Murió Ramón Saadi, el ex gobernador de Catamarca signado por el caso María Soledad Morales

El exgobernador de Catamarca, Ramón Saadi, falleció esta madrugada. Tenía 74 años. Su carrera política quedó marcada por el caso María Soledad Morales.

Compartí esta noticia !

El exgobernador de Catamarca, Ramón Saadi, falleció esta madrugada. Tenía 74 años. Su carrera política quedó marcada por el caso María Soledad Morales.

Ramón Saadi murió este miércoles (8/2) a la madrugada a los 74 años a raíz de complicaciones en una enfermedad que se había agravado en los últimos tiempos. Histórico dirigente del peronismo, además de gobernador Catamarca en dos oportunidades, fue senador, diputado y presidente del Partido Justicialista local. Su carrera política quedó marcada para siempre por el femicidio de María Soledad Morales, donde quedó vinculado a un grupo de “hijos del poder” de esa provincia implicados en el crimen, lo que derivó en su renuncia.

A raíz de ese hecho, el 17 de abril de 1991, el por entonces presidente Carlos Menem decretó la intervención federal a los tres poderes de Catamarca. Tras eso, Saadi nunca pudo volver a la gobernación, a pesar de haberlo intentando en tres oportunidades.

Ramón Saadi era hijo de Vicente Leonides Saadi, gobernador de la provincia de Catamarca en dos oportunidades, senador nacional en tres períodos y presidente del Partido Justicialista. Su hijo seguiría sus pasos también con dos mandatos como gobernador y varios cargos públicos.

Los Saadi se convirtieron en sinónimo de Catamarca y en una dinastía política. De hecho, la última gobernadora de la provincia, Lucía Corpacci, era prima hermana de Ramón.

La primera vez que Ramón Saadi fueelecto fue en 1983 tras derrotar a Ernesto Alderete Salas, de la Unión Cívica Radical, mientras que en 1987 fue reemplazado en el cargo por su padre Vicente Saadi, y fue electo senador nacional. Tras la muerte de Vicente, fue elegido nuevamente gobernador, siendo su vice Oscar Garbe. Luego de la Intervención Federal a la provincia, intentó tres veces sin éxito volver, presentándose como candidato a las elecciones de 1991, 1995 y 1999.

También fue diputado nacional por los períodos 1991-1995 y 1999-2003, y senador nacional entre 1987 y 1988 y entre 2003 y 2009.

El intendente de San Fernando del Valle de Catamarca es sobrino del exgobernador. Se trata de Gustavo Saadi, quien anunció la noticia de la muerte de su tío y lo despidió en su cuenta de Facebook: “Con profundo dolor despedimos a nuestro querido Ramón Saadi”.

El caso Soledad Morales

Ramón Saadi fue gobernador de Catamarca en dos oportunidades, entre 1983 y 1987, y entre 1988 y 1991, año en que se produjo la intervención federal a la provincia, que se encontraba convulsionada por el crimen de María Soledad Morales y las marchas del silencio que se organizaron para pedir justicia.

Te puede Interesar  Claves del aplauso que Paolo Rocca pidió para Sergio Massa

Tenía 17 años y estudiaba en un colegio religioso de Catamarca. El 8 de septiembre de 1990 desapareció y su cuerpo fue encontrado dos días después en un basural a 7 km de la ciudad.

El caso de María Soledad Morales fue emblemático: ese 8 de septiembre fue drogada, violada,  asesinada y arrojada en un descampado a la vera de la ruta. Los perpetradores de su crimen eran “hijos del poder”. Lo que vino después fueron innumerables muestras de impunidad: se perdieron pruebas, se presionaron testigos y se intentó encubrir lo sucedido. Sin embargo, la lucha de la familia de la joven, acompañada por toda la sociedad, terminó por resquebrajar el poder despótico que gobernaba la provincia, bajo el mando de la familia Saadi.

La Dirección de Inteligencia de la Policía de la Provincia de Buenos Aires (DIPPBA), cuyas funciones fueron el espionaje, seguimiento, registro y análisis de información primordialmente vinculada a ciudadanos y ciudadanas bonaerenses, también siguió de cerca las movilizaciones surgidas a partir del femicidio de María Soledad.

El legajo 30.480 sobre “Panorama policial” es bastante elocuente: sobre el caso de Catamarca, la DIPPBA observa: “La oficilialidad superior e intermedia, así como una gran parte de la suboficiliadad policial de esta Provincia, se hallan visiblemente influenciadas por el poder político gobernante en esa región desde hace varias décadas”. Y agrega: “Los tres últimos amotinamientos policiales fueron estrechamente relacionados con los vaivenes políticos derivados del affaire Morales y actualmente estas fuerzas solo responden al clan Saadi”.

Hay una gran cantidad de legajos que reúnen información sobre el caso de María Soledad, la mayoría de ellos pertenecen al relevamiento de las multitudinarias marchas del silencio que tuvieron epicentro en Catamarca pero que se extendieron en todo el país.

El legajo 256 de la mesa A“Factor Estudiantil”, señala sobre las “incidencias” del caso en la provincia de Buenos Aires. En este sentido afirma que la Comisión juvenil pro-justicia para María Soledad, compuesta en su gran mayoría por ex compañeras de estudio de la joven, “se encuentra abocada a la extensión del caso a todo el país”.

Te puede Interesar  Misiones prepara gira a Estados Unidos en busca de inversiones y fondos para infraestructura

En la foja 24 de ese mismo legajo se agrega: “Es menester recalcar toda ocasión de protesta masiva para que organizaciones de izquierda y entidades de derechos humanos utilicen estos actos para usufructuar y propiciar su influencia de descontento social hacia las autoridades gubernamentales”.

Durante esos años, las distintas delegaciones de la DIPPBA remitirán informes a la dirección central sobre las marchas de silencio realizadas en distintas ciudades de la provincia; en esos legajos se reúnen notas periodísticas, volantes, y también datos sobre las marchas como cantidad de asistentes o consignas.

A pesar de la complicidad y encubrimiento del gobierno provincial de Catamarca, la justicia llegó ocho años después de la muerte de María Soledad y sólo tuvo dos condenas: Guillermo Luque —hijo del entonces diputado nacional Ángel Luque, condenado a 21 años de cárcel por asesinato y violación, y Luis Tula condenado a 9 años como partícipe secundario de violación.

Por entonces, los asesinatos de mujeres producto de la violencia machista no se reconocían como tales. Su femicidio fue simplemente nombrado como “el crimen de María Soledad Morales”.

El término femicidio es un concepto político construido y visibilizado colectivamente para denunciar la violencia machista en su expresión más extrema y la impunidad con la que se perpetúa. La figura del femicidio se incorporó al Código Penal argentino en 2012 y fue una de las tantas conquistas de la organización y la lucha feminista.

El reclamo de justicia en las calles a lo largo de todos estos años visibilizó en la escena pública la verdadera dimensión de esta violencia, no se trataban de crímenes aislados o por motivaciones pasionales, eran crímenes por razón de género.

Despedida

Los restos de Ramón Saadi serán velados, desde las 13 a las 22 Hs. de este miércoles (8/2), aproximadamente, en la Casa de Gobierno, sita en la Av. Pte. Castillo del B° La Chacarita, de la capital catamarqueña.

Según precisó el portal El Ancasti el sepelio se prevé para mañana jueves, a partir de las 9 Hs., en el Cementerio Municipal “Fray Mamerto Esquiú” de esta Capital, donde sus restos serán depositados en el panteón familiar, junto a los de su padre, el también ex gobernador de la Provincia, el Dr. Vicente Leonides Saadi.

About The Author

Compartí esta noticia !

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin