Viviendo el sueño campestre: La Josefina conquista con encanto y tradición

Compartí esta noticia !

La Josefina, Granja y Merienda Campestre: Un Refugio de Paz y Tradición en Misiones

A solo media hora de la capital de Misiones, en la pintoresca localidad de Cerro Corá, se encuentra Chacra La Josefina. Este encantador emprendimiento de turismo rural es mucho más que un lugar para disfrutar del campo; es un proyecto cargado de recuerdos, amor y la calidez de una familia que ha convertido su hogar en un destino acogedor para visitantes de todas partes.

Un proyecto familiar con sabor y encanto

Este es el segundo año en el que Nilda Josefina García y su familia trabajan en La Josefina, ofreciendo una propuesta única de eventos que abarca la temporada de otoño, invierno y parte de la primavera. El verano, con su calor intenso, da una pausa a las actividades, pero no a la demanda que sigue creciendo gracias a la combinación de calidad y precios accesibles que caracteriza a la chacra.

La experiencia de La Josefina

Desde las 14 horas, La Josefina abre sus puertas a los visitantes. Nilda, una anfitriona multifacética que oficia de granjera, repostera, chef y amiga, recibe a cada huésped con una sonrisa y un saludo cálido que hace sentir a todos como en casa. Las mesas, decoradas con manteles coloridos y detalles alegres, crean un ambiente acogedor que complementa la experiencia campestre.

“Después de acomodar a cada uno en su lugar, hacemos una visita a los animales. Las familias, especialmente los niños, disfrutan alimentando a las cabritas y gallinas. Ofrecemos paseos a caballo y caminatas cuando el clima lo permite. Tenemos un sendero hasta el arroyo San Juan, aunque la humedad a veces limita su uso. Luego de las actividades, servimos la merienda alrededor de las cinco de la tarde”, explica Nilda.

Gastronomía casera y saludable

Toda la comida en La Josefina es casera y preparada con cariño. El menú incluye una variedad de delicias como muffins, masitas, chipitas de almidón, alfajorcitos, pastafrola y budín, junto con las infaltables tortas fritas acompañadas de mate cocido. Nilda también se adapta a las necesidades de los visitantes, ofreciendo opciones para celíacos o veganos si se solicitan con antelación.

Te puede Interesar  Masiva participación en la primera jornada de la Noche de Pizzas Solidarias

“La reserva previa es esencial. Me permite preparar la merienda con la cantidad justa y garantizar que todo esté fresco y listo para los visitantes”, comenta Nilda.

Tarifas y opciones

El costo de entrada a La Josefina es de 5500 pesos para adultos y 3500 pesos para menores de 12 años. Los niños menores de dos años ingresan gratis. Además, la chacra ofrece paquetes especiales para días de campo que incluyen almuerzo, postre y merienda, ideales para fechas patrias, con precios que oscilan entre 15000 y 20000 pesos. La Josefina también se alquila para eventos privados, como cumpleaños y reuniones corporativas.

El origen y la evolución de La Josefina

“Amo la naturaleza y siempre he tenido una conexión especial con el campo. Me instalé aquí hace seis años buscando tranquilidad y pronto me encontré rodeada de animales. Sin embargo, la sequía de hace dos años y los altos costos del alimento me llevaron a buscar una fuente adicional de ingresos”, recuerda Nilda.

Con la ayuda de organizaciones locales como el INTA y la Dirección de Turismo, Nilda comenzó a organizar eventos y meriendas en la chacra. “Lo que comenzó como una necesidad se ha convertido en una forma de vida que amo y que me permite compartir mi pasión por la cocina y la naturaleza con otros”, añade.

Más allá del turismo

Para Nilda, La Josefina no es solo un negocio; es una fuente de bienestar físico y emocional. “La actividad física que requiere el mantenimiento de la chacra ha mejorado mi salud considerablemente. Disfruto del amanecer en verano y la paz que trae el invierno. No necesito un gimnasio; aquí estoy siempre activa y en contacto con la naturaleza”, afirma.

Te puede Interesar  Sobre ruedas: Steckler Rodados ya piensa en abrir sucursal en Posadas

La demanda creciente

La popularidad de La Josefina ha crecido con el tiempo, atrayendo visitantes de toda la provincia y más allá. “Dependemos del clima, pero cuando el tiempo es favorable, las reservas se llenan rápidamente”, dice Nilda.

El apoyo de la familia

El apoyo familiar es crucial para el éxito de La Josefina. “Mis hijos, amigos y familiares me ayudan en días de eventos. Leandro, mi hijo, tiene un talento especial para interactuar con los niños y mostrarles los animales, lo que añade un toque especial a la experiencia”, comenta Nilda.

Desafíos y sueños

“Nunca fui de quedarme quieta. El campo siempre ha sido parte de mí, y cuando mi pareja falleció, decidí hacer de La Josefina mi hogar permanente. Este lugar me da la paz que no encuentro en la ciudad, y planeo quedarme aquí hasta el final de mis días”, reflexiona Nilda.

Mirando hacia el futuro

Con la demanda creciente, Nilda y su familia están expandiendo La Josefina. “Estamos construyendo la primera cabaña de 64 metros cuadrados para ofrecer alojamiento a nuestros visitantes. Queremos que la gente no solo pase el día, sino que experimente la vida de campo durante la noche también”, comparte Leandro.

La Josefina es más que una granja; es un refugio de paz y tradición que sigue creciendo y adaptándose, siempre con la misión de ofrecer una experiencia auténtica y acogedora a todos sus visitantes.

Contacto y reservas

Para reservas, pueden comunicarse a través de Instagram: @ChacraLaJosefina o vía WhatsApp al 3764-573507 o 3764-330756.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin