Telecom ratifica inversiones pero a un ritmo más lento y acelera acuerdos para ampliar Flow y sumar Netflix

La compañía confirmó que continúa en pie el plan por u$s5.000 millones aunque admitió que habrá que adaptarse al dólar a $40. Lo que viene en contenidos
“Hay dos mundos diferentes: uno con un dólar a $20 y otro con uno a $40. El plan de inversiones por u$s5.000 millones decidido en marzo, que en detalle es de u$s5.100 millones, no tiene razón tecnológica o de error de mercado para cambiarlo. Pasa que, como la previsión era que se efectuaría con recursos propios de la compañía a lo largo de tres años y, como ahora, no va a generar dólares a $20 sino a $40, en vez de ejecutarse a tres años, será a algo más. Me atrevería a decir que serán menos de cuatro años, dependerá de las condiciones macroeconómicas”.
Con estas palabras, Carlos Moltini, CEO de Telecom, aprovechó para ratificar el plan de inversiones previsto por la compañía que, en principio, estaba previsto para el trienio 2018-2020 y que, ahora, seguramente se extenderá hasta parte o casi todo 2021.
Y lo hizo en una rueda de prensa en el marco de las Jornadas Internacionales que organizan la Asociación de Televisión por Cable (ATVC) y la Cámara de Productores y Programadores de Señales Audiovisuales (CAPPSA), que se realiza hasta este jueves en el Hotel Hilton de Buenos Aires.
Aprovechó el encuentro para tocar todos los temas que hoy involucran a la compañía, desde el impacto de la devaluación en inversiones y tarifas hasta la estrategia que impulsan para incorporar Netflix en Flow y sumar nuevos contenidos una vez por mes en colaboración con productoras y distribuidoras, y el acuerdo con el que avanza con la Red Intercable. Todo, sin dejar de lado las cuestiones regulatorias.
Pese a que la Argentina ingresó en su cuarto mes de recesión, el directivo aprovechó el momento para aclarar, respecto de las inversiones, que lo realizado hasta ahora se encuentra al día, tal como fue planificado en su momento debido a que en el primer semestre del año hicieron una compra muy fuerte de equipamiento para evitar cualquier retraso.
“Hicimos un stockeo al máximo. Y ahora se están poniendo las órdenes de compra para el primer semestre de 2019. La compañía hoy está invirtiendo y desplegando infraestructura”, insistió durante una rueda de prensa. Los desembolsos hacia adelante también estarán más atados a lo que la compañía produzca que a otra cosa.
En otras palabras, Moltini también admitió que habrá un traspaso del aumento del dólar a las tarifas y que en los últimos 12 años esa situación se trasladó en un 100% cada vez que ocurrió. Aunque advirtió que todo dependerá de cuánto podrá absorber el mercado.
“Esto no es de un día para otro. No sé si estamos en ese escenario (el de pasar el aumento en un 100%) porque dependerá de si la economía es capaz de absorber esa devaluación. Lo iremos viendo”, indicó.
El impacto de la devaluación en los servicios de telecomunicaciones se nota, principalmente, en el costo de la banda ancha y en el de las señales que se contratan para la televisión paga. Y también en otros conceptos mucho más técnicos relativos con costos de interconexión a nivel internacional y demás. Pero los más notorios al público en general tienen que ver con estos servicios.
“Lo que vale es lo que sucede en la calle. La inversión dependerá del volumen del negocio que estará en función de lo que sucede en el mercado y de lo que pase a tarifas”, redondeó el CEO de la empresa de telecomunicaciones más grande del país.
Se viene Netflix
En cuanto a los servicios propiamente dichos, sí anticipó que Netflix se integrará, finalmente, a Flow, el servicio de video on demand que hace dos años activó Cablevisión. Si bien no dio una fecha precisa, Gonzalo Hita, gerente de operaciones de la empresa, indicó que el producto ya está en fase de trial y que hasta que no esté funcionando tal como se espera no se lanzará.
Movistar, que por estos días define la fecha de lanzamientos de sus servicios Movistar Play y Movistar TV, anticipó hace unos días que integrará Netflix en su propuesta en el marco del acuerdo global que Telefónica cerró con la más popular proveedora de video streaming. Oferta que, a su vez, ya esta incorporada desde hace más de dos años en la propuesta de Telecentro.
Moltini enfatizó que habrá esfuerzos por impulsar una mayor adopción de uso de Flow en el país. El servicio, que ya cuenta con un millón de clientes en Flow App y Flow Box, es considerada la plataforma más grande de América latina “y no tiene nada que envidiarle a XFinity”, subrayó. Se refería al servicio top multiservicio de Comcast, la compañía que fue la brújula de Cablevisión a lo largo de su historia.
Para Moltini, Flow fue un servicio “disruptivo” que, si bien al público le costó entender admitió, ya superó metas que no deben ser pasadas por alto, como el trabajo de coproducción de contenidos con canales abiertos y productoras, y el stress que significó el tráfico que se produjo durante el Mundial de Rusia 2018.
“Queremos que Flow siga creciendo. Por eso sigue vigente este concepto de supermercado del entretenimiento con que nos gusta hablar de la plataforma”, apuntó.
Además de distribuir Netflix, que resulta un anzuelo sumamente atractivo para el público en general, el esfuerzo de la compañía se centra en el tema de contenidos.
“Queremos tener un estreno por mes en contenidos. La generación de contenidos es compleja. Ya no son los guionistas los que toman las decisiones sino los algoritmos, que definen las pautas para los guionistas. En este esquema continuaremos con nuestra política de coproducir en conjunto con productoras y distribuidoras”, enfatizó.
Incluir un estreno por mes implica, a su vez, respetar el período de ventana que se ha desarrollado para la nueva era del consumo digital. El primer capítulo de esa serie se estrena en televisión abierta, al otro día se la sirve completa en el sistema on demand y, a partir de ese momento, se distribuye capítulo por capítulo en el programador de TV por cable asociado hasta su final.
Flow como prenda de lealtad
En la estrategia de crecimiento de Flow, Telecom firmó un acuerdo marco con la Red Intercable para que sean revendedores de Cablevisión, de Fibertel, de cualquiera de los servicios que brinda la compañía. Es decir, “que se puedan conectar al caño de Telecom y distribuir nuestro producto, con todas las alternativas tecnológicas disponibles”, explicó el directivo.
En caso de terminar de concretarse esta intención, señaló que los acuerdos será uno a uno, es decir, de a un cablero por vez y que esta será una manera de “devolver la lealtad a los pequeños cableoperadores que en nuestros peores años nos acompañaron sin haber sacado ventaja de esa situación”. La Red Intercable aglutina a 280 cableoperadores distribuidos en todo el territorio y atiende a unos 300.000 clientes.
Moltini afirmó que pretende que Flow sea un servicio que está disponible de Ushuaia a La Quiaca y desde Los Andes al mar, y que este es el camino para lograr ese objetivo. Agregó que buscarán todos los esquemas posibles para lograr ese objetivo.
Finalmente, y ante la consulta de que si lanzarán nuevos productos o servicios en breve, aclaró que por el momento no habrán más anuncios puesto que el futuro de corto y mediano plazo está más sujeto a eventuales regulaciones que a otra cosa
Y se refirió, en ese sentido, a la discusión, ahora en la comisión de Comunicaciones e Informática de Diputados, de la llamada “ley corta” de telecomunicaciones que apunta a acelerar inversiones en infraestructura. Al menos ese fue el objetivo planteado por el Poder Ejecutivo cuando ingresó, en abril pasado, el proyecto al Senado.
En este punto, Moltini recordó que si no hay ley se acelerará el proceso de convergencia puesto que el 1° de enero de 2019 podrán comenzar a dar servicios múltiples en las grandes ciudades, y extenderse al resto del país a partir de julio de ese año.
Pero si la ley se termina aprobando, todo se pasará hasta julio de 2020, momento en que también podrá estar operativo el servicio de televisión por satélite, que hasta ahora sigue siendo potestad exclusiva de DirecTV.
“Hasta que no haya certidumbre no se pueden prever los pasos a seguir”, concluyó Moltini. Una frase que resumen no sólo el sentir del sector de las telecomunicaciones, sino de cualquier agente económico que opere en la Argentina de hoy.
Fuente iProfesional

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password