Brasil y Uruguay lideran la transición energética en América Latina en 2023

Datos del Foro Económico Mundial mostraron que, no obstante, los países de la región son los que más lento han progresado en transición energética en la última década

Compartí esta noticia !

Por Sebastián Osorio Idárraga / Bloomberg – Datos del Foro Económico Mundial mostraron que, no obstante, los países de la región son los que más lento han progresado en transición energética en la última década

Dos países sudamericanos y un centroamericano lideran el ‘Top 3′ de transición energética en América Latina, de acuerdo con la más reciente edición del Energy Transition Index del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés).

Brasil, Uruguay y Costa Rica ocupan las primeras casillas en la región, y se encuentran en las posiciones 14, 23 y 25 a nivel global, con resultados relevantes frente a otras potencias económicas en el mundo. Para este año, el puntaje promedio global de transición energética fue de 56,3, y estos países lograron 65,9, 63,6 y 63,5, respectivamente.

Pese a los resultados y las mejoras de algunos países frente a 2022, el WEF señala que las economías de América Latina son las que “más lentamente ha progresado”, con un aumento de la puntuación del 5% en la última década. “El grupo lidera la dimensión sostenible debido al uso intensivo de energía hidroeléctrica. Pero, sorprendentemente, su puntuación en inversión en energías renovables disminuyó un 65% en 10 años”, dice el informe.

Entre los movimientos relevantes en el ‘Top 10′ de la región están Colombia y México. El primero cayó de la casilla 29 a la 39 entre 2022 y 2023, mientras que el segundo de la casilla 52 a la 68, empeorando también su puntaje con respecto al resto del mundo.

La necesidad de innovar en tecnologías energéticas de nueva generación

A pesar del crecimiento más rápido de las tres dimensiones del triángulo energético (seguridad energética, sostenibilidad y competitividad), el WEF precisa que el resquicio de esperanza llegó en 2022 con las inversiones en energías renovables, que alcanzaron los US$ 1,3 billones a nivel global, un 19% que en 2021 y un 70% más frente a los niveles de 2019.

Te puede Interesar  Julián Björklund: “Oberá debe ser una ciudad que escuche a todos”

“En todo el mundo, los países han aumentado sus capacidades renovables. Una de las razones de ello es la amplia disponibilidad y madurez de las tecnologías renovables. Para aumentar el suministro de energía limpia y sus tecnologías asociadas, el panorama de la innovación de soluciones energéticas limpias debe impulsarse, incluidos los combustibles alternativos el hidrógeno y la captura y secuestro de carbono.

En cuanto a la región, se precisa que la iniciativa ‘Renovables en América Latina y el Caribe’, creada a finales de 2019, tiene como objetivo satisfacer el 70% del consumo de energía eléctrica del grupo con renovables para 2030.

El WEF dijo que LatAm debería centrarse en aprovechar su ventaja en recursos naturales para impulsar la innovación, promover asociaciones público-privadas para un mejor acceso al crédito e introducir reformas fiscales medioambientales para obtener beneficios a largo plazo.

América Latina produce varios minerales necesarios para las tecnologías de energía limpia y podría desarrollar su sector minero firmemente asentado para diversificarse en nuevos minerales. Para desbloquear nuevas mejoras, el grupo puede reforzar su entorno propicio, en el que volvió a mostrar un modesto crecimiento de apenas el 8% en 10 años”, expresó el WEF.

Al mismo tiempo, un documento publicado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe en marzo de este año, señaló que la región enfrenta desafíos a la hora de proveer energía a la población, más allá de su origen: 16 millones de personas todavía no tienen acceso a electricidad y 77 millones no tienen acceso a sistemas de cocción limpia.

“La situación actual de crisis en cascada y sus efectos para América Latina, incluyendo el aumento de la pobreza, una nueva década perdida en crecimiento económico, alta inflación y restricciones fiscales, han puesto en evidencia la fragilidad y vulnerabilidad de los sistemas energéticos de los países, con impactos negativos en la seguridad, equidad y sostenibilidad energética. Estas crisis han afectado de manera especial a los hogares de los quintiles más vulnerables, empeorando la situación de pobreza e inequidad”, dijo en su momento el Secretario Ejecutivo de la CEPAL, José Manuel Salazar-Xirinachs.

Te puede Interesar  Prefectura secuestró más de 800 kilos de marihuana en Montecarlo

Los primeros diez puestos en índice de transición energética en el mundo

A nivel global, el último informe del Foro Económico Mundial encontró que solo 41 países en el mundo han logrado un progreso constante de transición energética en la última década. Este es el Ránking Global (en paréntesis el puntaje ETI):

  1. Suecia (78,5)
  2. Dinamarca (76,1)
  3. Noruega (73,7)
  4. Finlandia (72,8)
  5. Suiza 72,4)
  6. Islandia (70,6)
  7. Francia (70,6)
  8. Austria (69,3)
  9. Países Bajos (68,8)
  10. Estonia (68,2)

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin