Colombia grava bebidas azucaradas y comida chatarra

Gustavo Petro ya presentó su Reforma Tributaria: gravar en Colombia bebidas azucaradas y ultraprocesados, aumentar la base imponible y eliminar exenciones.

El flamante ministro de Hacienda de Colombia, José Antonio Ocampo, radicó este lunes 08/08 ante el Congreso el proyecto de reforma tributaria, que contempla las estrategias del gobierno de Gustavo Petro para cumplir la ambiciosa meta de recaudación que él anuncia desde la campaña presidencial.

La propuesta, en principio, explica que la ‘comida chatarra’, como también se le conoce a los alimentos ultraprocesados, es causante de enfermedades crónicas no transmisibles como la hipertensión, obesidad, diabetes y algunos tipos de cáncer. Obvio que esto provoca un incremento del gasto público en presupuesto de salud, por ejemplo.

Así, el Gobierno justifica la decisión en una recomendación de la Organización Panamericana de la Salud, que resalta la necesidad de reducir el consumo de este tipo de alimentos:

Este proyecto de ley propone la creación de un impuesto al consumo de la producción para su posterior venta e importación de alimentos ultraprocesados y con alto contenido de azúcares añadidos, considerando los potenciales efectos en la salud de los colombianos derivados del consumo de estos productos.

Leyó bien: hay nuevos tributos como el impuesto a las bebidas azucaradas y a alimentos ultraprocesados: excelente idea colombiana, en defensa de la salud de todos sus ciudadanos.

Mientras que esta categoría de productos en hogares de ingresos altos pesa un 0,28% en sus compras mensuales, en las familias vulnerables, según cifras del Dane, es 1,8%, y una situación similar ocurriría al gravar las papas fritas con el nuevo impuesto, ya que este producto pesa 1,7 vez más en la canasta familiar de una familia pobre que lo que representa para una de alto ingreso.

Con este proyecto de reforma tributaria,

  • se reducen las exenciones tributarias para las personas con ingresos superiores,
  • habrá mayor control a la evasión,
  • la tasa impositiva a las empresas no se subirá,
  • pero se limitarán los beneficios a algunas empresas,
  • se incluyen impuestos al car bono y
  • en beneficio de la salud pública, gravando puntualmente las bebidas azucaradas y alimentos ultraprocesados.

El impuesto a bebidas azucaradas se gravará en función del contenido de azúcar por cada 100 mililitros, mientras que el de los alimentos como snacks, embutidos y polvos para preparaciones, entre otros, será del 10% sobre el valor de cada uno de estos productos.

También se deja en firme la propuesta de acabar con los días sin IVA (se encuentra vigente un sistema de 3 días sin IVA).

Mientras que esta categoría de productos en hogares de ingresos altos pesa un 0,28% en sus compras mensuales, en las familias vulnerables, según cifras del Dane, es 1,8%, y una situación similar ocurriría al gravar las papas fritas con el nuevo impuesto, ya que este producto pesa 1,7 vez más en la canasta familiar de una familia pobre que lo que representa para una de alto ingreso.

Con este proyecto de reforma tributaria,

  • se reducen las exenciones tributarias para las personas con ingresos superiores,
  • habrá mayor control a la evasión,
  • la tasa impositiva a las empresas no se subirá,
  • pero se limitarán los beneficios a algunas empresas,
  • se incluyen impuestos al car bono y
  • en beneficio de la salud pública, gravando puntualmente las bebidas azucaradas y alimentos ultraprocesados.

El impuesto a bebidas azucaradas se gravará en función del contenido de azúcar por cada 100 mililitros, mientras que el de los alimentos como snacks, embutidos y polvos para preparaciones, entre otros, será del 10% sobre el valor de cada uno de estos productos.

También se deja en firme la propuesta de acabar con los días sin IVA (se encuentra vigente un sistema de 3 días sin IVA).

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password