Stelatto: “Tratamos de mantener el ritmo de obras bajando los costos”

Leonardo Stelatto describe con voz pausada el impacto de la política económica nacional en el área que administra: mayores costos y restricción presupuestaria, demoras en los pagos y preocupación por el futuro inmediato. Sin embargo, no se amilana. “Tratamos de mantener el ritmo de obras bajando los costos, haciendo por administración”, explica. Hacer por administración implica involucrar directamente a los técnicos de Vialidad Provincial y dejar en el camino a numerosas empresas privadas que eran contratadas para la obra pública hace unos pocos años. Se afecta el empleo, indica el presidente del organismo, pero es el único camino para no frenar las obras.
Vialidad Provincial acaba de cumplir 60 años en Misiones, con una enorme cantidad de obras en marcha, pero en un escenario muy complejo en cuanto a la financiación. “Sube el dólar y suben los insumos y tenemos demoras en las obras que financia la Nación de entre 280 y 320 millones de pesos”, revela.
De todos modos, los planes se están sobrecumpliendo. El plan “Cien Puentes” que había sido presentado por el gobernador Hugo Passalacqua ya tiene en carpeta más del doble y concretados, casi la totalidad.
“Empezamos el programa por decisión del Gobernador y como empezamos con pocos puentes, estábamos financiando con fondos propios. En la medida que fuimos aumentando la cantidad, el Gobernador vio la necesidad de que Hacienda nos financie parte y eso nos permita cumplir con los compromisos asumidos con las empresas que están trabajando”, señala Stelatto.

Para tener un impacto de la restricción de recursos provenientes de la Nación, el funcionario advierte que “Misiones recibe 55 millones de pesos menos por mes de la coparticipación del Fondo de Combustible”, que se coparticipa para obras viales y la mantención de las redes.
“Con el agravante que ese dinero tenía otro valor el año pasado. Con la devaluación y el incremento, la Provincia tiene que salir si o si a poner dinero para lograr el objetivo de sostener la red vial”, replica.
“Con el Presupuesto provincial venimos bien. Pero una cosa es el presupuesto y otra cosa el financiamiento. Con el financiamiento venimos demorados en algunas obras externas. Con un atraso en obras financiadas por la Nación o entes externos, de entre 280 y 320 millones de pesos, que es dinero que se le debe a las contratistas. Por ahí baja un mes, otro sube”, enumera.
Pese al escenario adverso, Vialidad tiene en carpeta obras para ejecutar en lo que resta del año y 2019. “Nosotros para adelante tenemos compromisos que hemos decidido y que han hecho con nuestro Gobernador las autoridades nacionales. En esta negociación por el tema presupuesto, la Nación se comprometió a financiar la ruta 8 de Campo Grande a Puerto Leoni, uniendo la ruta 12 con la 14. Eso estamos a la espera de que podamos licitar con las condiciones que fije la Nación. Lo que buscamos es que la obra se ejecute. Eso facilita el crecimiento de un sector importante de nuestra producción. Pero hay otras obras que se seguirán sosteniendo, como la repavimentación parcial de la ruta 17 entre Pozo Azul y Dos Hermanas, el reasfaltado del primer tramo de la ruta 19, con financiamiento nacional, el puente sobre el Torto, que está en etapa final”.

“Queremos reactivar la travesía urbana en Posadas, que está semi paralizada y con avance muy lento por falta de aprobación de documentación de la Nación, para que podamos darle otro ritmo a esa obra. Quedó parada entre la rotonda y la empresa Crucero del Norte. Se hacen algunas cosas con recursos propios, como la repavimentación, o ahora el puente peatonal frente al campus de la Unam. También obras de retorno a la ruta que hacemos con fondos provinciales para cumplir con los compromisos que hemos asumido. No se va a permitir giros a la izquierda, por lo que deberá haber retornos para volver o continuar en paralelo a la travesía”, explica. Pese a que es una obra ya aprobada, no hay plazos para que la Nación confirme financiamiento.
Tampoco hay un tiempo estimado para que Misiones sea incluida en las obras de Participación Público Privada. Esta semana, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, admitió que Misiones no está incluida por razones de “mercado” y que cuando pase la tormenta financiera recién podrá reactivarse el plan de obras.
“Todavía lo que es para Misiones no está previsto para este año. Se están elaborando anteproyectos para que sean evacuados en esta licitación. Algunas obras como intersecciones, accesos a pueblos, una vez que tengan bien claro las obras, se licitará. No se como vienen con las otras obras licitadas y sus contratos, no sé si arrancó alguna. Por el dólar, todo este movimiento financiero… Para el privado que va a tomar un crédito, no es nada fácil, por más que el Estado salga de garantía después. Es un sistema complicado, estricto, muy riguroso en el que el cumplimiento es fundamental, y se puede ir a la quiebra. Es más riesgoso que el sistema anterior. Hasta ahora es solo teórico”, argumenta Stelatto.
 
“Pero nosotros vamos a seguir con las obras de mantenimiento de la red vial y obras que tenemos proyectadas. Estamos prontos a iniciar la rotonda acceso ruta 4 y Gobernador López. Es una obra contratada hace tiempo que por problemas con un propietario que no accedía de demoraron, pero ahora con la ley de declaración de utilidad pública, deberemos juntarnos y resolver. La seguridad vial es para todos los que transitan por esa ruta”, anticipa Stelatto.

Al mismo tiempo, en Posadas también se proyectan muchas obras. “Con la directiva del Gobernador, acá en Posadas como en varios municipios, estamos haciendo obras por convenio con el municipio. Hemos firmado convenios para hacer cinco cuadras de empedrado por municipio, y ya llevamos 40 acuerdos firmados y están en ejecución en la mayoría de los municipios. En algunos más lentos, otros más rápido, pero Rentas nos facilita los fondos. En Posadas quedan muchas avenidas terradas que tenemos que resolver, como Almirante Brown, Vivanco, Aguado. Pero hemos decidido no hacerlo por empedrado, si no por paquete estructural y pavimento para que sea ágil el tránsito y no un calvario que después haya que volver a pavimentar”, anuncia.
“Lo estamos haciendo por administración, con profesionales de la casa. Comprando mezcla de asfalto y hormigón elaborado para culminar las avenidas. Estamos trabajando ahora en Aguado entre Alem y Urquiza y desde Alem a Centenario ya está pavimentado. También debemos evitar la inundación en esos sectores y eso demanda de más trabajos”, sostiene el presidente de Vialidad.
¿Cuál es el escenario para adelante?
Complicado, porque estamos regidos por una moneda que influye en insumos y equipamientos para la obra. Sube el dólar y sube el combustible, el precio de los insumos, los equipos que hay que comprar. Cuando queremos hacer alguna obra, se evalúa todo eso. Debemos cortar por tratar de hacer al menor costo con ejecución por administración, dejando de lado contratar una empresa. Se afecta la empresa privada. Tratamos de mantener el ritmo bajando los costos, por administración. Comprando y haciendo nosotros. Con el mismo importe hacer más.
Se lo menciona como candidato a intendente de Posadas ¿Le gustaría el desafío?
Los desafíos siempre son interesantes en la vida. Uno tiene que tener objetivos, para mi esto un poco fue todo sorpresa. Venía con función técnica en la casa (Vialidad), durante 30 años, se presentó este desafío de ser presidente y lo asumí. Lo voy llevando dentro de las posibilidades de relacionamiento con los funcionarios, con los intendentes, con nuestros trabajadores. Fuimos teniendo una buena relación con todos. Si surge una candidatura, los conductores de nuestro espacio tendrán la última palabra. Son desafíos que hay que agarrar, porque creo que es fundamental tratar de ser útil en la vida. Estar donde pueda ser útil. Con Vialidad estamos tratando de colaborar con todos, con una respuesta positiva, pero sin mentiras.
Stelatto se entusiasma cuando habla de la relación con los vecinos. “A veces nos vienen a pedir cosas y las evaluamos. Si podemos, las hacemos, un movimiento de suelo, un emparejamiento de tierra para una canchita. Los vecinos ponen la mano de obra. Y debemos recuperar el concepto de solidaridad del vecino, con su barrio, pero que es para su mismo bienestar. Hay que revalorizar eso, colaborar entre nosotros. Siempre surgen ideas para resolver los problemas, con ingenio se puede resolver las cosas. Pero lo importante es la voluntad”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password