Oberá tendrá la primera escuela con certificación sustentable del país

Compartí esta noticia !

En el barrio Yerbal Viejo, ubicada en el casco urbano de la ciudad de Oberá, y a 100 km. de Posadas, se encuentra la Escuela Rural N° 927. El establecimiento educativo, a cargo de la Maestra y Directora, Mirta Abreu será la primera escuela con contar con una edificación con certificación sustentable del país.

El proyecto de construcción, está patrocinado por la ONG Acción Sustentable, una organización que trabaja activamente en la provisión de donaciones que ayuden a mejorar la vida de poblaciones carenciadas. Acción Sustentable ya había trabajado en la Provincia, con el emplazamiento de una escuela en la localidad de Panambí, gracias a un trabajo conjunto con la Asociación Civil Padrinos de Alumnos y Escuela Rurales (APAER), en el año 2011 y que benefició a 70 estudiantes que asistían al mismo.

A través de este trabajo, conocieron la realidad de la Escuela N° 927 de Oberá, que contaba con una construcción precaria, por lo cual decidieron ayudarla. Danilo Antoniazzi, presidente de la asociación explicó, en diálogo con Economis, sobre que se trata la propuesta y el avance de la obra que esperan culminar a fines del mes de octubre.

“Arrancamos desarmando la escuela vieja recién en diciembre del año 2021, porque se debían resolver un problema con los títulos de propiedad del terreno, entre otras cosas y ya llevamos varios meses de construcción”, adviritó Antoniazzi. “Como yo me dedico al tema de la certificación de proyectos de construcción sustentable, decidimos ir por este camino y además certificarla bajo el sello H Building, que es una certificación de Estados Unidos para países en vías de desarrollo”, agregó.

Antoniazzi conoce acerca de los requisitos y las diferentes certificaciones para la construcción, por lo que consideró que sería una buena opción para esta nueva empresa que se propusieron. “Lo que intentamos es hacer el mejor proyecto posible dentro de las posibilidades económicas y aplicarle soluciones sustentables”, manifestó.

Para ello, instalaron sanitarios con inodoros de doble descarga, griferías PressMatic, es decir que cortan el suministro de manera automática, un tanque de recupero de agua de lluvia, un termotanque de agua caliente a través de energía solar, vidrios laminados para las aberturas, entre otras características que le permitirán obtener la certificación.

“Hemos tratado de buscar todas las las soluciones aplicables, sin generar mayores costos; Si logramos certificarlo, sería la primera escuela certificada en Argentina o sea, certificada con la certificación Edge”. Antoniazzi explicó que, en esta línea, hay dos tipos de certificaciones: una de diseño y después una de auditoría, que es la final, que es una declaración jurada que firma un auditor y es mandado a Estados Unidos para la certificación final.

“Lo importante no es la firma del papel, sino el compromiso de llevar a la obra eso que te comprometés a hacer y es lo que buscamos”, manifestó y agregó que, para obtener este aval internacional trabajan con unos auditores de Buenos Aires, bajo la firma Green Group, quienes certifican varios tipos de sellos. “El beneficio real, de conseguir todo esto, es algo abstracto al principio, pero es cuidar el medio ambiente y que los niños puedan estar un poco mejor”, remarcó.

Te puede Interesar  Mondino informó a representante del Vaticano que Milei tiene "intención" de visitar el Vaticano

Sin embargo, el proyecto tuvo (y tiene) sus complicaciones de concretar, más allá de las tramitaciones legales para la certificación, debido a que se trata de un trabajo voluntario a pulmón. Roca, FV, Affinity Steel, Isolant, Llorente y Cía., Creaurban, Kosiuko, Black and Decker y Editorial Sigmar, entre otras, son las empresas que colaboran con Acción Sustentable para alcanzar sus objetivos y también empresas de los lugares beneficiados que quieran colaborar que las infancias cuenten con un mejor lugar de estudio.

Nobleza obliga, el Gobierno Provincial no se desentendió del tema y anunció el aporte de la suma de $12.000.000 para la culminación de obra. De este manera, solo quedarían supervisar detalles, afinar el lápiz en el último tramo.

“Tuve que poner plata de mi bolsillo también y es algo que uno sabe que sucederá cuando se compromete a realizar acciones como estas, pero por suerte muchas empresas y familias colaboraron y colaboran, con materiales de construcción, dinero en efectivo, insumos, hasta ropa para los niños que actualmente tienen clases en una iglesia cercana, de manera provisoria”, manifestó Antoniazzi.

La fecha de culminación de obra estaba prevista para finales de agosto, pero la inflación y el aumento de prácticamente todos los precios lo obligaron a retrasar la obra. “Se duplicó el presupuesto inicial y es algo que no puso muy contento a los primeros inversores y colaboradores, pero son eventualidades que suceden y sobre todo en un país como el nuestro, queremos tenerlo listo para finales de octubre, pero algunas cosas no estarán del todo terminada para ese entonces”, reflexionó.

A pesar de la cuantiosa colaboración de las diferentes empresas e inversores que ayudaron a que la escuela esté pronto a estar terminada, todavía precisan de ayuda, no por la fundación, sino por los niños, que son quienes tendrán la posibilidad de tener una mejor calidad educativa, en un espacio más confortable.

“La educación transforma realidades, en Misiones muchos docentes deben batallar con situaciones adversas o con escuelas en condiciones que no son las mejores; los niños necesitan de un lugar con pisos de mampostería, donde no pasen frío en invierno y no sufran tanto calor en el verano, es lo que los hará querer seguir estudiando, formándose y salir adelante”, soslayó.

Te puede Interesar  Equidad y compromiso, presentaron las propuestas al Parlamento de la Mujer en Posadas

Con la finalización de la nueva estructura, estos chicos podrían estudiar en óptimas condiciones. La nueva escuela contará con cuatro aulas, cocina, secretaría, sala de profesores con baño, baño para niños y baño para discapacitados.

“Nuestro principal objetivo es el de generar un hábitat de calidad, donde los niños puedan desarrollar sus habilidades cognitivas en un ambiente saludable. Nos orientamos a la aplicación de soluciones sustentables en resguardo del cuidado de los recursos naturales en pos de equipar oportunidades de desarrollo social”, había explicado Antoniazzi a un medio nacional, meses atrás.

El edificio tendrá una platea de hormigón armado que resuelve en forma integral la fundación de todos los elementos de la escuela. También se utiliza como piso terminado para las superficies semicubiertas y descubiertas. Los arquitectos a cargo de la obra, propusieron una cubierta y fachada de perfiles y chapa galvanizada trapezoidal autoportante y una subestructura para anclaje de termotanque solar y sistema de energía fotovoltaica.

Según manifestaron, diseñaron la estructura portante de forma tal que puede ser materializada tanto con perfiles metálicos como así también con tirantes de madera, según la disponibilidad en la zona de implantación del edificio. De este modo, se resuelve en forma simple y completa las cuestiones hidrófugas y de asoleamiento. El cerramiento vertical de los ambientes se resuelve con ladrillos huecos y terminación a la vista con pintura siliconada; y la iluminación será led.

Por último, se sumará una gran envolvente de chapa que genera un flujo de aire continuo con el objeto de ventilar el gran espacio semicubierto de expansión de las aulas y de juego para los alumnos en base a los principios de la construcción sustentable.

Danilo Antoniazzi, a través de Acción Sustentable, continuarán trabajando sobre proyectos similares, una vez terminada la obra de la Escuela Nº 927 de Oberá y, esperan, que se repliquen las edificaciones de escuelas sustentables en otras localidades.

“No tanto por la certificación, que tiene un costo y un proceso legal que no todos quieren hacer, sino para que tenga un impacto real en la comunidad. Con esta construcción, se reduce un 20% el consumo de agua, de energía eléctrica, además de la energía contenida por los materiales en el que está construido el edificio”, advirtió y adelantó que ya tienen en vistas otro establecimiento escolar, esta vez en la localidad de Alvear.

“La intención es sembrar algo que sirva para la posterioridad, el propósito es hacer algo para los niños, subir la vara para ellos, que conozcan otra realidad e incentivar a la participación civil, que es lo que nos ayudará a mejorar como sociedad”, finalizó.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin