Negociaciones apuradas, pliego de condiciones y el deseo de LLA de ir al recinto este sábado

El gobierno de Javier Milei espera tener sancionada la ‘Ley ómnibus’ para cuando venza el período de sesiones extraordinarias del Congreso, este 31/01.

Compartí esta noticia !

El Gobierno y la oposición dialoguista buscan consensuar un dictamen para aprobar la ‘Ley ómnibus’ en la Cámara de Diputados.

El oficialismo y la denominada oposición dialoguista en la Cámara de Diputados negocian contrarrelojo llegar a un dictamen conjunto sobre el proyecto de ‘Ley ómnibus’ que impulsa Javier Milei. Las conversaciones tienen lugar fuera del plenario de comisiones de la Cámara Baja, donde este martes continuaban exponiendo, ante un número reducido de legisladores, representantes de la sociedad civil.

Según trascendió, las reuniones se desarrollaban entre el despacho del presidente de la Cámara, Martín Menem, y el bar del Hotel Savoy, cercano al parlamento, lo que despertó el reproche del peronismo y de la Izquierda. Allí acudían representantes de los bloques de la UCR, el PRO y Hacemos Coalición Federal, interbloque que lidera Miguel Pichetto.

Desde este último, Nicolás Massot aseguró que estaban “100% dedicados a mejorar la Ley Ómnibus para poder votarla”, y citó entre otras condiciones acotar l as facultades delegadas, fortalecer la transparencia en eventuales privatizaciones, garantizar una fórmula jubilatoria y rechazar el aumento de las retenciones a las exportaciones.

Massot hizo esas declaraciones en un tuit en el que desmentía que su bloque iba a rechazar el DNU desregulatorio, tal como lo afirmó otro miembro de esa bancada, el cordobés Juan Brugge.

Hacemos Coalición Federal se convirtió en un bloque clave para que el oficialismo pueda conseguir el quorum y aprobar la ‘Ley ómnibus’ en general. El Gobierno de Milei no podría contar con una docena de diputados radicales que exigen cambios profundos al proyecto enviado al legislativo. Y con el PRO más proclive a acordar en todo, el espacio de Pichetto cotiza en alza ya que compensaría a los 12 radicales que pueden votar en contra.

El pliego de condiciones de Hacemos Coalición Federal sería compartido a grandes rasgos por la UCR y el PRO. El lunes hubo un primer encuentro en el despacho del presidente de la Cámara en el que el vicejefe de Gabinete, José Rolandi, ofició de representante del Ejecutivo. Allí se debatió sobre la delegación de facultades. En este martes las conversaciones girarían en torno al paquete económico incluido en el proyecto.

Te puede Interesar  Ruiz de Montoya, Colonia Victoria y 9 de Julio fortalecen su parque vial con nuevos camiones

De conseguir el dictamen de aquí al viernes, la propuesta de La Libertad Avanza será el de convocar a sesión el sábado.

Menem anticipó esta posibilidad. “No hay plata y no hay tiempo así que la idea es acelerar el trámite para dictaminar lo antes posible. Tenemos que darle al Presidente la ley que necesita. Si se tiene que trabajar sábado y domingo, no hay problema. Es enero y están todos los legisladores acá. Ese no es un dato menor”, dijo en declaraciones a radio Mitre.

Sin embargo, por el volumen de los temas a tratar estaba en duda que los bloques opositores impriman a la discusión la velocidad que el Gobierno demanda.

A pesar de las agresiones de Milei, que se reiteraron el fin de semana caldeando los ánimos opositores, los bloques dialoguistas insisten en que quieren que el Presidente tenga su ley de emergencia, pero no a cualquier costo. Para acercar posiciones es que se abrió la instancia de diálogo.

El proyecto ahora se debate en comisiones de la Cámara de Diputados. En el oficialismo hay quienes se entusiasman con tener firmado un dictamen de mayoría en los próximos días para intentar llevar el texto al recinto este sábado 20/01. En la oposición no están tan convencidos.

Inicialmente la fecha tentativa de votación en la Cámara Baja era la del 25/01, de ahí que la CGT haya convocado a un paro general y una movilización al Congreso para un día antes, el 24/01.

Ya sea el 20 o el 25/01, queda un margen muy estrecho para que el proyecto, si es aprobado, sea girado de Diputados al Senado, que además deberá discutirlo en sus propias comisiones antes de que baje al hemiciclo.

Pero hay un factor adicional que podría demorar la aprobación del proye cto en relación a los tiempos que desea la Casa Rosada: la posibilidad de que el Senado introduzca modificaciones y devuelva el texto a la Cámara de Diputados.

Así lo advirtió Lucila Crexel, senadora neuquina de Cambio Federal, uno de los espacios la oposición dialoguista en la Cámara Alta.

Te puede Interesar  Lenguaza reconoció que el Frente de Todos quedó fuera de la pelea en Misiones

Crexell manifestó que “cualquier político responsable aspira a plantear un trabajo responsable entre el Presidente y el Congreso”, pero que eso no implicará darle un “cheque en blanco” al Ejecutivo.

Consultada por radio CNN sobre cuál es su expectativa respecto a la recorrido de la ley en ese cuerpo legislativo, Crexell dijo que estimaba que “hay chances de que la ley salga” pero con “modifaciones y recortes” respecto al texto que entre.

En ese sentido advirtió: “Si van a pretender que votemos a libro cerrado porque ya se discutió en Diputados, entonces planteemo eliminar una cámara”, dijo al recordar el sistema bicameral del Congreso con una instancia como revisora de la otra.

“Vamos a ver cuánto tiempo más le lleva esto a Diputados, cómo sale al ‘Ley ómnibus’, qué queda en el camino, cómo entra en el Senado, qué se discute en el Senado o eventualmente si se aprueba cómo viene o si tendrá que volver a Diputados”, dijo la legisladora neuquina.

Respecto a su criterio, Crexell mencionó que ella no votará la delegación de facultades tal y como está previsto en el texto original, al considerar “riesgoso para un país delegar la suma del poder, cuando el Congreso tiene que legislar, controlar y representar”

Consideró que le oficialismo “no tiene opción” más que ceder a ciertas modificaciones ya que no tiene, dijo, “la facultad de imponerle al Congreso lo que ellos quieren”. “Es un Presidente caprichoso si es lo que plantea”, agregó.

La senadora recordó que en la Cámara Alta La Libertad Avanza cuenta sólo con 7 de los 72 legisladores. “Recordamos que su base se corresponde con el 30% que sacó en la primera vuelta”, dijo.

Crexell también rechazó la postura confrontativa que el Presidente adoptó contra el Congreso. “El gobierno no es sólo el Presidente, la administración es el Presidente. El gbierno es el Presidente y el Congreso. Hay que trabajar respetando la competencia de cada poder, que es lo que no está haciendo el Ejecutivo, queriendo desacreditar el trabajo del Congreso o confrontando innecesariamente”, dijo.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin