Queiroz: “El acuerdo Unión Europea – Mercosur es un arma de doble filo porque no todas las empresas pueden importar”

Román Queiroz, titular de Amayadap y autoridad de Faima, puso reparos en los resultados que podría tener para las pequeñas empresas el acuerdo con la Unión Europea, ya que no todas exportan. “Así como se van a sacar productos con arancel cero, también van a entrar productos con arancel cero y en un mercado interno sin reactivación, podría provocar el cierre de Pymes”.

 

Román Queiroz, titular de Amayadap y autoridad de Faima, la Federación Argentina de la Industria de la Madera, observó con preocupación el acuerdo firmado entre la Unión Europea y el bloque del Mercosur.

Explicó que el sector que representa está dividido en dos. “Por un lado están las industrias que tienen la posibilidad de exportar, que tienen una realidad muy distinta a la de las industrias que no están exportando porque tienen volumen de producción, sobre las otras que están muy complicadas porque el mercado interno sigue por el piso, no hay reactivación de consumo”.

Añadió que el acuerdo es “un arma de doble filo, por un lado el sector exportador va a poder sacar su producción con arancel cero, pero por otro lado también van a venir productos de Europa hacia el Mercosur con arancel cero, esto va a ocasionar que las Pymes que no puedan exportar tengan una invasión de productos con un arancel que no existe y esto va a facilitar la importación, qué genera esto, Pymes con dificultades para producir y con el resultado muchas veces de Pymes que cierran. Hay sectores productivos que son exportadores que esta medida los va a beneficiar mucho, pero los otros productos industrializados van a tener una dificultad”.

Aseguró que además de los costos de logística, el problema de la Argentina es “la excesiva carga impositiva, acá estamos pagando 40, 50 por ciento de impuestos, entonces mientras sigamos teniendo un Estado tan grande donde la carga impositiva sea tan grande no vamos a ser baratos para el mundo”.

Y ejemplificó, “mi empresa por 18 días pagó impuestos, se vencía uno, otro, así nunca podremos ser competitivos”.

Queiroz se lamentó por el deterioro no solo de las empresas que tratan de recuperar competitividad sino por la calidad de vida de los trabajadores.

“La realidad es que hay menos trabajo, menos despacho de madera salvo las que están exportando, todas las demás están peor, algunas cerraron. A mí me preocupa el trabajador, el asalariado, porque con lo que cobra le alcanza para mucho menos que antes. Yo tengo un operario que me dijo que no compra más leche, que sólo toma mate cocido. Así está el sector. Las empresas intentando empatar en la rentabilidad y el trabajador está padeciendo estos aumentos”. TDM, canal 12. 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password