Cinco recomendaciones para potenciar la productividad de emprendedores

Las exigencias de fin de año requieren de una mayor planificación para poder hacer frente a los compromisos laborales sin sufrir consecuencias. Cuáles son las recomendaciones según una coach certificada por la Federación Internacional del Coaching.

Compartí esta noticia !

 El cansancio y las exigencias de fin de año pueden impactar en los niveles productivos de todo emprendedor. Es por esto que es importante tomarse el tiempo y organizar prioridades. Teresia LaRocque, Master Certified Coach de la Federación Internacional del coaching (ICF por sus siglas en inglés), afirma que la clave para evitar la caída de los resultados se encuentra en una palabra: planificación. 

En Argentina existen más de 1,6 millón de emprendimientos. Cada uno de ellos implica más que solo ofrecer un producto o servicio. La logística, el seguimiento, el pago de impuestos, todo el proceso productivo queda en manos de los emprendedores que pueden verse abrumados por esta diversificación de tareas.  

LaRocque enumera, entonces, 5 tipos de planificación que desde la perspectiva del coaching ayudarán a encontrar un equilibrio mental al momento organizar las actividades: 

  1. Planificación anual: Fin de año es el momento perfecto para dedicarle tiempo a determinar cuáles serán las metas para el próximo ciclo anual. Esto debe incluir tanto la planificación empresarial como la planificación de la vida, ya que ambas partes están conectadas en muchos niveles. 
  2. Planificación trimestral: Cada 3 meses es importante agendar un momento para repasar lo establecido en el plan anual y reorganizar lo que sea necesario. 
  3. Planificación Mensual: Ya sea al final o al principio de cada mes, es importante contar con  tiempo para determinar cuáles son los proyectos prioritarios en el marco de esos 30 días. 
  4. Planificación Semanal: Se recomienda realizar este momento de reflexión semanal  los viernes por la tarde (para que pueda relajarse durante el fin de semana) o los lunes por la mañana (para controlar la semana que viene). En esta instancia es importante preguntarse  “¿Cómo necesito distribuir mi tiempo para cumplir con mis prioridades y cumplir con mis compromisos?”. 
  5. Planificación Diaria: Es un hábito fundamental para el éxito. Al final de cada día se debe resumir y realizar un seguimiento del progreso obtenido. Además, es posible determinar las actividades del día siguiente para mayor organización. 
Te puede Interesar  Solo 39% de las empresas argentinas ya se ocupa de las ciberamenazas

En definitiva, la planificación es la clave de un negocio exitoso. Reconocer los aciertos y desaciertos en cada paso permitirá no solo aprender de los errores sino también potenciar los puntos fuertes de la estrategia. 

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin