Confían en que el dólar pueda ayudar a la producción local de carne de cerdo

“Con este valor del dólar importar carne de cerdo es muy difícil”, aseguraron desde Cofra. El incremento del precio del ganado vacuno sumado al incremento del precio de la carne de pollo, ilusionan a los productores locales que esperan una recuperación para el año que viene.
La estrategia hoy es “sobrevivir”. Así resumen el momento por el que atraviesan desde el sector porcino en la Argentina. En Córdoba se realizó el Congreso Porcino Nacional y allí analizaron que la producción de cerdos en la Argentina, se encuentra pasando una de las crisis mas prolongadas de los últimos 10 años. Las actuales condiciones macroeconómicas vienen pegando duro y las alternativas de solución no se ven cerca, por lo que la estrategia actual es sobrevivir, aseguraron.
Sergio Peñalva, gerente de Producción Primaria de Cofra, precisó que en Misiones en 2017 se faenaron formalmente 63.000 cabezas porcinas, de las cuales 52.000 fueron faenadas precisamente por Cofra.
“Sin dudarlo, estos productores formalizados que cumplen con las exigencias legales relacionados al pago de impuestos, aportes y contribuciones, habilitaciones municipales, provinciales y nacionales, son los que sienten también la inequidad que ocasiona la informalidad temas de los que nadie habla ni por casualidad y estamos muy lejos de que se resuelvan”, cuestionó.
Puntualizó que todos los analistas hablan del sostenimiento de esta crisis, al menos hasta el fin de año y esperando una recuperación para el 2019 que “vendrá de la mano del incremento del precio del ganado vacuno; el incremento del precio de la carne de pollo; el exponencial incremento de las exportaciones de todas las carnes con la apertura de mercados antes vedados para los exportadores; pero todo esto atado a que las variables macroeconómicas comiencen a recuperar cordura”.
Añadió que “con este valor del dólar, importar carne de cerdo para comercializar en la Argentina, es muy difícil. Empieza a dejar de ser una alternativa para los grandes industriales radicados en nuestro país y propicia un mejor escenario para la producción local”.
Sin embargo, consideró importante tener en cuenta que al mismo tiempo las principales materias primas (maíz y pellet de soja) son commodities que cotizan en la bolsa de Chicago, obviamente en dólares. Los insumos para elaborar alimentos balanceados esenciales para las producciones intensivas, así como los medicamentos y vacunas, también rigen sus valores en dólares. “Por lo tanto, la suba del dólar desde marzo hasta la fecha, sólo marcan un panorama de zozobra para esta actividad en todo el país y por supuesto, también en Misiones”.

Peñalva señaló que todas las medidas de contingencia, que se concentraron en la mejora de la eficiencia productiva, la disminución de gastos, el control estricto de todas las matrices de costos, el replanteo de planes sanitarios y la presión sobre los proveedores, no alcanzan. “Hemos eliminado nuestros márgenes, y hoy, solamente queda determinar cuánto estamos dispuestos a perder, esperando un cierre de año positivo, nos permita compensar las esas pérdidas”.
“La realidad es que hoy el ajuste lo está haciendo el pueblo, con la pérdida de poder adquisitivo marcado por la inflación y la depreciación de la moneda. Necesitamos de nuestros gobernantes no solo gestos sino más bien hechos concretos que devuelvan la esperanza al pueblo para que todos podamos salir adelante”, indicó.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password