Yerba: Fuerte caída de la cosecha que afecta a productores; la industria se cubrió con más stock

Compartí esta noticia !

La crisis de los productores yerbateros se siente mucho en la fuerte caída de la cosecha de hoja verde que se desplomó un 25% en lo que va del año, respecto al 2016.

Según las cifras difundidas hoy por el INYM, en enero-abril se entregaron 144 millones de kilos de hoja verde, contra 190 millones el año 2016. El desplome fue de 47% si se compara 2017 con el 2015, cuando se entregaron en los primeros cuatro meses del año 272 millones de hoja verde.

Los datos del organismo reflejan también las dos caras de la crisis yerbatera. Mientras los productores y tareferos padecen la fuerte caída en la actividad, la industria muestra un consumo que se recupera respecto al año pasado y además, se sobre stockea ante cualquier eventualidad.

Los despachos a la salida de molino son los más altos en los últimos cinco años, con 84 millones de kilos respecto a los 80 millones del 2016.

En pocas palabras: se consume más yerba, los centros de distribución rebosan de paquetes, pero los productores y tareferos tienen el nivel de trabajo más bajo en los últimos años.

Por qué cayó la cosecha de hoja verde? Según las consultas realizadas por Economis, se conjugaron una serie de factores. En primer lugar el bajo precio pagado, que no respeta el valor oficial establecido por el INYM y que desencadenó las protestas yerbateras y el yerbatazo en Plaza de Mayo, amén de paros y cortes de ruta que interrumpieron la zafra.

Otros dicen que a partir de abril, cuando comenzó a regir el nuevo precio y los mayores controles de la AFIP, algunos secaderos dejaron de recibir la yerba, imposibilitados de cumplir con el precio oficial.

Te puede Interesar  Argentina, Brasil y el Mercosur ¿se abre una nueva era?

La industria se cubre

Mientras esto sucede en los primeros eslabones de la cadena, las estadísticas del INYM muestran un crecimiento de los despachos a la salida de molino, que indica la yerba envasada (paquetes) que fue enviada por las empresas como Rosamonte, Las Marías, Cooperativa Liebig, CBSé, a los mayoristas o a sus propios centros de distribución.

En el período enero-abril los despachos a la salida de molino subieron a 84 millones de kilos este año, un 4% más que los 80 millones en 2016.

Según este indicador, que es una medida del consumo de yerba o del comportamiento de las ventas en las góndolas de los supermercados, este año 2017 se está recuperando el consumo de yerba, que había tenido una leve baja en el 2016.

“Otro factor es que la industria se está sobre stockeando, para cubrirse ante la crisis de la producción, por si llega a haber una nueva protesta”, indicó el gerente de una importante firma.

Es decir, además de una recuperación en las ventas, hay mayores stocks acumulados en los centros de distribución y mayoristas, ubicados en los grandes centros urbanos.

About The Author

Compartí esta noticia !

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin