Dujovne presentó Presupuesto 2019: caída del PBI, inflación de 23% y dólar promedio por encima de $ 40

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, presentó formalmente este lunes el proyecto de ley de Presupuesto 2019, el cual sostuvo que “es austero” pero “con prioridades claras”.
En su exposición ante diputados, el funcionario no mencionó el valor del dólar -que se estima en 40,10-, dijo que habrá una “inflación de punta a punta” del 23% y reconoció que la actividad caerá un 0,5%.
“Esperamos el acompañamiento del Congreso a este presupuesto, ya que será una señal muy importante para reducir la incertidumbre sobre el proceso económico de la Argentina”, sostuvo el funcionario, que estuvo flanqueado por el secretario de Hacienda, Rodrigo Pena, y el de Finanzas, Santiago Bausili.
Además, lo acompañaron el diputado Luciano Laspina y el senador Esteban Bullrich, ambos presidentes de las Comisiones de Presupuesto y Hacienda de sus respectivas Cámaras.
Al comienzo de la exposición, que duró menos de 20 minutos, Dujovne habló de “un presupuesto con equilibrio fiscal primario”, remarcando la necesidad de la “sustentabilidad de las cuentas públicas” para reducir las vulnerabilidades de la economía ante los shocks.

“Lamentablemente la Argentina ha tenido equilibrio fiscal durante muy pocos años en las últimas décadas: de hecho los últimos 60 años tuvimos en promedio un déficit primario consolidado del 2% del PBI”, precisó.
El funcionario recordó que debían resolver el déficit bajando el gasto y “resolviendo la deuda social heredada”. Aseguró que desde 2015 a 2018 lograron bajar el gasto primario de la Nación en 2,3 puntos, y hasta 2019 habrá bajado en 4 puntos del PBI.
“En 2016 bajamos el gasto en 0,3 en términos reales; en 2017 en 3%; en 2018 proyectamos que baje en 6% y para 2019 proyectamos una reducción de 7,7% real”, detalló.
Según Dujovne, el próximo año el gasto en jubilaciones, pensiones contributivas y asignaciones familiares aumentará en 0,2 puntos porcentuales, llegando a 10,1 del producto, “el máximo de la historia”.
El titular de la cartera de Hacienda resaltó que la economía “venía de crecer siete trimestres consecutivos”, pero “ocurrieron una serie de shocks que nos apartaron transitoriamente del sendero de crecimiento”. Por eso estimó que en 2018 habrá una contracción económica de 2,4% anual.
En tren de citar los trastornos que el Gobierno debió afrontar, mencionó “la sequía más intensa de los últimos 50 años, la suba de las tasas de interés en Estados Unidos, que redujo la liquidez global y generó una salida de capital de las economías emergentes”. Mencionó luego a Brasil, Turquía y las peleas entre Estados Unidos y China, todo lo cual “aumentó la incertidumbre global”.
Para terminar refiriendo a “los sucesos judiciales”, en alusión a la causa de corrupción de los cuadernos, que tuvo su “incidencia directa y negativa en la economía en el corto plazo”.
“Estos shocks llegaron cuando todavía no habíamos terminado de corregir los desequilibrios heredados, y Argentina todavía tenía un elevado déficit fiscal”, señaló, para decir que el gobierno actual también heredó “un mercado financiero doméstico disminuido, tras años de desincentivos; años de inflación elevada hicieron que a la economía argentina le costara absorber el impacto de shocks”.
Por eso, Dujovne argumentó que decidieron “avanzar más rápido hacia el equilibrio fiscal”. Las metas de resultado fiscal primario pasaron de ser a principio de año de 3,2 para este año, 2,2 para 2019 y 1,2 del producto para 2020, a 2,7; 0 y 1 punto de superávit primario en el año 2020, respectivamente.
“Estos cambios implican un ahorro de 5 puntos del producto entre 2018 y 2020, lo que equivale a unos 25.000 millones de dólares”, abundó el ministro, que reconoció que la desaceleración de la actividad, la inestabilidad cambiaria y la aceleración de la inflación “impactan negativamente sobre la situación económica de los argentinos y su calidad de vida”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password