Blend de soluciones

Compartí esta noticia !

El viernes por la tarde se puso fin a los últimos focos de protesta. Fueron varias semanas intensas en las que se puso en juego un delicado equilibrio. Se impuso la razonabilidad. El Gobierno provincial aceleró las respuestas a las demandas gremiales para nuevamente atender una crisis cuyos efectos dependen de la política económica de shock que está aplicando el presidente Javier Milei. La virulencia de los reclamos no hubiera sido tal sin el contexto de tarifazos, suba de combustibles y quita de subsidios, variables que según la Universidad Católica Argentina hicieron que la pobreza se disparara en unos pocos meses de 44,7 al 55,5 por ciento de la población. 

En ese escenario se negoció en las últimas semanas. No fue sencillo. Escasearon los interlocutores y las demandas eran disímiles. Hubo que apelar a mucha paciencia y a la tolerancia social para poder avanzar en los acuerdos. Primero se cerró con la Policía, que se convirtió en una de las mejores pagadas de la Argentina. El cuarto aumento del año significó que en junio, un agente de la zona capital percibirá 620.501 pesos, mientras que un suboficial mayor cobrará 1.082.913 pesos. En el caso de oficiales, un oficial subayudante percibirá 721.230 pesos, mientras que un comisario general pasará a ganar 1.318.360 pesos. Entre diciembre y junio, el aumento superó el cien por ciento.  

Después fueron los docentes. Los seis gremios principales sellaron un acuerdo que eleva a 450 mil pesos el salario de un docente que recién se inicia. El salario inicial de Misiones está por encima de la media nacional y es el segundo salario inicial más alto del Norte Grande. Sólo Chaco paga más. Misiones arrancó el año con un salario inicial de 250 mil pesos, por lo que el acuerdo representa un 80 por ciento de aumento sólo en el primer semestre. Y en el medio se tuvo que hacer cargo del Incentivo Docente, que el Gobierno nacional dejó de girar a las provincias, pese a que se trata de una ley vigente. No fueron los únicos frentes que la Provincia tuvo que atender por la ausencia de la Nación. Obras de infraestructura, el subsidio al transporte público, fondos para la salud se sumaron a la demanda de recursos. Por eso la ingeniería financiera fue tan necesaria en estas negociaciones. El equilibrio financiero de la Provincia depende de que los gastos no se desmadren en un escenario económico de permanente incertidumbre, en el que el que la única señal “positiva” es la baja forzada de la inflación, pero donde no se avizoran señales de recuperación. No lo dicen los opositores, sino los propios economistas del ala dura.

Los datos contrastan con la realidad que pretenden moldear los dirigentes de la oposición que estuvieron todo el tiempo detrás de las protestas. No se puede disociar las demandas salariales del estado de situación. No se puede pretender que la Provincia sea la responsable por la caída del poder adquisitivo para esconder sus propias apetencias políticas. Tras bambalinas los dirigentes radicales y del macrismo, urgidos por concitar la atención, instaron a romper el equilibrio fiscal que, sin embargo, aplauden solícitos a Javier Milei. No se puede exigir mejores salarios si al mismo tiempo se promete bajar impuestos. La incesante aparición ante las cámaras porteñas, desnudó la estrategia desestabilizadora de un Gobierno que fue ampliamente respaldado en las urnas en las últimas elecciones, en unas elecciones en las que la oposición no logró respaldos suficientes. 

Por eso de pronto todos se convirtieron en los “primeros libertarios”, tratando de absorber el magnetismo de un Presidente que gobierna en modo campaña y que, paradójicamente, desprecia a los de la “casta” representada en los partidos que sostienen en pie el andamiaje de una gestión que no para de trastabillar. Milei se siente como un Terminator que viene del futuro, diseñado para acabar con “la patria socialista”. La analogía elegida no parece ser la más indicada, aunque la suele usar seguido. El personaje de Arnold Schwarzenegger fue diseñado como un arma para acabar con la humanidad. 

Te puede Interesar  Un aporte al crecimiento de la cultura misionera

Amo, amo ser el topo dentro del Estado. Soy el que destruye el Estado desde adentro. Es como estar infiltrado en las filas enemigas. La reforma del Estado la tiene que hacer alguien que odie el Estado, y yo odio tanto al Estado que estoy dispuesto a soportar todo este tipo de calumnias, injurias, mentiras, tanto sobre mi persona como sobre mis seres más queridos, que son mi hermana y mis perros… y mis padres, con tal de destruir al Estado”, insistió Milei con unas muecas raras, durante una entrevista con la periodista Bari Weiss del canal estadounidense The Free Press.

Nuevamente ¿si se destruye el Estado, quien paga las cuentas? ¿Quién paga a los docentes? ¿Quién financia la salud? ¿Los radicales avalan esos mensajes? ¿Lo hace el puertismo libertario?

Pedro Puerta no tiene empacho en asegurar que es el “primer libertario”. “Defiendo las ideas de la libertad y así lo seguiré haciendo porque soy un soldado del presidente Milei”, remarcó el hijo del ex gobernador quien abandonó la alianza Cambiemos apenas se consumó la derrota de Patricia Bullrich en las primarias. El diputado provincial fue protagonista esta semana en un intento por despegarse de una polémica compra de poleo, un yuyo que se mezcla con la yerba mate para bajar el volumen de materia prima.

El empresario jura que no tiene nada que ver con la compra de la hoja, ya que alquiló Yerbatera Misiones a Molinos Río de la Plata y que, en todo caso, hay que investigar si esa empresa excede los límites en sus paquetes de mezcla. Es la misma línea argumental que utilizó su padre cuando se descubrió trabajo esclavo en una de sus chacras. La culpa se le atribuyó al contratista. 

Sin embargo, los intentos de despegarse de la compra de poleo, con un remito a nombre de Yerbatera Misiones, maniobra revelada por Eduardo Feinmann, periodista de La Nación+, desempolvaron otras polémicas declaraciones de Puerta, casualmente entrevistado por el mismo periodista. En un reportaje a fines de marzo, el diputado apostoleño que se autodefine como “productor” yerbatero, aseguró  que “el DNU (de desregulación) trajo un resultado mucho más positivo que el que teníamos con los precios fijados”. 

“A raíz del DNU 7023, obviamente se generó un gran revuelo en el sector. Principalmente en un sector de la política que estaba muy enquistado ahí en el instituto, pero lo que terminó sucediendo después de varios meses de discusión y demás es que finalmente hoy a nuestro sector productivo el precio lo fija el mercado como se dice y nos estamos manejando con valores de referencia”, argumentó el apostoleño, hijo de Ramón Puerta, quien gobernó Misiones en los 90, al mismo tiempo que la desregulación de Domingo Cavallo sumía en la miseria a miles de productores. 

Pero el joven heredero entinde que la desregulación de Milei no tendrá los mismos efectos. “Esto trajo un resultado mucho más positivo que el que teníamos con los precios fijados. Si nosotros vamos al precio que le había fijado el Estado, para el mes de marzo, por ejemplo, la materia prima costaría 200 y pico de pesos por kilo y hoy el valor de referencia está en el orden de los 370 pesos el kilo hoja verde”, aseguró Puerta. 

Te puede Interesar  La responsabilidad de gobernar

En rigor, el último precio regulado fue de 250 pesos por la hoja verde en marzo y los productores estaban pidiendo una actualización a 505 pesos para el 1 de abril. Hoy el mercado no está pagando 370 pesos, sino 300 en promedio y a 90 días de plazo, es decir que el aumento de la materia prima es de apenas el 20 por ciento, cuando la inflación acumulada desde diciembre es de 55,4 por ciento, sin contar la disparada de insumos básicos, como el combustible, que aumentó 122,13 por ciento en la era Milei. Es raro cómo hacen las cuentas en la oposición. Nadie tiene en cuenta a la inflación.

Sin embargo, Puerta insistió en que el precio “desregulado” es “mucho más competitivo para el productor y es un rendimiento mucho mejor para los pequeños productores”. ¿Serán los mismos que fueron al Obelisco a advertir sobre la miseria en la que puede volver a caer el sector?

En la práctica, la desregulación del mercado yerbatero deja en estado de vulnerabilidad a la familia productora, pero al mismo tiempo, la situación económica está afectando severamente a la industria. Los memoriosos advierten que nunca sucedió una crisis económica que alcance a toda la cadena. La caída del mercado interno ya alcanzó una baja del 12,3 por ciento en los primeros cuatro meses del año, en contraste con un cierre de 2023 que marcó un consumo récord: la salida de molino hacia el mercado interno fue de 285.430.373 kilos (casi diez millones de kilos más que en 2022). 

En abril fueron al mercado interno 18.560.486 kilos, 1,25 por ciento menos que en marzo y 21,28 por ciento menos que en el mismo mes del año pasado. El acumulado da 79.043.883 kilos, con una baja del 12,33 por ciento en relación con los primeros cuatro meses de 2023, cuando el consumo había superado los 90 millones de kilos. Los números parecen contradecir el discurso negacionista del hijo del ex gobernador. 

Lejos de lo que opina el neolibertario, la Provincia entiende que la economía yerbatera necesita ser atendida. El gobernador Hugo Passalacqua anunció esta semana dos nuevas líneas de crédito con el Banco Nación, que se sumaron a las dos presentadas la semana anterior a través del Banco Macro. Esta vez son para el sector forestal, por cuatro mil millones y otros cinco mil millones para la yerba mate, con Warrants como certificados de garantía, con el propósito de comprar materia prima e inmovilizarla, para, de este modo, impulsar una suba de precios que beneficie al pequeño productor. De esta manera, se asiste a secaderos y molinos, pero al mismo tiempo, se extiende una red de contención para el agricultor primario. Curiosamente ese respaldo permanente a la economía real, seduce a un sector de los jóvenes libertarios, que se animan a aportar su mirada en la provincia en un “blend” que en la Renovación reciben como enriquecedor. “La Provincia cuida el equilibrio fiscal y ayuda al desarrollo de la economía privada. Es la base de lo que propone Milei”, aseguran los jóvenes que se suman a la generación neo.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin