Preocupación por la cantidad de atropellamientos de la fauna silvestre en las rutas misioneras

Unos 2.139 animales silvestres fueron atropellados desde enero del 2018 hasta julio del 2022 solo en un tramo de la ruta provincial 101, de ingreso al Parque Nacional Iguazú, un área protegida que abarca unos 20 kilómetros, según lo reportado hoy por el Instituto Misionero de Biodiversidad (ImiBio).

Los datos fueron confirmados hoy por la presidenta del organismo, Viviana Rovira, y el director del centro de rehabilitación y recría Güira Oga, Jorge Anfuso, en una conferencia de prensa en la que se mostraron “alarmados” por estos números.

“Estamos muy preocupados por lo que está sucediendo. El atropellamiento es algo que no cesa y el índice de atropellamiento es muy grande, no solamente en el norte de Misiones, que está rodeado de selva, el problema es en toda la provincia”, dijo Anfuso.

“Hemos tomado la determinación de empezar a trabajar en una estadística que nos permita ver cuáles eran los puntos más críticos de atropellamiento. Son tristes las imágenes que nos toca ver a diario, cambian las especies atropelladas, pero todos los días entre 1 y 8 solo en el Parque Península. solo sabemos en ese tramo de la ruta 101”, aseguró.

“No conocemos la cantidad exacta de animales que se atropellan”, agregó, aunque se estima que por año mueren entre 3.000 y 5.000 animales en las rutas de Misiones.

De estos animales atropellados, solamente 300 lograron recuperarse y volver a su hábitat natural, la gran mayoría pierde la vida en el momento del siniestro vial”, agregó.

“Cada animal que llega (al centro de rehabilitación) tiene un tratamiento, los veterinarios trabajan permanentemente haciendo milagros para tratar de recuperar un animal que sufrió mutilaciones, o un golpe”, detalló el especialista.

Autoridades encargadas de la protección de la fauna en Misiones confirmaron, también, que presentarán ante Seguridad Vial un proyecto para asegurar que se respeten las velocidades máximas de 40 y 60 km de velocidad a la hora de manejar en reservas y parques provinciales o nacionales.

“La única solución que hay rápida, económica y que los soluciona en un 85% es colocar controles de ingreso a Iguazú y en sus cuatro salidas, entregar una tarjeta en donde se estime cuánto es el tiempo que tiene que recorrer según su recorrido. Si la persona que ingresó a Puerto Iguazú tiene que estar en 30 minutos en el Aeropuerto manejando a 40 km, si llega en 20 minutos, no hay respeto a la velocidad máxima”, indicó Anfuso.

En las rutas del norte misionero, que atraviesan el Parque Nacional Iguazú y los Parques Provinciales, mueren a diario lagartos, aves y pequeños mamíferos hasta animales de gran tamaño como yaguaretés, pumas o tapires.

Esta semana, y en menos de 24 horas, seis animales fueron atropellados según los relevamientos de Güira Oga y que solamente alcanza al Parque Provincial Península.

Uno que causó gran conmoción fue el de un ejemplar de ocelote hembra preñada, atropellado y muerto ayer en la zona del Alcázar.

“Esta mañana había un zorro, un oso melero y una comadreja muertos en el Parque Provincial Puerto Península”, lamentó Anfuso.

El proyecto será puesto en discusión con todas las ONGs que trabajan para mitigar el atropellamiento de animales y luego será presentado a la Agencia de Seguridad Vial Nacional, se informó.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password