora paneles solares, con biomasa, por lo que nosotros como provincia per se, no tenemos emisiones en lo que es generación, pero sí en el transporte. Y el transporte es uno de los sectores que se suman al sector energético. Porque dentro del inventario, cuando se habla del sector energético incluye la generación y el transporte. Nosotros tenemos todavía que trabajar en el transporte, a nivel provincial para tratar fomentar el consumo de vehículos eléctricos, y la movilidad sustentable, entre otras opciones, como la utilización del hidrógeno para el transporte público. Hay que fomentar la generación de energía con renovables y en esto la provincia  como parte del sector privado vienen haciendo esfuerzos visibles como son los emprendimientos con paneles solares, y la generación con biomasa.   

Ir cambiando la matriz…

Ir cambiando la matriz, y también ir utilizando vehículos que emitan menos, no. Esa es un poco la idea, por eso también desde la provincia se está fomentando la generación de vehículos eléctricos. Por supuesto, esto debería ir acompañado de un esfuerzo nacional, porque si bien decimos que nuestra energía es renovable, el auto es renovable, pero la matriz energética de la Argentina tiene como origen la generación mediante la quema de hidrocarburos.  Desde la provincia se viene desarrollando inversiones para la instalación de paneles solares, como también con el hidrógeno verde, y con biomasa hay pequeños generadores en distintos sectores, con distintas tecnologías. Todo ayuda. Pero hoy por hoy esa generación, va inyectada a una red nacional. 

Y ¿Qué sectores son los que más retienen el carbono, no?

El bosque, bosque nativo y el implantado. Si bien los dos son los grandes receptores, son los que nos generan la vida, más allá de otros servicios ambientales. Pero, si hacemos una comparación, más o menos, podemos decir que el bosque implantado, por su crecimiento mucho más rápido, por su propio proceso, generalmente es el que en principio captaría más, pero a la vez con la corta para la industrialización, vuelve a nivelarse. El bosque nativo que si bien su crecimiento es lento, tiene una captación más equilibrada y más a largo plazo. 

¿Y la agricultura acompaña ahí, porque digo plantar yerba también retiene?

Sí, nosotros estamos realizando algunos estudios para evaluar cuánto es el aporte. Porque como son productos que se van cortando y tienen una utilidad muy gradual, con procesos, hay que renovarlas y mantenerlas. Estamos viendo, cuánto realmente es el aporte, estamos haciendo los estudios todavía, no hay resultados definitivos, pero todos los cultivos que ayuden a la captación son buenos. Ahora el tema también es qué hacemos con el suelo, entre otras variables. Porque no solo es el tema de la producción, también hay que tener en cuenta la gestión de los suelos vinculadas a esa actividad, si se usa un producto químico, cuál es su impacto, etc.  

Oficialmente somos carbono negativo, ¿Qué valor tiene esto, simbólico o económico, al decir que Misiones es carbono negativo?

Por ahora es un dato con mucho peso simbólico, pero la idea es salir al mundo con esta novedad buscando una oportunidad económica más. Que seamos carbono negativo significa que estamos haciendo un esfuerzo importante para esto. La política ambiental de la provincia vinculada a la conservación y producción de los bosques, tanto nativo como implantado y ligado a ello la conservación de la biodiversidad son claras señales del esfuerzo que viene realizando la provincia. Esto no es algo gratuito, son años de trabajo y de una decisión política y económica, también del sector privado, porque no hay que olvidar que el sector privado es el gran socio del Estado. Sin el sector privado sería imposible llevar adelante políticas públicas y ambientales. Así que creo que es la gran oportunidad para demostrar este sacrificio, porque hay provincias que han cambiado sus bosques por otras actividades económicas, no voy a mencionarlas, pero hay muchas que están hasta con procesos judiciales, porque han deforestado y han plantado otro tipo de cultivos, como soja, trigo y demás. En nuestra provincia, ha sido una decisión la conservación. Entonces, esto tiene que ser reconocido, hay que valorarlo y plantearlo en el mundo, como un aporte concreto basado en datos y metodologías internacionales. Porque hasta ahora sabíamos que era una posibilidad, hoy podemos mostrar nuestro inventario de gases de efecto invernadero al mundo y también esa es una gran oportunidad. Por un lado, buscar el reconocimiento por el aporte de nuestros bosques y por otro, en función de nuestras necesidades buscar alternativas para proyectos que nos ayuden a reducir emisiones en los otros sectores. Es un gran desafío. Hay que ver qué quiere el mundo en este contexto de crisis energética y encontrar la oportunidad para una asistencia económica, que realmente sea genuina y que no implique la toma de deuda alguna. 

Como la emisión de bonos verdes…

Exacto, lo que se busca siempre son acuerdos donde tengamos la oportunidad de proyectos, sin que nos endeudemos. 

Para Kloster el reconocimiento del Presidente “es un avance” pero advirtió que debe plasmarse en políticas más concretas.

“Hemos logrado conservar los bosques, creo que esta es una reivindicación del país que ojalá se cristalice en asistencia y en la oportunidad de fondos, porque la verdad es que, hasta ahora, hemos conseguido proyectos, o hemos intentado conseguirlos desde las jurisdicciones en absoluta soledad. El Estado nacional tiene que abrirse un poco más a los mercados de carbono, hoy no lo está haciendo, yo tengo una posición muy crítica en ese sentido, creo que varias provincias nos van a acompañar, varios colegas de la provincia pensamos lo mismo, que tenemos que poder crear un mercado interno. La Provincia tiene que salir a buscar financiamiento sin que la Nación tenga que estar dándonos la venia. Pero para esto, hay que establecer una metodología respecto de la contabilidad de las contribuciones, lo debería hacer la Argentina estableciendo cuanto antes una forma de medición clara que no permita la doble contabilidad de las reducciones. Misiones va a tener que llevar un control y medición de las reducciones de geis para tener claro cuanto aporta a la nación.  

Ojalá que esta consideración que ha tenido el Presidente, se plasme en hechos concretos posibilitando que la provincia por ejemplo, pueda acceder al mercado de carbono regulado porque hasta ahora accederá al mercado voluntario. Para esto necesitamos el ok de la Argentina, pero para mí hay que jugar ese partido. Claramente en una situación de crisis necesitamos acceder tanto al financiamiento climático como a las oportunidades de los mercados y creo que la Argentina tiene que facilitar este proceso a las jurisdicciones. 

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE