Colorido homenaje a los migrantes

Fue en el marco de “Alma Guazú”, programa del ministerio de Cultura que promueve la inclusión y el bienestar de los adultos mayores a través de las expresiones artísticas y culturales.

El domingo, en la tarde, cuando el sol comenzó a aflojar y cedió espacio a un tenue pero refrescante viento, comenzaba en el cuarto tramo de la costanera posadeña, el espectáculo “Homenaje a los inmigrantes. Crisol misionero”, en el marco del programa Alma Guazú, que Cultura Misiones realiza en conjunto con la Asociación Civil Años Dorados, el Club De Abuelos Los Pinos y el CAMMP Corazón Ancestral.

El evento comenzó con una tanda de canciones folklóricas a cargo del músico Antonio Benítez. Luego, la Subsecretaria de Relaciones Públicas e Institucionales, Celina Jedlicka, se refirió a la política pública “Alma Guazú”, sus desarrollos y alcances. “La idea del programa es promover la inclusión de nuestros adultos mayores a las actividades culturales que se dan en la provincia. A través de distintas acciones y actividades, de formación, artísticas, de escucha, de compartir y canalizar emociones y expresiones, “explicó la profesora Jedlicka.

A su turno, la profesora Paula Vogel, quien lleva adelante estos talleres, expresó que en ellos “se busca integrar la palabra con el sentir del cuerpo a través del movimiento, la expresión y la interacción con los pares, y de este modo afianzar el bienestar y la seguridad liberando tensiones acumuladas. La gimnasia acerca al corazón haciendo sentir a los participantes seguros, íntegros y humanos”.

Emocionada por el evento y en el día de su cumpleaños, la representante del club “Corazón ancestral”, Pina Román Fleitas, recibió el afecto del público y contó que “este homenaje a los inmigrantes surge en 2017, cuando formábamos parte de la Secretaría del Adulto Mayor.  Lo mejor fue que gracias a este homenaje unimos clubes y centros de abuelos, y se dio un encuentro mágico”.

Tras los discursos, se dio rienda al despliegue de expresiones teatrales, de danza y al colorido de los laboriosos y logrados trajes típicos con los que, las distintas artistas, fueron representando a cada una de las corrientes inmigratorias que encontraron en Misiones, un refugio donde soñar un futuro.

“Es la primera vez que vengo a ver a mi abuela actuar. Me hace muy feliz verla contenta, activa, y eso es gracias al programa Alma Guazú que la mantiene conectada, con energías, aprendiendo nuevas expresiones y desarrollando una veta artística, que es algo que siempre le gustó. Estas actividades además fomentan mucho el compañerismo y tiene un impacto muy positivo sobre los adultos mayores” resumió Beatriz González, nieta de unas de las mujeres que protagonizó el espectáculo.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password