Producir cuidando el suelo, mejorando la calidad de los alimentos y fomentando el precio justo

En la jornada del lunes (31/07) se llevó a cabo el encuentro de “La Agroecología es el camino hacia a la Soberanía Alimentaria” en la Legislatura provincial, en la que participaron en un trabajo en conjunto el ministerio de Agricultura Familiar y la cámara de Representantes como parte del lema del año.

Compartí esta noticia !

En la jornada del lunes (31/07) se llevó a cabo el encuentro de “La Agroecología es el camino hacia a la Soberanía Alimentaria” en la Legislatura provincial, en la que participaron en un trabajo en conjunto el ministerio de Agricultura Familiar y la cámara de Representantes como parte del lema del año.

Apostando a la agricultura agroecológica, que promueve el cuidado de los suelos, el mejoramiento de la calidad de los alimentos, la producción de cercanía y el precio justo. Es una forma de producir alimentos, una forma de vida, y una ciencia. Es un movimiento para transformar los sistemas alimentarios en pos de la justicia ambiental, social, de genero, económica, racial e intergeneracional.

La Agroecología apunta a empezar a revisar como se reactiva todos los ciclos que tiene la naturaleza, para recuperar la fertilidad natural que se da por los procesos vitales y que se suprime por el uso de fertilizantes, permitiendo lograr la sinergia entre diferentes elementos naturales y la eficiencia en el uso de los recursos.

Luego de una transición de cuatro años, y el trabajo interdisciplinario entre productores y entidades provinciales y nacionales, seis nuevos emprendimientos productivos recibieron el sello agroecológico. Fue en el marco del encuentro “La agroecología es el camino hacia la soberanía alimentaria”, que se realizó en la Cámara de Representantes donde productores rurales de Oberá, Salto Encantado, El Soberbio e Iguazú se hicieron de este reconocimiento que garantiza producciones 100% ecológicas, sustentables y orgánicas. Otras 80 chacras se encuentran en transición y 12 ya trabajan bajo este concepto, según datos del Ministerio de Agricultura Familiar de la provincia.

Una de estas productoras es Beatriz Zemunich que es propietaria de una chacra en Wanda-Misiones, y se encuentra trabajando con la Institución Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y otras instituciones en la producción de agricultura agroecológica hace varios años. Obtuvo la certificación de su chacra en noviembre del 2022, como resultado de una lucha grupal de hace muchos años, que se logró después de haber creado el fomento de la agricultura agroecológica, en el que también han participado de forma constante.

“El objetivo cumplido de tener la chacra certificada como agroecológica , es un gran logro ya que significa tener una identidad, ser visibilizados, y reconocidos para así poder vender nuestros productos en las ferias y otros lugares. Somos productores que venimos trabajando hacia 22 años con la agricultura agroecológica”, dijo Beatriz.

Después de la pandemia las personas buscan productos sanos, que les aseguren una alimentación saludable, por lo tanto contar con una chacra certificada es fundamental para el reconocimiento del mismo. Los productos de Beatriz aun no son exportados pero si se lograron vender en un hotel de Puerto Iguazú, como así también en las ferias y bolsos del pueblo.

Te puede Interesar  Presentaron el programa «Integrar» en Tres Capones

Cada certificación fortalece el compromiso de los productores locales con la agricultura familiar agroecológica, generando conciencia sobre la importancia de consumir alimentos saludables y a conciencia.

En tanto la emprendedora, Paula Matricardi de Tapecué Reserva Natural, ubicada en El Soberbio, contó que “tenemos una reserva que es como la madre de todo el emprendimiento. Allí tuvimos que regenerar en el sistema en el que habitamos y así comenzó la transición de la chacra convencional a una agroecológica”.

Además se refirió a los cambios que adoptaron y los resultados que tuvieron. “Comenzamos a dejar que la naturaleza se regenere, y hoy un 80% de la chacra es monte nativo. Además, fuimos trabajando el suelo y aprendiendo en comunidad sobre las propiedades medicinales de las plantas nativas, y hoy tenemos productos naturales que podemos comercializar“, sostuvo.

“Tenemos plantas comestibles y medicinales de las que extraemos los extractos y trabajamos con curvas de nivel que mejoran el rendimiento del suelo. Además, es importante mencionar que se van alivianando las tareas a medida que pasa el tiempo y el sistema se vuelve más sólido“, explicó la productora.

“Si observamos la naturaleza y sus ciclos podemos aprender un montón. Los procesos son diferentes, por ejemplo, ya no tenemos que carpir tanto, porque la misma composición de las chacras nos va aportando la cobertura en el lugar y los nutrientes al suelo. Además, trabajamos con biofertilizantes que salen de la misma chacra, entre los vecinos tenemos pequeñas biofábricas; y en lugar de comprar insumos de laboratorio usamos opciones naturales que son más económicos y tienen mejor rinde“, cerró.

Andreia Dos Santos y su esposo comenzaron hace tres años el proceso para que las producciones de su chacra obtengan la ‘Certificación Agroecológica’. En noviembre del año pasado lo lograron. De esta manera, todo lo que producen lo hacen con abono orgánico, elaboran sus propios biofertilizantes, garantizando así alimentos saludables en la mesa de quien los consuma. Sus producciones son: hortalizas, cultivos anuales, ornamentales, aromáticos, plantas de vivero y pollos caseros.

Sobre el proceso, la productora explicó que “consiste en una transición, lo principal es lograr el cuidado de la vida del suelo donde se produce, prácticas amigables con el medio ambiente para que todo vuelva a estar en equilibrio. Para ello a veces es necesario la producción de caldos, biofertilizantes que hacemos nosotros y abono”, describió.

En tres hectáreas, a la par de su esposo, producen para vender y para el autoconsumo. Además de las ferias, tras la certificación sus productos llegaron a hoteles de Puerto Iguazú. “Para lograr la certificación también debemos recibir el aval de los consumidores y fue una consumidora quien nos recomendó con hoteles”, comentó.

Te puede Interesar  El Gobierno y el Consejo Agroindustrial Argentino acordaron una estrategia nacional agroalimentaria para aumentar la producción

“Costó mucho llegar a una buena producción agroecológica y poder vivir de eso, pero se pudo, lo logramos. Tenemos un caudal de producción constante y el requisito principal es que las chacras agroecológicas sean biodiversas por ello es variada nuestra producción. Tenemos desde mandioca, choclo, envasados, todo lo de temporada”, indicó.  

Si bien Andreia reconoció que el trabajo es constante, aseguró que “la agroecología les permite tomarse descansos. Porque eso comprende también la salud, no solo los alimentos que ingerimos, sino que lograr un equilibrio en lo emocional y recreativo”.

Un sello participativo

En 2018 la provincia de Misiones comenzó a trabajar con el ‘Sistema Único de Certificación Participativa’. Consiste en que productores pasen a una producción cien por cien agroecológica. A la fecha, ochenta se inscribieron y están en proceso de certificación, contó la directora general de Agroecología del Ministerio de Agricultura Familiar de la provincia, Juliana Rajido.

La funcionaria señaló que trabajan de manera articulada con los municipios, organismos provinciales y nacionales. “Los primeros productores certificaron el año pasado. Lleva entre tres y cuatro años el proceso de transición”, señaló.

Sobre cómo se llega, indicó que el sello lo validan un conjunto de integrantes a nivel provincial, municipal, el productor y el consumidor. “Es un sello de garantía participativa”, remarcó.

Quienes obtuvieron la certificación son productores de Puerto Iguazú que tienen plantas medicinales y hortícolas; de Oberá que cuentan con envasados frutales, yerba mate y té artesanal; de El Soberbio que producen bananas y esencias naturales, y de la zona de Salto Encantando con producciones variadas.

La Directora de Agroecología dijo que este año se certificarán a otro grupo de productores y luego quedará «un grupo grande» que iniciaron recientemente el proceso de transición.

Es el Sistema Participativo de Garantía propuesto desde la Secretaría de Estado de Agricultura Familiar para la provincia de Misiones, exigido por la Ley VIII–68 de Fomento a la Producción Agroecológica con la intención de generar una producción de alimentos saludables y con un fuerte compromiso con la sostenibilidad ambiental, económica, social y cultural de cada región de la provincia.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin