Vilella vaticinó la eliminación de la brecha en los tipos de cambio

Compartí esta noticia !

El Secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca, Fernando Vilella, aseguró que en “los próximos meses va a desaparecer” la brecha entre los distintos tipos de cambio, al participar de la 38° Exposición Rural de Bariloche.

“La brecha en el tipo de cambio se está achicando; y pensamos que en los próximos meses va a desaparecer”, afirmó Vilella en su paso por la exposición y tras acordar con las autoridades locales la conformación de una comisión público-privada entre Nación y las provincias patagónicas, según difundió la secretaría.

En ese marco, Vilella sostuvo que en lo que va de la gestión del presidente Javier Milei se ha “tratado de remover todos los obstáculos que impiden que las cosas se desarrollen” y afirmó que “hay cosas pendientes; pero la brecha en el tipo de cambio se está achicando; y pensamos que en los próximos meses va a desaparecer”.

También destacó que trabajaron “con los referentes de las provincias patagónicas pensando cuales son las problemáticas, cuáles son las posibles soluciones; y hemos acordado generar una comisión público-privada entre la Nación y dichas provincias para dar un salto productivo; generar rentabilidad y a partir de esto crear las condiciones para el desarrollo territorial y el aprovechamiento de los recursos que esta región tan importante de la Argentina tiene”.

El secretario fue recibido por autoridades de la ciudad rionegrina y mantuvo un encuentro de trabajo con referentes rurales de las provincias patagónicas además de participar de la entrega de premios de la jura de ovinos, de acuerdo al comunicado de la secretaría.

“Aquí pudimos profundizar sobre otros elementos que tiene que ver con problemáticas locales que están haciendo retroceder a la producción lanera, por ejemplo a partir de situaciones vinculadas a la fauna tanto local como asilvestrada (jabalíes, pumas, guanacos, entre otros) y vamos a trabajar en ello”, completó.

El funcionario fue acompañado por el Subsecretario de Fortalecimiento Productivo, Pedro Vignau y el Director de Producción Ganadera, Belisario Castillo.

Además, participaron del evento anual Directores regionales del Senasa y de los Centros Regionales Patagonia Norte y Patagonia Sur, y el Director del INTA Bariloche.

Caputo podría adelantar la eliminación del cepo

Javier Milei aseguró en su reciente viaje y lo ratificó al llegar a Buenos Aires que la idea es liberar las restricciones y unificar el mercado de cambios “para mediados de año”. Sin embargo, la política de acumulación de reservas y sobre todo de absorción de pesos está tomando una velocidad inusitada. El Presidente y el ministro de Economía ya tienen prácticamente listo el escenario para avanzar con la liberación del cepo mucho antes de lo planificado.

Te puede Interesar  El Madariaga concretó en el segundo semestre de 2023 un total de 49 trasplantes, y fue reconocido por el INCUCAI

Sobre el cierre de la semana se avanzó fuerte esa dirección. El jueves el Central colocó casi USD 1.200 millones de Bopreal a los importadores, lo que significa una absorción de un billón (millón de millones) de pesos. Pero, además, el Tesoro anunció el viernes a última hora la recompra de deuda en dólares al BCRA, que implica a su vez una sustancial absorción de la base monetaria, cercana a los 2,9 billones de pesos, es decir cerca de 30% del dinero en circulación.

La “aspiradora” de pesos significa un “Plan Platita” al revés. La gran expansión monetaria que llevó adelante Sergio Massa sobre todo en la segunda parte de 2023 para que no se derrumbe el nivel de actividad y tratar de ganar las elecciones, se está revirtiendo.

La consecuencia se vio claramente en los últimos días, con una significativa caída de los dólares financieros. El tipo de cambio libre perforó los $1.100 y la brecha cambiaria ya bajó a niveles de 25 por ciento.

El objetivo de acelerar la destrucción de pesos no es otro que seguir presionando a la baja el tipo de cambio. Ya hoy la brecha es menor a la que recibió Mauricio Macri a fines de 2015, al definir la unificación cambiaria. ¿Qué sentido tendría estirar los tiempos para avanzar con el levantamiento del cepo?El Gobierno tiene por delante un importante dilema: mantener o no la tasa de devaluación del dólar oficial al 2% mensual. Con una inflación que se mantendrá en alrededor de 15% en febrero y posiblemente también marzo, es obvio que la mejora del tipo de cambio post devaluación de diciembre se va diluyendo.

Por lo tanto, más allá de abril sería casi imposible sostener un ajuste del dólar oficial mínimo sin volver al atraso del dólar oficial, una de las principales características del cepo en los gobiernos kirchneristas.

Recién asumido en diciembre, Milei le cargó todo el ajuste cambiario al exministro Massa. Pero si hay un nuevo salto discreto del tipo de cambio ya no habrá a quien echarle la culpa. Por eso, la salida virtuosa sería con la unificación cambiaria y que sea el mercado el que determine el nuevo tipo de cambio de equilibrio. Con un balance del Central mucho más saneado, crecen las probabilidades de éxito de dejar flotar al dólar.

Te puede Interesar  Franco consideró que el Presupuesto nacional se votará después del 10 de diciembre

Aprovechar el “factor sorpresa” de una medida de este tipo, junto con el ingreso de los dólares de la cosecha gruesa, también jugaría a favor. Milei consideró que salir del cepo promovería el crecimiento económico. ¿Para qué esperar, entonces, tanto meses para hacerlo?.

La recompra de bonos al Central es posible tanto por el superávit primario alcanzado en enero, como también por la exitosa licitación de bonos en pesos que llevó adelante el Tesoro el viernes, en la que captó 4,9 billones (millones de millones) de pesos.

Salir del cepo rápido significa que Luis “Toto” Caputo no tendrá que elegir entre acelerar la tasa de devaluación o atrasar el tipo de cambio, ya que sería directamente el mercado quien lo determine.

Los inversores siguen eufóricos el rumbo adoptado por Milei y la rapidez del “ajuste ultra ortodoxo” como lo describió el propio Presidente. Pero en la economía real es todo sufrimiento. Caen muy fuerte las ventas, se desploma el salario real y la licuación del ingreso de los jubilados es histórica.

Por eso, la inquietud en estos días es si el equilibrio fiscal alcanzado en enero es realmente sostenible. Parece casi imposible que la variable de ajuste continúen siendo los haberes jubilatorios. Mientras la inflación acumulada es de 254%, los haberes jubilatorios subieron solo 119% en los últimos doce meses. Solo una parte de la caída de ingresos fue compensada con bonos a lo largo de 2023.

Milei también aclaró que el ajuste ahora tendrá mayor componente de “motosierra”. Las transferencias discrecionales a las provincias bajaron a niveles mínimos y continuará la poda de gastos en el Gabinete, además de la eliminación de planes sociales mal otorgados. Ya se habrían dado de baja unos 200.000, al tiempo que se redujo en 50.000 la dotación de empleados en el Estado nacional.

Mantener el equilibrio fiscal será clave en los próximos meses no solo para seguir ordenando a la economía, sino también para recuperar la confianza de los inversores.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin