Crisis yerbatera: El INYM, los intendentes y el ministerio del Agro hacen un frente común y van mañana a Buenos Aires a pedir soluciones

Un grupo de nueve intendentes, autoridades del INYM y el ministro del Agro, José Luis Garay, viajarán mañana a Buenos Aires para pedirle a la Secretaría de Agricultura soluciones ante la crisis yerbatera que afecta a los productores y a los tareferos y que los tiene cortando rutas desde hace un tiempo, aquejados por el no cumplimiento de los precios pactados.

Como previa a este viaje y armando un frente común, los intendentes y el directorio del INYM firmaron hoy en Posadas una declaración en donde le piden a la Administración Federal de Ingresos Públicos y a Rentas de la Provincia que realicen en forma conjunta las inspecciones por el cumplimiento del precio de la yerba de $5,10 el kilo de hoja verde.

De esta forma, buscan seguir generando señales de atender la crisis yerbatera que por ahora resulta incontenible y que tiene a los productores amenazando con un yerbatazo en un par de semanas en Plaza de Mayo, donde quieren repartir 20.000 bolsas de yerba y hacer visible la crisis que padecen.

En la declaración firmada hoy, los intendentes solicitan “se articulen acciones para que las distintas inspecciones que se realicen por parte del INYM en el marco de la Ley 25.564 esan realizadas en conjunto por la Adiminstración Federal de Ingresos Públicos y la Dirección General de Rentas y los ministerios de Trabajo de Misiones y Corrientes”.

El INYM fijó el precio de la materia prima en $5,10 el kilo de hoja verde, pero hoy se está pagando cerca de 3 pesos por la sobreoferta de yerba. El organismo ha reconocido que sus inspecciones son ineficientes porque “en los papeles” se hacen figurar los valores oficiales. Es por eso que desde hace un tiempo distintas voces del INYM y de la Secretaria de Agricultura vienen solictando la intervención de la AFIP, “que tiene mayor poder de policía” para controlar estas maniobras.

Otras medidas que proponen es realizar “las modificaciones necesarias a la legislación que regula el Contrato de Maquila a fin de excluirlo de la actividad yerbatera, por considerarse perjudicial a los fines del cumplimiento de precios”.

La declaración fue firmada por el titular del INYM, Alberto Re, casi todos los miembros del directorio, y un grupo de intendentes entre los que se encuentran Bruno Beck (Andresito), Carlos “Kako” Sartori (Campo Grande), Victor Seriuk (General Alvear), Juan Carlos Rios (Campo Viera), Carlos Fernández (Oberá), Mario Vialey (Apóstoles), Juan Angel González (Alberdi), entre otros.

El INYM ayer emitió otra resolución buscando paliar la crisis con dos medidas que apuntan a reducir la sobreoferta de yerba, como la extensión de la suspensión de cosecha y la sugerencia de no plantar nueva yerba en las campañas de 2018 y 2019.

Para los productores son medidas insuficientes, de escaso impacto. El INYM está evitando discutir la “cupificación” de la yerba, contemplada en el artículo 9 de la ley que dio vida al organismo, un mecanismo que nunca se puso en práctica en los 15 años de vida del mismo.

Más allá de las señales y las gestiones, todo parece indicar que lo único que puede frenar las protestas y manifestaciones es el efectivo cumpliento de los precios acordados. Por ahora, con esta nota “a quien corresponda”, el INYM está pidiendo ayuda a los organismos fiscales nacionales y provinciales y al mismo tiempo, está reconociendo la propia ineficacia para hacer cumplir el precio legal de la materia prima.

Implicitamente, también está reconociendo que existen maniobras de evasión impositiva en la cadena yerbatera, aunque no se conoce que el organismo haya realizado denuncia alguna ante los entes recaudadores

La crisis avanza, y las medidas del INYM no parece suficientes para contenerla. En los últimos cinco días hábiles el organismo produjo las siguientes decisiones:

-El viernes resolvió, en reunión con el subsecretario de Agricultura, crear una Comisión para estudiar soluciones a la crisis yerbatera. Las protestas continuaron.

-Ayer resolvió extender la suspensión de cosecha y “sugerir” que no se realicen nuevas plantaciones en 2018 y 2019. Las protestas siguieron.

-Hoy firmaron una nota con los intendentes de zonas yerbateras y mañana viajan a Buenos Aires a pedir ayuda de Nación.

Todo parece indicar que lo que falta es una fuerte decisión política y lo que sobran son las reuniones, “comisiones de estudio” y pedidos “a quien corresponda”.

 

 

Martin Boerr

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password