Misiones ya negocia incorporar al Presupuesto nacional la Zona Aduanera Especial y un nuevo piso de tarifas eléctricas

Por primera vez en la historia, el ministro de Hacienda se retiró de la comisión de Presupuesto sin necesidad de responder ni una sola pregunta. Fue una breve exposición con los datos fundamentales de la economía de Misiones y unos minutos más para las fotos de rigor. Adolfo Safrán se retiró sorprendido por la ausencia de preguntas, típicas de la oposición para contrastar datos o miradas sobre el rumbo de las finanzas. Esta vez no hubo ni una sola.

Safrán explicó las pautas macro previstas en el Presupuesto 2023 para Misiones, con un 67 por ciento de inversión volcada a las áreas sociales y un crecimiento de 53 por ciento en comparación con la proyección actual: eso resulta en poco más de 468.388 millones de pesos.

Sin embargo, el ministro de Hacienda sugirió corregir variables en función de las nuevas líneas trazadas por el presupuesto nacional diseñado por Sergio Massa, que no estaban a la hora de la redacción del proyecto misionero. En julio se estimaba una inflación del 50 por ciento y un crecimiento de la actividad económica del 4%. Ahora se proyecta una inflación del 60 por ciento y un crecimiento del 2 por ciento.

Además de las pautas macro, el presupuesto de Massa dejó fuera dos temas centrales para Misiones: la autorización de una Zona Aduanera Especial y el piso de subsidios para las tarifas eléctricas, que los gobernadores del Norte Grande quieren elevar a 750kwh y el ministro de Economía plantó en 450kwh para todo el país. “Ya activamos con el equipo del diputado Diego Sartori y demás diputados nacionales de la Renovación, que son los que se acercan a preguntar, sobre estos temas que hay que pedir la incorporación dentro del Presupuesto”, detalló.

Safrán estimó que la economía seguirá en la senda de crecimiento en 2023 y detalló que en 2021 y 2022 hay signos de crecimiento que compensaron la caída producida por la pandemia. “Entre 2011 y 2019 hubo años de crecimiento y decrecimiento. excepto 2018 y 2019 que fueron años de recesión”, recordó.

En la misma línea, resaltó que Misiones en los últimos tres años muestra buenos indicadores de actividad económica, como cantidad de trabajadores y crecimiento de empleo. “Fueron tres años consecutivos de crecimiento, a pesar de la pandemia. Hoy tenemos más de 102 mil trabajadores en blanco. Somos la décima provincia en cantidad de trabajadores, somos la primera del NEA y tercera del Norte Grande, detrás de Salta y Tucumán. Y solo tenemos 58 mil trabajadores públicos, lo que derrumba otro mito: por cada trabajador público hay dos trabajadores privados”, explicó.

El otro “mito”, que se derrumba por el peso de los datos es el del “éxodo” industrial hacia Corrientes. Misiones tiene 1.414 industrias, contra 777 de Chaco y 682 de Corrientes. Misiones también tiene 22 mil trabajadores industriales, contra 11 mil de Corrientes y de 7,200 en Chaco.

Safrán dio detalles de cómo se distribuirán los 468.388.418.000 pesos proyectados en el Presupuesto, de los que solo 6.257.429.000 pesos van a amortización de deudas. Los recursos corrientes alcanzan a 405.438.957,00 pesos, mientras que los aportes no reintegrables llegan a 64.913.208,00 y el uso del crédito llega a 1.826.925,00.

En total, 296 mil millones son recursos corrientes de jurisdicción nacional. Solo el 35% irá a gastos de personal. 

El 67 por ciento del presupuesto se invierte en áreas sociales, con Educación a la cabeza con 25 por ciento, seguida por Desarrollo Social con 22, Salud con 20 y un 11 por ciento para el Desarrollo de la Economía. En coparticipación municipal irá otro siete por ciento, lo mismo que para seguridad y el Poder Judicial se quedará con otro cuatro por ciento. Lo destinado a la deuda, no llega al 1 por ciento del total, con -se estiman 1874 millones en deuda. Hasta 2020 la inversión social promedio era del 57 por ciento, pero con la pandemia hubo que reforzar partidas.

La deuda tiene un capítulo aparte. En 1999 era de 913 millones de dólares, lo que equivalía a dos presupuestos anuales. De esa deuda, el 91 por ciento estaba en moneda extranjera. Desde entonces, Misiones no tomó nuevos préstamos y gambeteó las ofertas de Cambiemos, que durante 2016 y 2017 instó a otras provincias a endeudarse en dólares, lo que terminó en enormes agujeros para las administración después de las disparadas de la moneda verde. 

La deuda de Misiones en 2023 representará 100 millones de dólares, una porción muy baja del presupuesto. Además, el 88 por ciento de esa deuda está en pesos y solo 12 por ciento en dólares, tomada con el Enhosa, para hacer obras de saneamiento y el Girsar, por siete millones de dólares para la concreción de consorcios agrarios que todavía no fue ejecutada. La deuda sobre los ingresos pasó del 200 por ciento en 1999 al 5 por ciento en 2023.

“Misiones está en los niveles más bajos de deuda, con Santiago del Estero, La Pampa, etc. La deuda per capita también tiene bajo ratio de 10 mil pesos por habitante”, detalló Safrán antes de despedirse, sin haber respondido una sola pregunta.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE