Señales positivas desde el frente externo ante el retraso en el repunte de la actividad

En un contexto de retraso en el rebote de la actividad y luego de conocerse un indicador de actividad económica (EMAE) del mes de febrero más negativo de lo esperado, los datos comerciales de marzo servirán para reforzar el optimismo y consolidar los pronósticos que apuntan a un segundo trimestre bastante mejor que el primero.

 

Las exportaciones industriales vuelven a terreno positivo

Por el lado de las exportaciones, se registró un incremento moderado, del 2,3% en el total exportado en marzo, en comparación con el mismo mes de 2016. Sin embargo, el dato positivo es que luego de un mes de febrero para el olvido para el sector industrial argentino, la exportación de manufacturas de origen industrial reflejó un aumento del 10,9% en cantidades, con aumentos en casi todos los sectores del rubro, especialmente plásticos, metales y vehículos automotores. La mejora en el sector marzo está relacionada en parte con una mayor demanda de Brasil, que viene repuntando desde fines del año pasado. De esta manera, el trimestre cierra con un aumento del 9,4% en cantidades en la exportación de manufacturas de origen industrial, el sector de exportación más castigado en los últimos años. De todas formas, es importante destacar que los niveles de comercio en el sector manufacturero recién se están recuperando de niveles muy bajos alcanzados en 2016.

 

Con este panorama positivo para las exportaciones industriales, el aumento en las exportaciones totales argentinas no fue mayor en el mes de marzo debido a la caída del 18% en la exportación de productos primarios. Esta caída sigue vinculada con el salto inusual registrado en el primer trimestre de 2016, debido a la venta post-devaluación de la cosecha retenida. De todas formas, la mejora en los precios de commodities respecto al primer trimestre de 2016, especialmente aceites y derivados de soja, moderó la caída en las exportaciones agrícolas.

 

El resultado fue un aumento de las exportaciones en términos desestacionalizados de 4,5%, el segundo aumento en el año, luego de la caída en febrero.

 

Más allá de la mejora en las exportaciones en el agregado, resalta la caída del 6,4%% en las exportaciones a EEUU, relacionada con la menor venta de biodiesel a EEUU. De hecho, luego de meses de aumentos continuos, la exportación de biodiesel registró una de las mayores caídas (35 millones USD menos respecto a marzo 2016). Es imposible no relacionar esta dinámica con la decisión de EEUU de analizar la posibilidad de implementar medidas de anti-dumping y derechos compensatorios al biodiesel argentino.

 

Las cantidades importadas vuelven a crecer en marzo

Tras la caída en las cantidades importadas de febrero, en marzo las mismas se recuperaron evidenciando un aumento del 10,6% con respecto al mismo mes de 2016. El balance del primer trimestre del año arroja un crecimiento del 3,5% en las cantidades importadas en comparación con igual período del año pasado. Es destacable el aumento de la importación de bienes de capital (+31,7% en cantidades), los cuales crecieron un 9,6% en el primer trimestre del 2017, consolidando mejores perspectivas para la inversión a comienzos del año.

 

A su vez, la evolución positiva de las compras de bienes intermedios (+9,7% en cantidades), que no crecían en términos interanuales desde Septiembre del 2016, se agrega a los indicios de una incipiente recuperación de la actividad industrial.

La importación de vehículos, en línea con lo que viene pasando durante los últimos meses, mantiene la tendencia positiva (+63,9%) y ya acumula en los primeros tres meses del año un crecimiento del 43,9% con respecto al mismo período de 2016. La recuperación de la producción de vehículos en Brasil durante el primer trimestre, sumado al boom del mercado automotor argentina está detrás de esta evolución.

 

Otro rubro que mantiene la tendencia de crecimiento es el de bienes de consumo masivo, que creció un 19,8% contra marzo de 2016, y cerró un primer trimestre muy positivo (+17,9%).

Frente a estos resultados, el saldo comercial volvió a deteriorarse considerablemente, registrando un déficit de USD 941 millones, frente al déficit de USD 274 millones de marzo de 2016.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password