Bases y condiciones

Compartí esta noticia !

El mensaje de Estado que cada 1 de mayo brinda el Gobernador ante la Cámara de Diputados permite auscultar la gestión y cada músculo de Misiones. Cobra aún más relevancia en momentos como estos, cuando la Nación está gobernada por un signo político distinto. Hugo Passalacqua acumula experiencia en esos contrastes. Por eso sus palabras adquieren otros significados. Tiempo de consensos, dijo. 

Hoy gobernar es buscar consensos y si no los hay, crearlos”, remarcó. Primera gran definición. Misiones aportará desde la política, a la búsqueda de esos consensos. Dará gobernabilidad en momentos en que Argentina los necesita con urgencia. La pobreza en alza, los enormes problemas económicos y la volatilidad política no admiten demoras ni digresiones. Para tomar nota de los tiempos que se avecinan.

Antes, Passalacqua dio otra definición fuerte. Más emparentada con su propia experiencia, pero también con la situación que le tocó enfrentar cuando por primera vez llegó a la Rosadita, en diciembre de 2015. “La situación, casi que es una obviedad decirlo, no está fácil. Pareciera un deja vú encontrarnos con una crisis que a todos nos consta”, remarcó. En ese entonces, también asumía con un Gobierno nacional de otro color político, que terminó con una crisis de deuda y recesión que agobió al país. El ex presidente Mauricio Macri plantó una de las ideas que plasmó Javier Milei apenas asumió: la desregulación del sector yerbatero, con un impacto cuya dimensión todavía no es posible advertir, pero que ya está generando los primeros miedos del sector productivo. Miedo a repetir la malaria de los 90. Miedo a malvender la producción. 

El fin de ciclo de Macri fue con recesión. El inicio del ciclo de Milei hundió aún más a la economía y no hay acuerdo en cuándo y de qué modo llegará la esperada recuperación. 

“Por fortuna, y es una certeza que tengo, vamos a salir de ella porque los misioneros tenemos un ancho en la manga y es nuestra gente y su increíble voluntad de progresar.  La sociedad de a pie necesita vernos tirar del carro a la par, pese a las naturales diferencias políticas que podamos tener. Este espacio político, la Renovación, que tiene el encargo de gobernar la provincia, no puede hacerse a un lado en nada. Nos salga bien o mal siempre afrontamos, muchas veces en silencio, cada uno de los complejos problemas que hay que resolver.  La cobardía política es inadmisible en estos tiempos, así como las mezquindades, los proyectos personales o el más feroz de nuestros enemigos: la soberbia. Hace años que vivimos circunstancias muy difíciles. Solamente JUNTOS podremos salir de esta noria histórica y perversa para encaminarnos al éxito. Y no estoy hablando de ningún proyecto político de circunstancia, sino como provincia soberana”, describió Passalacqua ante el pleno legislativo encabezado por Oscar Herrera Ahuad y con el conductor, Carlos Rovira en el recinto, ahora como diputado raso del espacio político que fundó en 2003. 

Desde entonces, Misiones se transformó en una de las principales economías del Norte Grande y disputando liderazgos con otras grandes del país. Es la que más empleo privado tiene en el NEA y la principal exportadora, con registros de un crecimiento del 29 por ciento en el primer trimestre, cuando en el resto del país hubo caídas o el incremento fue muy pobre. La economía está sólida a pesar del mal momento económico y el Estado provincial tiene decidido seguir interviniendo en la medida de lo posible. El plan de inversiones presentado por Passalacqua incluye inyección de recursos en obras de infraestructura, viviendas -con novedosas formas de financiamiento-, nuevos puentes y la radicación de industrias -confirmó el adelanto de Economis sobre la llegada de Kagiva al Parque Industrial de Posadas, para fabricar las pelotas con las que se juega al fútbol en la Argentina-. También seguirán los incentivos económicos al consumo, con la continuidad de los Ahora y la aparición de uno nuevo, para un rubro clave, los neumáticos, que nuevamente están más baratos del otro lado de las fronteras. 

Te puede Interesar  Dudek fue reelecto como intendente de Cerro Azul

“La responsabilidad política, la humildad, la sensatez, la concordia y el respeto a las ideas ajenas nos encontrarán construyendo desde el sitio que nos toque. Ni antiguas ni nuevas grietas entrarán a estas geografías. No suman: dividen y hacen daño. Otra idea que circula por mi mente y quisiera compartir es algo que aprendí en estos últimos tiempos: las personas, el día de los comicios, votan a quien, estiman, las hará más felices. Tan sencillo como eso. Pero si su candidato “pierde” no significa que deba oponerse a todo. No hay una urna para vencedores y otra para opositores. No es dicotómico. Los candidatos que no ganen elegirán luego su camino: si oponerse sistemáticamente, hacer seguidismo ciego al que ganó o vascular con inteligencia entre lo que le conviene a la familia misionera y lo que no. Primero Misiones, a no desviarse de ese paradigma jamás”, advirtió.

La descripción de Passalacqua sirve para poner en contexto la posición de Misiones en el tablero nacional. Los diputados de Innovación Federal dieron sus votos para aprobar la reclamada Ley Bases, con la que Milei pretende plasmar sus ideas económicas. Nadie puede discutir su legitimidad. Con eso consiguió los votos para llegar a la Presidencia. Con la ley, una vez que sea ratificada por el Senado, deberá comenzar a demostrar que puede conseguir resultados. Es, al mismo tiempo que el primer triunfo político del Gobierno nacional, el inicio de un tiempo sin excusas. 

Para la Renovación, la aprobación de la ley no es más que garantizar una herramienta de gobernabilidad que excede las preferencias políticas. Se hizo lo mismo durante los primeros pasos de Macri en el poder. No implica complacencia.

No hay especulación en ese acompañamiento, sino defensa de los intereses propios. La negociación (base de la política), permite salvar recursos y recuperar fondos perdidos, necesarios en la urgencia. 

Después de varios meses con cero recursos, Nación giró en las últimas horas 1.500 millones en ATN y parte de la deuda por el Fondo Nacional de Incentivo Docente por 1.476 millones, además de otros fondos menores. 

La aprobación de la ley Bases no implica convencimiento. Los votos se garantizaron después de horas intensas de negociaciones que implicaron la quita de los artículos más dañinos y algunos que golpeaban directamente a la economía misionera, como las retenciones a las exportaciones. Sobre la hora se logró, en cambio, reponer el capítulo tabacalero, que implica elevar de 70 a 73% la alícuota del impuesto interno al tabaco y eliminar el tributo mínimo que hoy rige. Este artículo estaba contemplado en la iniciativa original que había presentado el Gobierno en diciembre pasado, pero llamativamente lo eliminó en la nueva versión.

Conseguir reponer ese capítulo demandó febriles negociaciones con diputados de otras provincias tabacaleras y un puñado de opositores. El peronismo/kirchnerismo se opuso, lo mismo que el oficialismo, mientras que en la alianza Cambiemos hubo muchas abstenciones. El lobby tabacalero jugó fuerte para evitar la movida parlamentaria que busca corregir una inequidad profunda: con venia judicial, la tabacalera Sarandí elude tributar como las otras compañías, lo que no sólo implica una competencia desleal por precios más bajos, sino un enorme daño al Fondo Especial del Tabaco, que se nutre de una parte de las ventas de cigarrillos. El impuesto a los cigarrillos vuelve a los productores en forma de Caja Verde -un aporte directo-, planes de reconversión y obra social. La elusión de Sarandí genera un rojo equivalente al 45 por ciento del Fondo Especial del Tabaco que recibe Misiones. 

Te puede Interesar  Medidas de shock y los sectores en la tormenta: todas las empresas deberán revisar sus estructuras de costos

Por eso no sorprendió la furibunda respuesta de la Asociación de Plantadores de Tabaco de Misiones y la Cámara del Tabaco a los diputados Emmanuel Bianchetti, del PRO y Florencia Klipauka, quien asumió por la alianza Cambiemos y ahora se pasó a las fuerzas libertarias: “Demostraron con su voto estar del lado de quienes avalan un sistema de evasión y corrupción instalado en Argentina, el mismo que generó enormes pérdidas al erario nacional y provincial, y de manera especial a los productores tabacaleros desfinanciando el Fondo Especial del Tabaco. Es evidente y su accionar lo confirma, estos legisladores no cumplieron con su función de representar al pueblo, escucharlo y legislar en consecuencia. Estas personas con su actitud les dieron la espalda a los tabacaleros”, señalaron en un documentos ambas entidades. Por el contrario, valoraron las gestiones de Passalacqua y el ministro del Agro, Facundo Sartori, en defensa de los recursos tabacaleros y “la contribución de los 82 diputados nacionales”, entre ellos, Daniel Vancsik, Carlos Fernández, Yamila Ruiz y Alberto Arrúa, además del radical Martín Arjol. 

Esa defensa del sector productivo es una de las banderas que la Provincia no está dispuesta a arriar. Passalacqua marcó las diferencias desde su mensaje de Estado: “El gobierno nacional promovió la desregulación de la producción yerbatera, afectando especialmente a la provincia de Misiones, responsable de más del 90% de la producción primaria. Esto afecta a pequeños productores y favorece la concentración de una cadena agroindustrial. Vamos a acompañar la solicitud de $505 pesos por kilo de hoja verde puesta en secadero. Es un reclamo válido en pos de dar competitividad al sector primario. Siempre defenderemos al pequeño productor”, sentenció. En paralelo, la Provincia promoverá el freno de las importaciones a través de reclamos a la Nación. Ya hay proyectos en la Legislatura que serán elevados al Gobierno nacional para aplacar la entrada de materia prima desde Paraguay y Brasil, que según datos del sector, está siendo abundante. 

Ese acompañamiento a la producción yerbatera será vital en el tiempo por venir. El precio de la materia quedó largamente atrasado ante la suba de costos desde diciembre pasado y no hay atisbos de que Nación se incline por la fijación de precios, aunque la Justicia le haya dado la derecha a los productores y ratificado todas las facultades del Instituto Nacional de la Yerba Mate. 

En la producción yerbatera recién está haciendo mella la nueva realidad. Muchos despreciaron las implicancias del modelo libertario, pro desregulación. Votaron convencidos de la necesidad de un cambio. Ahora admiten que el producto, sin el respaldo del precio mínimo, está a merced de lo que quiera pagar la industria. Los 370 pesos que paga el mercado a veces son 350. A veces son a 90 días. A veces mitad con cheques. Igual a lo que sucedió en la última década del siglo pasado. Mientras tanto, el precio en góndola sigue aumentando, aunque a un ritmo menos acelerado, como se ufana el Gobierno nacional. 

Ese es el dato al que se aferra con fervor la gestión Milei: mostrar que la inflación detuvo su marcha. Todo indica que la de abril volvería a ser un dígito. Un logro enorme, que esconde el cómo. Congelamiento presupuestario, ajuste inédito, cuentas sin pagar y quita de subsidios. Nadie podrá discutirle al Presidente que el fin justifica los medios. 

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin