Anatomía de las transferencias automáticas y discrecionales a provincias en 2023

Compartí esta noticia !

Escriben Marcelo Capello y Nicolás Cámpoli, Fundación Mediterránea. Las transferencias automáticas a provincias son aquellas en que existe una ley que determina que un determinado porcentaje de un impuesto nacional (o varios de ellos), se participan a provincias, determinando también qué % le corresponde a cada provincia, si los recursos girados son para un fin determinado o de libre disponibilidad, y en la temporalidad de los envíos (generalmente diarios, a medida que entra la recaudación de los impuestos involucrados).

La transferencia automática más importante es la de coparticipación federal de impuestos (actualmente Ley 23.548), que envía diariamente recursos de libre disponibilidad a provincias, pero existen otras, generalmente con asignación a fines específicos, como la distribución de la recaudación de los impuestos a los combustibles, la distribución de un 1% del IVA, etc.

Si se consideran sólo las transferencias automáticas, Buenos Aires (BA) recibe un 22,5% de los envíos a
provincias, y en el otro extremo Tierra del Fuego un 1,2%.

Como referencia, se presenta la participación de cada provincia en la población nacional total.

Si se analiza en términos per cápita, CABA es la que recibe menor monto ($100 mil), seguida por BA ($185 mil) y Mendoza ($277 mil).Las provincias con más transferencias automáticas per cápita son Tierra del Fuego ($894 mil), Catamarca ($856 mil), Formosa ($814 mil), La Rioja ($725 mil) y La Pampa ($712 mil).

Si bien es teóricamente lógico que provincias menos densamente pobladas (tienen deseconomías de escala) y/o más rezagadas económicamente (más necesidades sociales y para acortar distancia de desarrollo con las jurisdicciones más avanzadas) reciban mayores transferencias fiscales, desde la evidencia empírica de Argentina no se puede explicar razonablemente por qué algunas jurisdicciones ricas reciben altas transferencias por habitante (algunas patagónicas), o por qué existe trato tan disímil entre jurisdicciones similares (Catamarca o La Rioja mucho más altas que Salta, Formosa mucho más altas que Corrientes o Misiones, Tierra del Fuego y Santa Cruz mucho más altas que Chubut, Santa Fe mayor que Mendoza, etc.)

Transferencias discrecionales a provincias
Las transferencias que suelen resultar más discrecionales (en contraposición a las automáticas, como la coparticipación federal de impuestos), pueden serlas llamadas Transferencias Corrientes o de Capital, las
primeras dirigidas a financiar gastos ordinarios, que se repiten mensualmente, mientras las segundas financian erogaciones que significan inversiones, como compra de bienes de capital o ejecución de obras
públicas. Dichas transferencias discrecionales pueden estar dirigidas, entre otros destinos, a provincias y
a municipios.

Los principales 6 subprogramas de transferencias corrientes a provincias, que el año pasado explicaron
cerca del 80% del total de envíos a provincias por esta vía, se presentan en la siguiente tabla.

Participación de cada provincia e las transferencias corrientes totales a provincias
La provincia de Buenos Aires (BA) prácticamente recibió la mitad de las transferencias corrientes en 202
(49,5%), muy por arriba de su participación en la población (38%). BA recibe una alta participación en el
Fondo de Fortalecimiento Fiscal (100%), en la Asistencia Financiera a Provincias y en las transferencias con destino a las Cajas de Jubilaciones provinciales.
En el caso de CABA, su alta participación (10%) se debe a que por dicha vía se canalizan las transferencias para financiar el traspaso de la Policía Federal a la Policía Metropolitana.

Te puede Interesar  Disparidades

En cambio, si se mide en términos per cápita, BA se ubica en el noveno lugar (aunque mucho más adelante que Santa Fe, Córdoba o Mendoza), y en los primeros puestos se puede ver a Santa Cruz, La
Rioja y Tierra del Fuego.

Participación de cada provincia en la transferencia de capital totales a provincia
En el caso de las Transferencias de Capital, se destaca la participación de La Rioja (16%), por cuanto allí
se canalizan transferencias que dicha provincia reclama hace años como compensación por supuesta coparticipación perdida en el pasado.

Si se mide per cápita, La Rioja recibe 4 veces lo que Formosa, que se ubica en el segundo lugar, y Córdoba se ubica en el último puesto.

En lo que respecta a transferencias corrientes con destino en municipios, aquí resulta más evidente la
elevada participación de los municipios de Buenos Aires en el total provincial (65%). Medido por habitante, BA se ubica en el cuarto lugar, después de Chubut, Tierra del Fuego y Chaco.

Algo similar a lo anterior ocurre con las transferencias de Capital a municipios, pues un 63% del total recae en la provincia de Buenos Aires, pero en términos per cápita, pasa a ocupar el cuarto lugar entre
los que más reciben.

Si se consolidan transferencias corrientes recibidas por cada provincia y sus municipios, se concluye que
un 49,6% es receptado por la provincia de BA, lo que le permite ubicarse en el 8vo lugar entre las provincias que más reciben este tipo de recursos, cuando se mide por habitante En los primeros lugares quedan Santa Cruz, La Rioja, Tierra del Fuego y Neuquén, y Córdoba. Corrientes y Mendoza en las últimas tres posiciones.

Si se consolidan transferencias de capital recibidas por cada provincia y sus municipios, se concluye que
un 26% del total es receptado por BA, seguido por La Rioja (11,2%), Chaco (5,8%) y Santiago (5,6%) Per
cápita, el primer lugar es para La Rioja, seguido por Tierra del Fuego, Formosa y La Pampa.

Te puede Interesar  Presentan un análisis transfronterizo sobre las dinámicas socioeconómicas de Argentina, Brasil y Paraguay

Consolidando tanto transferencias corrientes como de capital recibidas por cada provincia y sus municipios, se concluye que un 43,8%% del total es receptado por la provincia de BA, seguido por CABA
(7,9%), Santa Fe (4,4%), La Rioja (3,8%) y Chaco (3,7%). En el otro extremo, Chubut y Río negro sólo reciben un 0,8% del total.

Por habitante, BA queda en el 11mo lugar, y los primeros tres son ocupados por La Rioja, Santa Cruz y
Tierra del Fuego.

Así, las provincias que reciben transferencias discrecionales por arriba de su participación en la población, excluyendo a CABA por el motivo antes señalado, son: Buenos Aires, La Rioja, Chaco, Santiago, Neuquén, Formosa, Santa Cruz, Catamarca, La Pampa y Tierra del Fuego.

Finalmente, pueden analizarse las transferencias totales a provincias en 2023, tanto automáticas como discrecionales, incluyendo el dinero que va a municipios. En este caso, BA recibe el 25% de las transferencias totales, aunque si se mide per cápita, se trata de la segunda provincia con menos recursos
recibidos.

En términos per cápita, los mayores envíos totales son para Tierra del Fuego, Catamarca, La Rioja y Formosa, y los menores para CABA, BA, Mendoza y Córdoba.

Si se analiza la participación de BA en el total de transferencias a provincias (automáticas discrecionales), desde la vigencia de la Ley 23.548 de coparticipación federal de impuestos (1989) hasta el año 2023, se observa que entre 1989 y 1995 dicha participación pasó de 19,5% a 26%, cuando se creó el Fondo del Conurbano Bonaerense en los primeros años de la Gobernación de Duhalde, y que tras imponerse un “techo” a dicho fondo, la participación de BA comienza a caer, hasta un mínimo de 18,5% en 2014 (Gobernador Scioli, Ministro de Economía Nacional Kicillof). A partir de 2016, por envío de más recursos discrecionales y luego con la eliminación del Fondo del Conurbano (que había pasado a perjudicar a BA), dicha provincia comienza a mejorar su participación en el total de envíos a provincias, llegando en el primer período del actual Gobernador Kicillof a participaciones similares a las que había tenido Duhalde en 1994 – 1996.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin