Xi Jinping en la cúspide de su poder y sin sucesor a la vista

El fin del 19º Congreso Nacional del Partido Comunista de China (PCCh) dejó al menos 2 sorpresas: el pensamiento de Xi Jinping fue inmortalizado en la constitución del partido bajo su nombre, lo que lo coloca a la altura de Mao Zedong. Pero además, Xi nombró a los miembros del nuevo Comité Permanente del Politburó -máximo órgano decisor-, entre los cuales no hay ningún potencial sucesor debido a la edad. Indicador de que Xi podría desear quedarse en el poder más allá de los 10 años que tradicionalmente se quedaron sus antecesores.

El presidente chino, Xi Jinping, ha comenzado su 2º mandato como líder de una de las mayores economías del mundo con una sorpresa: podría no ser su último. Jinping reveló su nuevo gabinete y hay un dato clave: ninguno de sus miembros es lo suficientemente joven como para suceder a Xi al cabo de este mandato, en 2022. Una señal de sus intenciones de seguir al mando en las décadas que vienen, señaló Tom Phillips del diario The Guardian.

Fue el miércoles 25/10 cuando la máxima autoridad china presentó la conformación del máximo órgano decisor chino, el Comité Permanente del Politburó.

“Aquí, en representación del nuevo liderazgo central elegido, deseo expresar nuestras sentidas gracias a todos los otros miembros del partido por la confianza que han puesto en nosotros. Trabajaremos diligentemente para alcanzar nuestro deber, cumplir nuestra misión y ser dignos de su confianza”, dijo Xi durante una conferencia de 21 minutos que marcó el comienzo formal de su 2º mandato. El gabinete nombrado no contiene ningún potencial sucesor: sus 5 miembros nuevos tienen entre 60 y 67 años, lo que quiere decir que según las normas del partido ninguno podría reemplazar a Xi en 2022. O sea, además de Xi y Li Keqiang (62 años), conforman el órgano de elite a partir de ahora: Li Zhanshu (67), Han Zheng(63), Zhao Leji (60), Wang Yang (62) Wang Huning (62).

Xi Jinping, prometió hoy una mayor reforma y apertura, durante un encuentro con la prensa en el Gran Palacio del Pueblo, en Beijing. “Revisaremos nuestra experiencia y aprovecharemos el impulso que tenemos para seguir modernizando el sistema y la capacidad de gobernanza de China, y también haremos esfuerzos decisivos para profundizar la reforma y la apertura de forma integral, y para abrir aún más a China al mundo”, aseguró Xi.

El próximo año marca el 40 aniversario del comienzo de la reforma y apertura, recordó Xi, en referencia a la política lanzada por el difunto líder Deng Xiaoping en 1978. La reforma y apertura fue una decisión crucial, y aún está modelando el futuro de China. Estos cuarenta años de reforma y apertura han permitido al pueblo chino tener una vida digna y cómoda, sostuvo el secretario general.

“Nos encargaremos de que la reforma y la apertura se complementen y se refuercen una a la otra. Estoy convencido de que el gran rejuvenecimiento de la nación china se hará realidad en el curso de la reforma y apertura”, manifestó Xi.

En los próximos cinco años se darán diferentes coyunturas e hitos importantes, agregó Xi. “No solo hemos de cumplir el primer objetivo centenario, también debemos emprender el viaje hacia el segundo”, añadió.

En el año 2019 se celebrará el 70º aniversario del establecimiento de la República Popular China. El PCCh continuará con sus esfuerzos para cumplir con todas las tareas impuestas por el XIII Plan Quinquenal, desarrollar nuevos proyectos para el futuro de China y ver los frutos de todos los esfuerzos, dijo. Xi reiteró la determinación de establecer una sociedad modestamente acomodada en todos los aspectos en 2020.

Enfatizó que el Partido debe continuar comprometido con la filosofía de desarrollo centrada en el pueblo y lograr un progreso sostenido hacia la meta de aumentar el sentido de satisfacción de los ciudadanos, así como hacia el logro del objetivo de que todo el pueblo disfrute de la prosperidad.

“Las aspiraciones del pueblo de vivir una vida mejor deben ser siempre el objetivo de nuestro trabajo”, sostuvo Xi en un encuentro con los periodistas junto con otros miembros del Comité Permanente del Buró Político del XIX Comité Central del PCCh, en el Gran Palacio del Pueblo de Beijing.

“No tengo la menor duda de que la vida de nuestro pueblo experimentará nuevas mejoras año tras año”, afirmó.

Xi reiteró el objetivo de establecer una sociedad modestamente acomodada en todos los aspectos para 2020. “Se trata de una sociedad de la que todos y cada uno de nosotros pueda disfrutar. En la marcha hacia la prosperidad común, nadie puede quedarse atrás”, enfatizó.

“Movilizaremos a todo el partido y a todo el país para, con un empuje resuelto, cumplir con nuestro compromiso y erradicar la pobreza en China”, aseguró el líder.

En 2021 se cumplirá el primer centenario de la fundación del PCCh. Xi indicó que el PCCh generará olas de energía positiva que formarán una fuerza poderosa a nivel nacional para impulsar el desarrollo y el progreso de China.

“Para un partido que lucha por el bienestar eterno de la nación china, el centenario solo marcará el inicio de la flor de la vida”, dijo Xi, y agregó que, “como el partido político más grande del mundo, el PCCh debe comportarse de una manera apropiada para tal estatus”.

Xi dijo también que China trabajará con otras naciones para construir una comunidad global de futuro compartido, además de hacer nuevas y mayores contribuciones a la noble causa de la paz y el desarrollo para toda la humanidad.

Recordemos que la semana pasada, Xi quedó inmortalizado en la constitución del Partido Comunista de China (PCCh), en el trascurso del 19º Congreso Nacional, cuando su filosofía política quedó inscripta bajo el nombre de Pensamiento de Xi Jinping sobre el Socia lismo con Caracterísitcas Chinas para una Nueva Era. Eso lo convirtió en el primer líder chino cuyo nombre figura en el documento desde Deng Xiaoping. Pero el reconocimiento a Xi es aún más importante que el de Deng, y para compararlo con alguien hay que ir hasa Mao Zedong, ya que el partido tiene una pirámide de términos que describen sistemas de ideas, que incluyen el “pensamiento” (sixiang) arriba de todo, la “teoría” (lilun) en el medio y la “perspectiva” (guan) mas abajo. La categorización depende de cuán importante se considera a quién originó la idea. La filosofía política de Deng quedó inscripta solamente como “teoría“.

Únicamente Mao, hasta ahora, había alcanzado el nivel de “pensamiento“. Según analistas, esto quiere decir que Xi podría quedarse indefinidamente en el poder.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password