Reclamo de Vida Silvestre por las reservas naturales porteñas

Compartí esta noticia !

Desde hace algunos meses la tranquilidad de dos de las Reservas Ecológicas de la Ciudad de Buenos Aires se ha visto alterada por obras que se están llevando a cabo dentro de ellas. Se trata de la Reserva Ecológica Costanera Sur (RECS) y la Reserva Ecológica Ciudad Universitaria Costanera Norte (RECUCN). Desde sus comienzos, estas obras han sido objeto de críticas por parte de algunas organizaciones ambientales por la falta de acceso a la información y claridad sobre los posibles impactos ambientales

Desde Fundación Vida Silvestre Argentina sostienen que, si bien la puesta en valor de estas áreas protegidas urbanas es necesaria, se deben respetar las normativas vigentes y los mecanismos de participación establecidos en los Planes de Gestión de las áreas. Estos reclamos fueron expuestos en el mes de mayo a Inés Gorbea, la Secretara de Ambiente del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

“Es verdaderamente preocupante la falta de respuestas en este tema. Hemos realizado pedidos de acceso a la información pública a las Instituciones responsables de estas dos reservas. En lo que respecta al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, recibimos una respuesta muy incompleta y sin abordaje a las preguntas que realizamos. No nos han facilitado ni los Planes de Obras, ni obtuvimos respuesta sobre la Conformación de los Consejos de Gestión que son espacios fundamentales para analizar dichos planes. Hemos solicitado los Estudios de Impacto Ambiental de las obras para entender si respetan y se integran a la planificación establecida y todavía desconocemos si se realizaron o no”, sostuvo Fernando Miñarro, Director de Conservación de Fundación Vida Silvestre Argentina.

Te puede Interesar  La yerba sale de gira por India y Medio Oriente para consolidar el consumo y la expansión de mercados

Como la Reserva Ecológica Ciudad Universitaria Costanera Norte (RECUCN) se encuentra ubicada en el predio de Ciudad Universitaria, su gestión es responsabilidad del Gobierno de la Ciudad en conjunto con la Universidad de Buenos Aires. A esta última institución, Vida Silvestre también ha enviado pedidos de informes. “Hemos recibido respuestas por parte de la UBA con detalles sobre las obras planificadas y los procedimientos administrativos/legales para llevarlas adelante. Sin embargo, se informa que el Consejo Asesor ha aprobado el Plan de Gestión de la Reserva en el que se establece que debe generarse un Consejo de Gestión que aún no tiene estipulados sus integrantes ni su mecanismo de funcionamiento. De esto surge que, aunque la UBA no lo haya explícitamente respondido, las decisiones en relación a las obras en cuestión no fueron efectivamente analizadas por un Consejo de Gestión en funciones. A la vez, se ha informado que el proceso de Evaluación de Impacto Ambiental, condición necesaria previa al inicio de las obras, se encuentra aún en desarrollo, cuando las obras ya están bien avanzadas o hasta incluso finalizadas en algún caso. Las obras no respetan siquiera las zonas intangibles estipuladas en el Plan de Gestión. Los baños, el Centro de Interpretación, senderos y bicisendas planteados afectan zonas que no deberían modificarse ya que su principal función debiera ser la conservación de los valores naturales de la reserva. El propio Plan de Gestión de la Reserva plantea que es necesario evitar el acceso público en áreas zonificadas con objetivos de conservación”, afirma Miñarro.

Desde Vida Silvestre sostienen que las Reservas Naturales Urbanas son una excelente estrategia para promover la educación ambiental, así como la conservación de los recursos naturales y culturales en entornos urbanos. Además, posibilitan el desarrollo y la realización de diferentes actividades y usos públicos, brindando a los habitantes la oportunidad de estudiar y disfrutar del contacto con la naturaleza. Al mismo tiempo forman parte las Soluciones Basadas en la Naturaleza para hacer frente a los impactos del cambio climático en las ciudades, por lo que la puesta en valor de estas reservas naturales urbanas es fundamental.

Te puede Interesar  Iguazú será sede de la cumbre de Magistradas y Magistrados sobre Derechos Sociales y Doctrina Franciscana

“La puesta en valor de las reservas debe realizarse respetando las normativas vigentes, los planes de gestión de cada reserva, así como los mecanismos de participación y gobernanza establecidos. Según las respuestas a las consultas realizadas, esto no está ocurriendo en los casos analizados. Por ello, reclamamos a la Secretaría de Ambiente del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que realicen una adecuada respuesta a los pedidos de información presentados y pongan a disposición de la sociedad información oficial accesible y transparente sobre los planes de obras que se están ejecutando en ambas Reservas”, finaliza Miñarro.


Para consultar los documentos recibidos por Vida Silvestre ingresar en: https://www.vidasilvestre.org.ar/?25940/Reclamo-de-Vida-Silvestre-por-las-obras-en-Reservas-Naturales-urbanas-de-la-Ciudad-de-Buenos-Aires

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin