Aportantes truchos: en el PRO aseguran que hay una campaña sucia

En el PRO sospechan que el escándalo de los aportantes truchos obedece a una campaña de desprestigio que necesariamente debe incluir a “agentes propios”. Sin embargo, cada vez hay más elementos que indican que los aportes truchos no eran solo un problema de María Eugenia Vidal. En Misiones en un listado de una decena de aportantes, la justicia electoral ya encontró a una jubilada que negó haber donado diez mil pesos para la campaña encabeza por Humberto Schiavoni, el presidente del PRO que además salió en defensa de la gobernadora bonaerense.

No es casual el momento en que se produce el ataque al sustento ético de la gobernadora Vidal. No es noticia que la crisis económica, la ausencia de proyecto, la inflación, la corrida al dólar, la pérdida de divisas, el endeudamiento sin límites, el cierre de pymes y fundamentalmente la caída del consumo y de la capacidad de compra de los salarios, está minando las bases de sustentación de la Alianza Cambiemos. Que este cuadro de situación ha llevado a la Casa Rosada a una verdadera encrucijada de caminos tampoco es una novedad, como asimismo la firme decisión del presidente Macri de defender el rumbo.
Lo nuevo, al interior de la Alianza es el espacio que recuperó en la toma de decisiones la dirigencia del PRO con anclaje en la política. Entre ellos, los más conocidos, son los dos gobernadores del partido, Horacio Rodríguez Larreta y María Vidal, el ministro Rogelio Frigerio y legisladores como Humberto Schiavoni y Emilio Monzó.
Se podría afirmar, con algún reduccionismo, que la Alianza de Gobierno tiene en tensión interna a los sectores provenientes de la política con los sectores de la antipolítica. El mismo Macri tiene su significación tensionada por su pertenencia al mundo de los Ceos con la construcción del espacio político que lidera y la construcción de futuro que no puede sostenerse únicamente en el cortoplacismo de la estrategia de campaña de Durán Barba.
Así, “el lodazal de aportes truchos manchó el manto virginal de la gobernadora Vidal” como escribe Beatriz Sarlo, que agrega en su nota de Perfil: “se podrá decir que ella no puede estar en todo. La disculpa de que el trabajo es demasiado para la laboriosa Vidal es inaceptable. Un jefe es siempre responsable de todo lo que hacen sus subordinados. La norma que aplicamos a los kirchneristas vale para todo el mundo”.
Schiavoni dijo que “es imposible” que la Gobernadora bonaerense estuviera al tanto de las irregularidades sobre los aportes de campaña. “Seguro que Vidal no estaba al tanto. Ningún presidente de distrito ni candidato está al tanto de esas cuestiones. Eso forma parte de los equipos de campaña, que tiene sus propios responsables económico financieros”, opinó el legislador por Misiones en diálogo con Radio 10. En declaraciones al programa El fin de la metáfora, el presidente nacional del PRO sostuvo que “en la práctica era imposible que Vidal estuviera al tanto de estas cuestiones. Imposible”. Y agregó: “Ni en términos políticos ni judiciales la gobernadora tiene ninguna responsabilidad”.
En tanto en nuestra provincia, el diputado Jorge Ratier Berrondo salió al cruce de informaciones que imputan también a la alianza Cambiemos de Misiones de financiarse irregularmente.
Pero al menos un caso emparenta a la situación de Misiones con la de Buenos Aires: María del Carmen Sussini  negó haber puesto dinero para la campaña.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password